Para callar las armas, hablemos los pueblos

Categoría: No Bases Creado: Lunes, 17 Octubre 2016 12:06
Visto: 1951

Helga Serrano

09/10/2008

“PARA CALLAR LAS ARMAS, HABLEMOS LOS PUEBLOS”

INFORME  II ENCUENTRO HEMISÉRICO FRENTE A LA MILITARIZACIÓN

“PARA CALLAR LAS ARMAS, HABLEMOS LOS PUEBLOS”

La Esperanza, Intibucá, Honduras 2-6 de octubre de 2008

 

Elaborado por: Helga Serrano

 

En el marco del objetivo de fortalecer las acciones frente a la militarización de la región y fortalecer la  Red No Bases América Latina y Caribe, participé en el II Encuentro Hemisférico Frente a la Militarización.  Los objetivos del Encuentro eran definir una agenda y plan de acción común frente a la militarización, así como elaborar estrategias para enfrentar las bases militares extranjeras, la presencia de la Cuarta Flota y la militarización presente en diversas dimensiones de la vida cotidiana.  Como Red No Bases ALyC presenté el caso de Ecuador en la Plenaria inicial y facilité el Taller de la región Sud América, resultando luego elegida coordinadora por Sud América para el trabajo regional futuro de desmilitarización.

 

En el encuentro participaron 800 personas, muchas de ellas de organizaciones indígenas y de pueblos afros de Honduras, además de representantes de 27 países.  Participé conjuntamente con Gualdemar Jiménez de SERPAJ y la Coalición No Bases Ecuador.

 

El evento se realizó en una triple dinámica.  Primero, se realizaron varias mesas temáticas en los cuales se cruza la militarización con:  derechos humanos, pueblos indígenas y negros, diversidad sexual, presos políticos y desapariciones forzadas, patriarcado, criminalización de jóvenes, reclutamiento forzosos y movimientos antiguerra en Estados Unidos, migración, movimientos campesinos y soberanía alimentaria, recursos estratégicos y energía, estructura militar de la dominación incluyendo bases militares, Escuela de Américas y Planes,  IV Flota, Plan Colombia, Triple Frontera,  Comunicación y terrorismo mediático, financiamiento militar y deuda externa, elecciones en Estados Unidos y relación con ALC, Plan Puebla Panamá, IIRSA y TLCs.

 

Segundo, se presentaron casos de cada país.  Presenté el caso de Ecuador con la salida de los militares estadounidenses de la Base de Manta, así como los artículos en la Constitución que se relacionan con los temas de militarización, bases, etc.  Hubo muchos aplausos y felicitaciones al pueblo de Ecuador por sus logros.  Cada país presentó los casos de militarización, por lo cual se profundizó en el conocimiento de lo que ocurre en nuestra América.

 

Tercero, realizamos un trabajo de planificación de estrategias y acciones,  así como insumos para la declaración, que fueron incorporados a partir de las propuestas de las diversas mesas.  La división se realizó de la siguiente manera:  Norte América (incluye el Norte de México), MesoAmérica (incluye el  Sur de México), Sud América y Caribe.  En Sud América definimos los principales ejes en la abolición de las bases militares extranjeras –para que los soldados estadounidenses no se trasladen de la base de Manta a otra ciudad del continente-, una campaña contra la IV Flota, la no militarización de la Triple Frontera, la eliminación del Comando Sur, el cierre de la Escuela de las Américas, la abolición de las leyes antiterroristas que criminalizan la protesta social , una campaña por la desmilitarización de los territorios de los pueblos indígenas y campesinos   y una actividad grande en el Foro Social Mundial en Belem do Para en enero 2009. En cada país se estableció un punto de contacto para continuar con los planes definidos, así como puntos regionales.

 

Conocimos más de cerca la situación de la Base que Estados Unidos mantiene en Soto Cano/Palmerolas en Honduras, realizando también una manifestación en las puertas de la base, con un ataque de aviones de papel, entre otras actividades.  Tuvo una buena cobertura de medios, por lo cual se realizó una rueda de prensa en la cual fui solicitada presentar la declaración final frente a los medios.

 

Compañeros y compañeras que luego del evento de Honduras participaron en Guatemala en el Foro Social Américas que se realizó del 8 al 12 de octubre, compartieron los resultados del II Encuentro Hemisférico frente a la Militarización en un Mesa sobre el mismo tema.

