Comunicación CONAIE

01/03/2017

Confenaie y Conaie denuncian violación a los derechos humanos en territorio Shuar

 

Gualaquiza, 28 de febrero de 2017

 

#SOSPuebloShuar

 

Una comitiva conformada por la dirigencia de Confeniae, Conaie y Ficsh realizó una inspección de campo  respecto a las consecuencias del estado de excepción en la provincia de Morona Santiago provocados por los proyectos mega mineros contra el pueblo Shuar de Nankints

 

Tras un trabajo sistemático y prolijo de recopilación de información de los afectados directos en las comunidades de base, hemos podido constatar la gravísima afectación a los derechos humanos de los comuneros de 4 centros Shuar, mismos que denunciamos y rechazamos enérgicamente con los siguientes datos confirmados:

 

- 1 comunero gravemente herido con quemaduras de tercer grado producto de bombas incendiarias de fabricación industrial plantadas por el ejército en la comunidad Tsuntsuim (todavía sin atención médica)

 

- 1 comunero herido con bala de alto calibre por parte del ejército (recuperado tras dos meses de sanación con medicina ancestral)

 

- Decenas de bombas incendiarias de fabricación industrial colocadas por el ejército en casas y fincas de la comunidad Tsuntsuim

 

- 35 familias y 150 personas desplazadas en la comunidad Tink (aún no cuantificado el numero total de desplazados en otras zonas)

 

- 4 centros Shuar directamente afectados con desplazamiento forzado tras la completa militarización de sus territorios: Nankints, Tsuntsuim, San Pedro, Kutukus.

 

- Más de 80 niños, mujeres embarazadas, bebés y ancianos afectados psicológicamente  por la pérdida de sus casas, cultivos, animales domésticos y la salida forzada de sus tierras producto de la invasión militar a sus comunidades. 

 

- Más de 60 niños, niñas y adolescentes en edad escolar no han tenido acceso a la educación en sus respectivos establecimientos.

 

- 40 líderes locales perseguidos y más de 60 criminalizados a nivel de la Amazonía por el caso Nankints.

 

- Más de 15 centros Shuar sufren impactos directos de la mega minería en las 41.700 hectáreas que abarca el proyecto minero San Carlos Panantza.

 

Los comuneros no tienen garantías para regresar a sus comunidades y la situación de calamidad y hacinamiento está vigente sin que desde el estado se haya hecho el menor intento de dar solución a un conflicto que persiste por la incapacidad del régimen para entender que el tema de fondo entorno a la conflictividad en territorio Shuar radica justamente en la mega minería en el sur oriente ecuatoriano.

 

Ante estos hechos irrefutables exigimos determinantemente al gobierno ecuatoriano que reconozca los hechos y no oculte el gravisimo atentado contra los derechos humanos del pueblo Shuar, 2 meses de Estado de Excepción sólo han justificado la militarización del territorio con la profunda afectación a los derechos colectivos de los pueblos y nacionalidades.

 

Exigimos la desmilitarización total del territorio Shuar y la reparación de los daños causados por la acción inconsciente de las fuerzas armadas bajo las órdenes del estado ecuatoriano, único y directo responsable de la violencia que supuestamente rechaza pero que al contrario ha generado al militarizar el territorio Shuar.

 

Exhortamos a los organismos nacionales e internacionales derechos humanos a velar por el resarcimiento de los derechos vulnerados del pueblo Shuar y a las organizaciones sociales, opinión pública y comunidad en general a sumarse en acciones de solidaridad ante los atropellos cometidos.

 

Consejos de Gobierno de Confeniae y Conaie