Informe de penetración de la CIA en Fuerzas Armadas y Policía Nacional

Categoría: No Bases Creado: Lunes, 17 Octubre 2016 12:07
Visto: 4316

Comisión de investigación de los servicios de inteligencia militares y policiales

05/11/2008

Informe de Penetración de la CIA en las Fuerzas Armadas y Policía Nacional


En este boletín les remitimos el informe sobre la penetración de la Agencia de Inteligencia de los Estados Unidos, elaborado por la Comisión de investigación de los servicios de inteligencia militares y policiales.

El informe no hace más que ratificar los que diversas organizaciones de derechos humanos lo han denunciado desde varios años atrás, como por ejemplo, la total autonomía con la que trabajaban determinados cuerpos policiales y sus vinculaciones con la Embajada de los Estados Unidos.

Otro aspecto importante del informe es que también ratifica las denuncias realizadas por INREDH y demás organizaciones de la Coalición No Bases – Ecuador, sobre el verdadero rol de la Base de Manta en la geopolítica Regional, especialmente las acciones de apoyo en el bombardeo de Angostura.

Debimos soportar una agresión y una masacre en nuestro territorio para que se pueda develar todas las redes que mantenía - ¿y mantienen?- los Estados Unidos al interior de los órganos armados ecuatorianos.

Cabe recalcar que el informe también nos alerta sobre los procedimientos de inteligencia, tales como las intervenciones telefónicas: si entre ellos son capaces de vigilarse, ¿cual será el nivel de penetración y vigilancia hacia los movimientos sociales?

 

 

ECUADOR:

 

INFORME DE PENETRACIÓN DE LA CIA EN FUERZAS ARMADAS Y POLICIA NACIONAL

 

INFORME COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA MILITARES Y POLICIALES

 

 

 


 

 

INDICE

PRESENTACIÓN

1. INTRODUCCIÓN


2. ANÁLISIS DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA


2.1. Inteligencia militar

2.2. Inteligencia policial

2.3. Problemas críticos de los subsistemas de inteligencia


3. INFILTRACIÓN Y CLIENTELIZACIÓN EN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA ECUATORIANOS


3.1. Mecanismos formales

3.2. Mecanismos informales


4. INDICIOS DE FUNCIONAMIENTO DE REDES


4.1 Las redes de SWAT.

4.2 Actuación de redes de inteligencia en el caso del bombardeo de Angostura.
4.2.1 Ataque del 1ro de marzo del 2008, Angostura.

4.2.2 El manejo del caso de Franklin Guillermo Aisalla Molina

4.2.3 Auto-percepciones en Fuerzas Armadas


5. LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA.


5.1 Relación con Angostura

5.2. Consideraciones militares en el ataque del 1ro de marzo 2008


6. CONCLUSIONES


7. RECOMENDACIONES

 

ANEXO

 

 

PRESENTACIÓN

Con fecha 15 de mayo de 2008, el Presidente de la República Ec. Rafael Correa Delgado, mediante Decreto 1080, conformó la "Comisión para la investigación de los servicios de inteligencia militares y policiales ecuatorianos".


A la comisión se le designó las siguientes obligaciones:


• Investigar, evaluar y elaborar un informe sobre la infiltración de los servicios de inteligencia extranjeros dentro de los servicios de inteligencia de las FF.AA. y de la Policía Nacional.

• Emitir criterios sobre las posibles responsabilidades civiles, penales y administrativas que pudieren existir por parte de quienes manejaron indebidamente la información relativa a la incursión colombiana en territorio ecuatoriano el 1ro de marzo de 2008, así como de las posibles responsabilidades que pudieren existir en los demás casos que descubrieren durante sus investigaciones.


• Elaborar recomendaciones sobre las estructuras, políticas y normativa relativa a los servicios de inteligencia que deben modificarse.


• Formular recomendaciones respecto a las formas de financiamiento para cubrir las modificaciones sugeridas a las estructuras, políticas y normativa que se deban modificar con relación a los servicios de inteligencia.


En base a estas obligaciones, la Comisión dividió su trabajo de investigación y análisis, cuyos resultados se ponen en consideración en el presente informe.


l. INTRODUCCIÓN


Son conocidas en todo el mundo las actividades de los servicios de inteligencia de varios países y su injerencia en las organizaciones de seguridad de los Estados y en las decisiones políticas internas y regionales. Las actividades de la CÍA en los países latinoamericanos se han denunciado y documentado en varias circunstancias desde mediados del siglo pasado.