 

                

  1. RESUMEN DECLARACION FINAL ENCUENTRO

“Para callar las armas, hablemos los pueblos", La Esperanza, Intibucá, Honduras, 3 al 6 de octubre de 2008

 

Durante los días 3 al 6 de octubre en La Esperanza, Intibucá, Honduras, se llevó a cabo el II Encuentro Hemisférico Frente a la Militarización donde se dieron cita más de 800 delegadas y delegados de 175 organizaciones y de 27 países (México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Cuba, Haití, República Dominicana, Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Uruguay, Paraguay, Colombia, Venezuela, Brasil, Puerto Rico, Australia, España, Italia, Holanda, Estados Unidos y Canadá), así como hermanas y hermanos de los Pueblos Originarios de Indoamérica (Mapuche, Aymara, Mayas, Lencas, Garífunas, Chorotegas, Emberá katíos del Altosinú, entre otros).


Frente a la crisis del sistema capitalista se alza en el mundo una crisis múltiple (energética, alimentaria, ambiental, financiera, social y política). Con ello, la militarización se agudiza y sus efectos se recrudecen en el intento del sistema por controlar los espacios, los mercados y los recursos naturales. En nuestro hemisferio la militarización se hace evidente de múltiples formas. En su sentido más amplio, la violencia militar, institucional y policíaca son parte de esta continua escalada de represión, ocupaciones y saqueo de recursos naturales, que responde a la imposición del modelo económico neoliberal.


En este contexto, desde el movimiento social luchamos por nuestros derechos, tierras y territorios. Por eso, diversas redes y organizaciones del continente nos hemos vuelto a articular en un esfuerzo estratégico y urgente para retomar voluntades y definir líneas de acción que permitan avanzar de modo más coordinado y efectivo ante la amenaza continental y global que representan la militarización, las guerras y la represión.

   
Ante ello consideramos:

 

* Que la militarización es el principal factor de la violación de los derechos humanos fundamentales, como los derechos a la vivienda, la salud, la educación, etc., y en especial los derechos generales y particulares de los pueblos indígenas y negros;


* Que la militarización también se expresa con violencia, represión e intolerancia a la diversidad sexual, obstaculizando la creación de una cultura inclusiva y de paz para todas y todos sin discriminación;


* Que la militarización genera saldos de presos políticos, torturas y desapariciones forzadas y una fuerte criminalización hacia los jóvenes y maras, con consecuencias no sólo individuales sino también colectivas;


* Que la militarización es la máxima expresión del patriarcado, donde las mujeres son las principales víctimas de la violencia, sus cuerpos se convierten en el campo de batalla y son consideradas botín de guerra;


* Que la militarización se basa en prácticas de reclutamiento forzoso y engañoso que violan los derechos y rompen con el futuro de los jóvenes, lleva a la represión de movimientos antiguerra;


* Que la militarización genera un mayor número de migrantes que son criminalizados bajo las leyes antimigratorias aprobadas en los EE.UU. y la Unión Europea, y son víctimas de violaciones de sus derechos humanos; la militarización de las fronteras lleva a la muerte de miles de personas a manos de las fuerzas de seguridad o en el intento de cruzar las fronteras, siendo los más vulnerables las mujeres y los niños;


* Que la militarización constituye una amenaza a los movimientos campesinos debido a la represión de sus demandas por reformas agrarias integrales y soberanía alimentaria;


* Que la militarización es el mecanismo de control del capital sobre los recursos estratégicos y la energía, y viola los derechos de las comunidades sobre ellos y sus decisiones sobre su tierra y territorios;


* Que el capitalismo no puede existir sin su estructura militar de dominación. En nuestro hemisferio esta estructura actualmente incluye la Iniciativa Mérida, el Plan Colombia, el ASPAN, las bases militares, la Escuela de las Américas, el Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica, la Fuerza Delta, el Comando Sur, la Cuarta Flota;


* Que la militarización va acompañada de un terrorismo mediático, de una estrategia de manipulación y de miedo, de una ideología militar caracterizada por el colonialismo mediático, entre otras formas de dominio y enajenación;


* Que la militarización se alienta con la supuesta "guerra contra el narcotráfico" como la perfecta excusa para militarizar la sociedad y las estructuras del Estado;


* Que la militarización es la respuesta a la criminalización de la protesta social concebida como amenaza al sistema de dominación bajo las llamadas "Leyes antiterroristas" que siguen  el modelo estadounidense de la Ley Patriota;


* Que la militarización impulsa el crecimiento del presupuesto militar, favoreciendo a su gran industria en los sectores público y privado, generando deudas externas, y desviando recursos que podrían destinarse a satisfacer los derechos económicos, sociales y culturales;


* Que la militarización es un instrumento para la implementación y la seguridad de los megaproyectos de infraestructura e inversión del gran capital transnacional, como son los casos del Plan Puebla Panamá, la Iniciativa de Infraestructura Regional para Suramérica (IIRSA), los Tratados de Libre Comercio y los Acuerdos de Asociación.

