Mayra Caiza / La línea de fuego

08/02/2017

DESPLAZADOS: VÍCTIMAS DEL ESTADO DE EXCEPCIÓN Y LA MINERÍA

 

Llegaron en la noche con tiroteos y ráfagas a la comunidad de Tsuntsuim, ubicada en el cantón San Juan Bosco, provincia de Morona Santiago. Eran las 19:00 del 17 de diciembre de 2016. Así, a  una semana de celebrar Navidad, el Ejército ecuatoriano incursionó en la comunidad shuar Arutam.


Esa noche, Mariana Nankameri, mujer shuar de 38 años, no pudo dormir. Salió de su comunidad cuando los militares ingresaron. “Nos atacaron, no podíamos estar en la casa porque decían que a las mujeres les iban a violar y yo tengo una hija menor y otra estaba embarazada. Salimos con mi esposo, yerno e hijos y caminamos sin linterna, desde las 19:00 hasta las 06:00 cuando amaneció.  Los niños lloraban y yo lloraba. Mis hijos menores no podían caminar, mi esposo le cargó al uno y yo al otro. Esa noche mi hija de 15 años estaba embarazada de tres meses, pero como íbamos sin linterna, ella se había caído, se había rodado y tenía un golpe, cuando llegamos a los dos días empezó con dolores. Le lleve al hospital, estaba muy mal y perdió el bebé”.

Daniel Véjar

Luis Ángel Saavedra

16/01/2017

Gobierno Obcecado en hostigar, reprimir y silenciar 

 

 

 

 

Personas detenidas arbitrariamente, organizaciones hostigadas y cerradas, poblaciones sitiadas, dirigentes escondidos en la selva, periodistas impedidos de investigar la verdad y la corrupción como telón de fondo, tal es el escenario con el que Ecuador inicia el año 2.017 en materia de derechos humanos.

Christian Paula

10/01/2015

A nosotrxs tambien nos torturan

Tortura LGBTI en Ecuador

 

 

El Informe de la Comisión de la Verdad (2010) asigna en su primer tomo un análisis sobre los derechos de la población LGBTI en Ecuador denominado “Homofobia y transfobia: violencia y discriminación contra el colectivo LGBTI en la década de 1990 y 2000” en donde se evidencia la agresión social e institucional que vivió la población LGBTI en las dos décadas revisadas. En este documento se dividen la vulneraciones en diversas áreas, siendo estas las siguientes:

Comunicación INREDH

16/12/2016

Comunicado Nankints: La violencia genera violencia

 

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, ante los sucesos dados en el campamento minero La Esperanza, en San Carlos Panantza, Morona Santiago, donde se pretende desarrollar el proyecto minero a gran escala de la empresa minera china Explorcobres, EXSA, manifiesta lo siguiente:

1. Rechazamos los distintos tipos de violencia que convergen en el caso. En particular la violencia ejercida por Estado central que usurpó el territorio Shuar y pretende realizar una actividad a gran escala sin contar con el consentimiento previo de la nacionalidad. La escalada de violencia es producto de dicha ilegalidad.

Comunicación INREDH

01/12/2016

Gobierno inició cacería de brujas en Nankints

 

 

Como ya estaba anunciado, el gobierno nacional inició una cacería de brujas en Nankints para silenciar a la nacionalidad shuar y evitar más acciones de protesta contra la implementación del proyecto minero que lleva adelante la compañía china Explocobre S.A. (EXSA).

En efecto, desde el día de ayer, 30 de noviembre, se han llamado a 41 shuar a presentar sus versiones sobre la toma del campamento de la empresa minera, acaecido el pasado 21 de noviembre; esta diligencia se realizará en la Fiscalía de Gualaquiza hasta el próximo 10 de diciembre, tal como lo informó el abogado Tarquino Cajamarca, del equipo legal de INREDH que ha asumido la asistencia jurídica en este caso.  

Consejo Directivo INREDH

28/11/2016

Comunicado INREDH

"Nankints: un grito de rebeldía frente a la prepotencia"

 

 

Los acontecimientos suscitados en Nankints, ubicado en  la provincia de Morona Santiago, al sur del país, develan la actitud prepotente del gobierno ecuatoriano que ha buscado imponer su política extractivista haciendo caso omiso a los derechos de las comunidades afectadas, los cuales no pueden ser sometidos a intereses económicos; más aún cuando los cálculos económicos no se compadecen con los volátiles precios que tienen en el mercado los minerales a explotarse, los que están cayendo sistemáticamente, ni toman en cuenta el inmenso pasivo ambiental y social que este proyecto dejará a su paso.