Dichas denuncias difícilmente han podido demostrar las actividades de uno de los servicios de inteligencia más eficientes del mundo, antes de la desclasificación de los testimonios documentales y años después de realizadas y denunciadas hasta por sus propios agentes, como es el caso de Phillip Agee, o de que los mismos hechos den finalmente la razón a los denunciantes.


Como todos los países de la región, el Ecuador no ha estado exento de este tipo de acciones. Tampoco ha escapado a las relaciones y concepciones tejidas en torno a la Seguridad y Defensa Nacional impuestas en la región en el contexto de la Guerra Fría y que marcaron nuestra historia reciente de relaciones internacionales en la materia e influido fuertemente en la organización de las estructuras estatales de seguridad.


Al finalizar la Guerra Fría y disminuir la amenaza externa con la firma de los Acuerdos de Paz con el Perú en 1998, el Ecuador entró en una fase de descuido en términos de su seguridad nacional, lo que se evidenció al producirse la violación a su soberanía el primero de marzo de 2008 por parte de Fuerzas militares colombianas, incidente que fue la culminación del proceso de efectos producidos por la implementación del Plan Colombia.


Este condenable acontecimiento abrió un proceso interno de debate e investigación sobre el desempeño y funcionamiento de los servicios de inteligencia nacional, el cual reveló varios problemas y evidenció la necesidad de reformas institucionales integrales y sistémicas acordes a las necesidades del Estado y de la sociedad, en el proceso de re- institucionalización democrática del país.


Descubrir los puntos críticos de los sistemas de inteligencia policial y militar;


Identificar mecanismos de penetración en los mismos así como posibles responsabilidades en sus actuaciones a partir del bombardeo de Angostura; y sugerir cambios institucionales para que el país mejore sus mecanismos de inteligencia dentro de sus políticas soberanas, son parte esencial del esfuerzo de la Comisión de Investigación que se recoge en el presente informe.


2. ANÁLISIS DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA


La doctrina y ley de seguridad nacional militarizaron y policializaron los aparatos de inteligencia nacional, al mismo tiempo que las sucesivas autoridades de los gobiernos de turno no desarrollaron la Dirección Nacional de Inteligencia – DNI del COSENA- como el organismo generador de las directrices político estratégicas en campo de inteligencia.


La doctrina de seguridad nacional dejó también las puertas abiertas para que los servicios de inteligencia intervengan en cualquier campo del desarrollo y del Estado Nacional. De la misma manera y durante décadas de influencia estadounidense en la región, los gobiernos aceptaron sin cuestionamiento su ayuda militar, financiera, entrenamiento y capacitación.


Es preciso señalar que la ley actual mantiene aún el concepto de seguridad nacional de la guerra fría orientándola, fundamentalmente, hacia los conflictos interestatales y hacia las situaciones y actores internos considerados como amenazas subversivas, siguiendo el concepto de "defensa interna".


Como resultado, el análisis de las amenazas y de su tratamiento estatal ha sido más bien pobre e insuficiente. Los diagnósticos son débiles y unilaterales, y no permiten diseñar estrategias integrales y sistémicas de seguridad, correspondientes con una mirada más amplia y actualizada de la defensa y de los factores de riesgo para el país.


2.1 Inteligencia militar


Cada una de las ramas de las Fuerzas Armadas mantiene una estructura administrativa y operativa de inteligencia que responde respectivamente a los comandantes de las Fuerzas Terrestre, Naval y Aérea, y que mantiene una relación de coordinación y, sin subordinación con la Dirección de Inteligencia del Comando Conjunto.


Solo en la Fuerza Terrestre la inteligencia posee la categoría de ARMA de apoyo de combate (luego del conflicto del Cenepa), con estructura propia, ejecución descentralizada y especialización de sus miembros desde que ingresan a las escuelas de formación de oficiales y voluntarios. En la Fuerza Aérea, a la inteligencia se la categoriza como especialidad, sus miembros tienen la posibilidad de rotar entre las otras especialidades poseyendo también estructura propia y ejecución descentralizada. En la Fuerza Naval es solamente un curso.


Los servicios de inteligencia de Fuerzas Armadas se caracterizan por interpretar las amenazas y los factores de riesgo desde una óptica de rutinas organizacionales independientes, separadas de la conducción política.