   
EXIGIMOS: 
  
            1) El cierre definitivo de todas las bases militares norteamericanas y de cualquier otra nación extranjera en América Latina y el Caribe, y la prohibición a los traslados o aperturas de nuevas bases en nuestro continente;


            2) La cancelación inmediata de la IV Flota que vulnera la soberanía de los pueblos;


            3) El retiro inmediato de la Minustah en Haití y su reemplazo por delegaciones de solidaridad, cooperación técnica, reconstrucción, así como la cancelación de la deuda externa ilegítima que lo ahoga;


            4) La cancelación de proyectos de infraestructura y megaproyectos que violan el pleno derecho de la población latinoamericana, indoamericana y caribeña a  sus territorios y recursos ancestrales;


           5) El fin del Plan Colombia y la Iniciativa Mérida que profundizan la injerencia militar norteamericana y contribuyen a la militarización de nuestros países;


            6) La anulación de todas las leyes antiterroristas que atentan contra los pueblos y criminalizan la lucha social;


            7) El pleno respeto de los derechos de las mujeres y el fin inmediato de la violencia sexual, la prostitución y la trata de mujeres donde están ubicadas las bases militares y las zonas de conflicto;


            8) El retiro de tropas norteamericanas y todo intento de militarización de la Triple Frontera, y respeto a los territorios y soberanías de los pueblos del sur.


             9) El reemplazo del modelo militarizado de "guerra contra el narcotráfico" con medidas de participación ciudadana, salud comunitaria, etcétera;


            10) El pleno respeto de los derechos de los migrantes y la cancelación del "muro de la vergüenza" en la frontera EEUU-México;


            11) El respeto a nuestro derecho a tener, manejar y operar nuestros propios medios de comunicación; hacemos un llamado al fortalecimiento y a la creación de redes de medios propios, indígenas, populares, comunitarios y alternativos, así como a recuperar espacios públicos para la comunicación directa;


            12) Acceso a la información inmediata y precisa sobre cuánto del presupuesto nacional se dedica a financiar la militarización, para poder “desarmar” dichos presupuestos y exigir que los recursos se utilicen para el bienestar de toda la población; 


            13) El levantamiento del bloqueo a Cuba sobre todo en este momento en que sufre, junto a los hermanos y hermanas de Haití, las consecuencias de los huracanes Gustav e Ike;


            14) El fin de la violencia secesionista y la intervención del gobierno de los Estados Unidos en Bolivia.


  
Los participantes del II Encuentro contra la Militarización,


- Saludamos la decisión del pueblo y el gobierno ecuatoriano de cerrar definitivamente la Base militar de Manta en 2009.


- Nos solidarizamos con el pueblo boliviano y su lucha por la integridad de su territorio y su soberanía.


- Saludamos la construcción de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) sobre la base del respeto irrestricto de los derechos humanos y de relaciones de equidad.


Considerando todo lo anterior, reafirmamos nuestro compromiso de luchar por un mundo y un continente desmilitarizado, desarmado, libre de guerra, miseria y violencia. Estos días han permitido que profundicemos en el conocimiento de la realidad común que enfrentamos, así como identificar y formular las líneas de acción estratégicas que, como movimientos populares, nos permitan enfrentar la permanente agresión y criminalización que sufren nuestros pueblos y movimientos. Esto queda reflejado en nuestro Plan de Acción continental contra la militarización, que por medio de Campañas y Acciones a nivel de base y con proyección nacional y continental, nos posibilitará alcanzar en un día no lejano el sueño de vivir libres de violencia, exclusión y guerra.


“¡Para callar las armas, hablemos los pueblos!”  - “¡Con la fuerza ancestral de Iselaca y Lempira, se levantan nuestras voces de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!”

 

  1. ACUERDOS REGION AMÉRICA DEL SUR

Elemento para la Declaración final

Denunciamos las consecuencias de la militarización en cuanto que:

 

  1. Las bases militares extranjeras atentan la soberanía de los pueblos.  promueven la violencia  sexual, prostitución y trata de personas.  Se establecen a través del terrorismo, la intimidación y la humillación.  Y generan desplazamiento, inmigración y asesinatos.

 

  1. La militarización afecta la vida cotidiana de las personas y se inserta con el intento de naturalización de la presencia militar.  Además se alimenta del reclutamiento de jóvenes de nuestros pueblos como fuerza represiva para la ocupación de otros territorios.

 

  1. Atenta la soberanía y autodeterminación de los pueblos, a través de la explotación, saqueo  y depredación de los recursos naturales, la mutilación de las culturas y la ocupación de los territorios.

 

  1. Llamamos la atención sobre la existencia de la cuarta flota,  que es un amenaza para toda América Latina. 

 

  1. Repudiamos la ocupación de Haiti y exigimos el retiro inmediato de las tropas extranjeras.

 

  1. Rechazamos la intervención político militar del gobierno de EEUU en Bolivia, que viola su soberanía y la auto determinación de su pueblo y su forma de  gobierno.