Además, muchos de sus análisis se entrampan en interpretaciones desactualizadas o deficientes, por ejemplo, a pesar de que la crisis en la frontera norte tiene ya varios años, nunca se analizaron las actividades de las Fuerzas regulares colombianas como posible causa de las tensiones bilaterales, ni tampoco se consideró la hipótesis de un ataque no convencional de las Fuerzas Militares colombianas en territorio ecuatoriano a Fuerzas irregulares colombianas, como el ocurrido en Angostura el 1 de marzo de 2008. Es posible que esto se deba a que predominaba un enfoque de cooperación con las Fuerzas Militares colombianas en la lucha contra la subversión y el denominado terrorismo, por los vínculos históricos con Colombia y por la influencia estadounidense en el Plan Colombia.


Esto explica en parte que no se realizó un seguimiento más profundo sobre las actividades en nuestro territorio de los grupos irregulares vinculados tanto al paramilitarismo, a las guerrillas de las FARC o del ELN.


La Dirección de Inteligencia del Comando Conjunto, actualmente no es un órgano operativo pues depende de la información generada por las direcciones de inteligencia de las Fuerzas, especialmente de la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Terrestre. Con estos insumes luego de los procesos correspondientes esta dependencia produce y difunde inteligencia militar de nivel estratégico.


Los exiguos recursos financieros existentes limitan o impiden el desarrollo técnico de inteligencia y producen una carencia de personal especializado en análisis estratégico y un déficit general en los orgánicos de las Fuerzas.


Es necesario normar definitivamente los límites entre inteligencia para la defensa y los procesos investigativos que se efectúan al interior de las Fuerzas (asuntos internos), pues los operativos de inteligencia dirigidos a situaciones internas pueden potencialmente afectarla, además de que no es su tarea específica y ha conducido a prácticas inadecuadas intra-institucionales.


La Escuela Conjunta de Inteligencia Militar se alimenta tanto de la experiencia propia como de lo asimilado en los cursos de capacitación recibidos en el exterior. A pesar de contar con las condiciones necesarias para desarrollar de manera autónoma y continua los tres niveles de inteligencia militar -táctico, operacional y estratégico-, la orientación de la Escuela Conjunta de Inteligencia Militar es básicamente táctica.


Es importante tener muy en cuenta la cooperación mantenida desde hace muchos años entre los organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas y la Embajada de Estados Unidos, a través de su llamado Grupo Militar, que es el enlace institucional directo del Comando Sur, así como con otros organismos norteamericanos.


Entre las principales debilidades de inteligencia detectadas tanto en el COMACO como en las Fuerzas, encontramos las siguientes:

 

· Deficiencia en la preparación y capacitación para desenvolverse en el nivel del comando Conjunto -G2-, De 12 oficiales de una muestra, únicamente dos habían seguido algún curso relacionado con análisis estratégico.

 

· Inestabilidad de los oficiales en la Dirección Conjunta, quienes permanecen en ella un máximo de dos años, limitando así una mejor organización del recurso humano independientemente de las lógicas de rotación de las otras armas o especialidades.

 

· Excesiva discrecionalidad de los órganos de inteligencia operativa de cada Fuerza, respecto a la dirección de inteligencia conjunta.

 

· Debilidades presupuestarias y tecnológicas para realizar adecuadamente labores de inteligencia y de contra-inteligencia.

 

· Abandono de la responsabilidad política en el direccionamiento de las labores de inteligencia y en fortalecimiento de los organismos nacionales de inteligencia.

 

· Débiles mecanismos de rendición de cuentas al poder político sobre las actividades de los organismos de inteligencia.


Canal de mando y canal técnico


La información generada por los órganos de inteligencia tiene estos dos canales.


Por un lado se informa al comandante de la unidad militar operativa respectiva y, a través de éste, al comandante de la Fuerza y del COMACO, al Ministro de Defensa y al Presidente de la República, a este flujo se lo denomina CANAL DE MANDO, lo que permite el empleo inmediato de las Fuerzas.


Al mismo tiempo, los datos de interés se procesan y siguen el denominado CANAL TÉCNICO, que va desde los órganos operativos de inteligencia en el nivel táctico y operativo hasta llegar a la Dirección General de Inteligencia del COMACO. En este canal se debería profundizar en su análisis, se cruza con otra información, y se formulan las sugerencias y rutas futuras de actuación.


En principio no habría razón para que este mecanismo no funcione de manera adecuada y ágil pues no se trata de un problema de diseño de los procedimientos, aunque estos sí pudieran verse afectados por conductas burocráticas y discrecionales.


En el caso del bombardeo en Angostura se develaron graves problemas de tardanza en la entrega oportuna, ocultamiento, análisis de información relevante y difusión a los mandos de inteligencia, operativos y políticos, además se evidenció fuga de información en varios momentos del proceso de investigación. Estos problemas podrían haber sido provocados por una inadecuada evaluación de la importancia de los indicios o de la información obtenida; pero sugiere también la posibilidad de bloqueo deliberado de información relevante, lo cual se traduce en inoportunidad y desinformación en el nivel político.


Consolidación y ampliación del mando unificado


La Dirección de Inteligencia del COMACO debe fortalecer su capacidad de conducción estratégica al interior del sistema militar y se deben crear mecanismos de supervisión y control de los órganos de inteligencia de las Fuerzas.


Es necesario acelerar el proceso de unificación de los procedimientos y de la organización operativa y táctica de las distintas direcciones y unidades de inteligencia de las Fuerzas Armadas, ya sea para unificar las direcciones de inteligencia de las tres ramas o para mantener una estructura de inteligencia en cada una de las Fuerzas, y


Un aspecto fundamental para la modernización y homologación de los procedimientos es tanto la supervisión y el control, como mantener una relación con los niveles de dirección y, de manera simultánea, con las UNIDADES DE INTELIGENCIA DE BASE del sistema de inteligencia militar.


De la misma manera, es fundamental consolidar la diversifícación de los programas de capacitación y formación con instructores nacionales y extranjeros, asegurando amplitud de origen y de tipos de experiencia, de tal manera que se disminuya la dependencia respecto de modelos, enfoques y prácticas predominantemente norteamericanas. Es imprescindible nutrirse de fuentes y enfoques diversos que consoliden concepciones, métodos y prácticas ajustados a los requerimientos del país.


2.2. Inteligencia policial


El servicio de inteligencia de la Policía Nacional se despliega en dos campos:


El primero se encuentra bajo el orgánico de la Dirección General de Inteligencia con los siguientes servicios que proporcionan información a dicha dirección: Dinapen, Tránsito, Migración, Servicio Urbano y Rural, Policía Judicial, Seguridad Pública, Policía Comunitaria y otros servicios. La DGI tiene la función de asesorar al Comando General y al Ministerio de Gobierno[1].


El segundo incluye las dependencias especiales, como la Unidad de Investigaciones Especiales (ÜIES), la Unidad de Antisecuetros y Extorsión (UÑASE), Comando Operativo Anti Coyotes -COAC- y la Dirección Nacional Antinarcóticos -DNA-. Buena parte del fínanciamiento de la ÜIES, DNA y COAC provienen del gobierno de los EE.UU. Cabe recalcar que, en el presupuesto de la institución policial, no pueden constar partidas para operaciones encubiertas ni para compra de información.


Se han creado dependencias policiales especiales ad hoc en base a requerimientos de la agenda de seguridad estadounidense, que no responden a políticas nacionales sino a presupuestos de cooperación internacional. Esto es también una consecuencia de la ausencia de políticas estatales en materia de inteligencia y seguridad nacional.


La insuficiente dotación de recursos financieros que reciben oficialmente estas dependencias especiales han incidido para que, desde algunos años atrás y en base a los convenios vigentes, se acepte la ayuda económica, logística y de capacitación de varios organismos estadounidenses.


La Unidad de Investigaciones Especiales (UIES) recibe en donaciones de EE.UU., la cantidad de US$2.556.000 dólares anuales para todos los procesos de orden administrativo, logístico, de inteligencia y operativo. La UIES tiene total autonomía de operación y para recibir recursos financieros y logísticos de países considerados "amigos".


Cabe destacar que la Unidad Antisecuestros -UÑASE-, pese a ser especial, no recibe ayuda de ningún organismo extranjero ni de otros países. Esto podría deberse a que la amenaza que combaten no es un interés primordial de Estados Unidos, como es el caso del tráfico de drogas y del terrorismo.


Es evidente que el gobierno de los EE.UU., tiene en la UIES y en la Dirección Nacional Antínarcótícos los instrumentos estatales de mayor cooperación para ejecutar su política exterior y de seguridad en materia de narcotráfico, terrorismo y migración.


Aunque ninguno de los servicios y unidades especiales de la Policía Nacional lo admite, hay indicios de que en el pasado, la policía colombiana ha ejecutado operaciones de inteligencia en territorio nacional en coordinación con la Policía del Ecuador, para la búsqueda, localización y captura de ciudadanos colombianos vinculados al llamado 'narcoterrorismo'. Ejemplo de esto fue la captura del jefe guerrillero Simón Trinidad, en una operación conjunta con elementos de las Fuerzas de seguridad colombianas.