 

  1. Condenamos la injerencia militar estadounidense a través del Plan Colombia, Plan Mérida, Escuela de las Américas, los operativos y entrenamientos conjuntos con los Estados Unidos.

 

  1. Condenamos los tratados comerciales y de inversión bajo la figura de TLCs u otros que anulan la soberanía de los pueblos.

 

  1. Condenamos las nuevas formas de militarización concretizadas en la seguridad privada y los paramilitares. 

 

  1. Condenamos las formas de financiación a través de la coodependencia establecida con las instituciones financieras y la deuda externa.

 

  1. Denunciamos el fenómeno del narcotráfico como practica que supone la militarización de diversos espacios.

 

  1. Rechazamos la criminalización de la lucha social y la formulación de leyes antiterritorias terroristas usadas para desligitimar y reprimir de los movimientos sociales. 

 

  1. Denunciamos la construcción de nuevas formas de militarización: para-militarización y  seguridad privada.

 

  1. Condenamos  la impunidad de los violadores a los derechos humanos.

 

  1. Denunciamos el uso del cuerpo de las mujeres  como trofeo de guerra y la violencia contra las feministas latinoamericanas.  Es necesario impedir que se continúe con la proceso de privatización de derechos sexuales y derechos reproductivos.

 

ACUERDOS PARA PLAN DE ACCION AMÉRICA DEL SUR

Ejes de trabajo

Actividades

- Involucrar a otros sectores diferentes a los ya establecidos en nuestros canales de comunicación.  Como artistas, periodistas, famosos (as) y otros.

- Establecer incidencia creando alianza con parlamentarios, partidos que puedan incidir dentro del gobierno en la toma de decisiones y cambio de la legislación. Incidencia en los organismos regionales.

- Sistematizar e informar los casos particulares a cada país

- Crear productos comunicacionales (folletos, tips de radio, otros) para ser divulgados a todo tipo de personas.  

- Realizar actividades de celebración cuando se realiza una expulsión de bases militares, con actividades simultáneas.

- Materiales de educación popular

- Contextualizar nuestras luchas, considerar lo que ocurre en medio oriente y el ataque Israel a Palestina, tema OTAN, crisis financiera, etc.

- Compartir calendario de actividades de resistencia y propuesta

 

 

 

                                                        

- CAMPAÑA CONTRA BASES MILITARES. -  declaración de repudio de las bases militares extranjeras en América Latina y el Caribe,  la presencia militar estadounidense en la triple frontera y exigencia de su expulsión y rechazar acusación de terrorismo en triple frontera.

. Exigimos la no reubicación de las bases militares extranjeras en otros territorios latinoamericanas y caribeños cuando salen de un país, como en el caso de Manta Ecuador o la reubicación de Palmerola

. Celebrar salida de militares estadounidenses de la Base de Manta en agosto 2009 en Ecuador.

. Hacer un llamado para que el gobierno de los Países Bajos no renueve el convenio para el uso de la base militar en Curazao firmado con el gobierno de EEUU que vence en 2009.

. Establecer un día anual de rechazo a las bases militares.

. Buscar que el tema de bases militares sea tratado en el Foro Social Mundial.

. Iniciar una campaña mundial para lograr un tratado de abolición de bases militares extranjeras

. Visibilización de los impacto en las mujeres, incluyendo la violencia de género,  por la presencia de bases militares.

 

CUARTA FLOTA

- Campaña continental contra  la cuarta flota, que incluye, entre otros: intercambio de información, encuentro específico sobre el tema, relacionarnos con campañas de Grecia y Japón que tienen experiencia, compartir información de seminario en Brasil sobre cuarta flota en Noviembre 2008, evento en FSM en Belem do Para, sumar organizaciones a campaña ya vigente de Brasil, difundir materiales  que se elaboran orientadas a informar a todo tipo de población. Incidencia frente a Presidentes y organismos regionales como UNASUR.

 

COMANDO SUR

 

Acciones para exigir la disolución del Comando Sur de EEUU

 

LEYES ANTITERRORISTAS

- Campaña continental para la abolición de la “leyes antiterrorista” y contra la criminalizacióin de la protesta social, y acciones de solidaridad por y liberación inmediata los presos políticos.

 

ESCUELA DE LAS AMERICAS

- Sumarnos al 21, 22 y 23 de noviembre a la actividad de rechazo de la Escuela de las Américas.

 

PUEBLOS INDIGENAS

 

Encuentro taller de organizaciones sociales para incorporar agenda y discurso de pueblos indígenas.

Campaña por desmilitarización de territorios de pueblos indígenas y campesinos, y acompañamiento de las comunidades indígenas afectadas por la militarización y de la demanda de control territorial