La Policía Nacional justifica la "ayuda" recibida de EE.UU. amparándose en los convenios de cooperación firmados por los dos países para el FORTALECIMIENTO DE LA CAPACIDAD INSTITUCIONAL PARA EL CONTROL DE LA PRODUCCIÓN Y DEL TRÁFICO DE DROGAS ILÍCITAS.


La UIES y DNA tienen poco o ningún control de parte de los organismos políticos gubernamentales, ni rinden cuentas a ellos, sobre los recursos recibidos del exterior; tampoco existen evaluaciones sistemáticas ni adecuado monitoreo de organismos gubernamentales independientes sobre los resultados de las operaciones realizadas con estos recursos.


2.3 Problemas críticos de los Sistemas de Inteligencia


El problema fundamental es la desconexión entre el nivel político-estratégico y los sistemas de inteligencia de las Fuerzas Armadas (SIM) y la Policía Nacional (SIP), sus niveles de autonomía, discrecionalidad y falta de coordinación interinstitucional. En esta dinámica, se han privilegiado los intereses institucionales corporativos y se han blindado las estructuras,generando varios problemas como la existencia de compromisos con organismos internacionales sin autorización, orientación, control político ni rendición de cuentas a las autoridades pertinentes. La Inteligencia Conjunta interinstitucional es débil y en ocasiones difícil de lograr. Una de las razones son los celos institucionales entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, y las propias dificultades al interior de las dos instituciones.


La Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) del COSENA no genera análisis ni orientación político-estratégica que delimite y conduzca el trabajo, tanto del SIM como del SIP, esto debilita la conexión entre las demandas y orientaciones del nivel político-estratégico y la actuación operativa del sistema de inteligencia. Existe una extrema debilidad en la formulación de las líneas de acción, en la determinación de objetivos y en la coordinación entre los órganos de inteligencia militar y policial, produciendo ineficacia, superposición de actividades, interferencia y falta de una actuación sinérgica.


A su vez, la propia DNI no ha logrado consolidar una relación adecuada y fluida con el nivel político, lo cual debilita su capacidad de conducción político-estratégica y la coordinación de los sistemas de inteligencia policial y militar. La crisis de la DNI es parte de la disfuncionalidad actual del COSENA, de su estructura anquilosada, heredera de concepciones de seguridad nacional de los años sesenta y de la guerra fría. Contribuye también a esto una estructura orientada a mantener como mandos directivos, a oficiales generales en servicio pasivo de las FF.AA.


La Dirección de inteligencia del COMACO tiene grandes debilidades en el procesamiento y análisis estratégico de la inteligencia e información proveniente de los subsistemas de inteligencia de las tres Fuerzas (Terrestre, Naval y Aérea). Esta debilidad se debe a la ausencia de especialistas en ámbitos no militares del análisis geo-estratégico, político y social, tanto por las restricciones presupuestarias como por el hecho de que estas temáticas han estado ausentes de la participación civil por falta de interés de las partes.


A su vez, y a pesar de encontrarse en la cúspide del llamado canal técnico que debe supuestamente recibir toda la información relevante, la dirección de Inteligencia del COMACO no tiene la capacidad necesaria para controlar el flujo de información. Esto se evidenció cuando la Dirección de Inteligencia Militar de la Fuerza Terrestre, no entregó oportunamente a la Dirección General de Inteligencia del COMACO datos oportunos sobre la presencia del ciudadano ecuatoriano Aisalla en el bombardeo a Angostura, a pesar de que la unidad operativa entregó la papeleta de votación del mencionado ciudadano el 3 de marzo a la Dirección de Inteligencia Militar de la Fuerza Terrestre, la cual nunca ordenó una investigación al respecto ni entregó a tiempo a sus mandos este reporte.


Existe un importante desnivel entre las capacidades y formas de organización de los órganos de inteligencia de las tres Fuerzas, tanto por el número de miembros como por las capacidades profesionales de los órganos de inteligencia de la Fuerza Terrestre, que es el eje del subsistema de inteligencia de las FF.AA., con presencia en todo el territorio nacional.


Estos subsistemas de inteligencia tienen, además de sus diferencias, una débil vocación de actuación conjunta y mantienen una distancia, recelo y desconfianza respecto de los órganos policiales.


Existen excesivos niveles de discrecionalidad, esto se evidenció por ejemplo en el caso del manejo de la información relacionada al bombardeo de Angostura.


No existe un archivo nacional de inteligencia en el que se acumulen los conocimientos adquiridos. Los documentos son manejados con diferentes criterios entre las distintas Fuerzas.


3. INFILTRACIÓN Y CLIENTELIZACIÓN EN LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA ECUATORIANOS.


Existen mecanismos formales e informales de colaboración de los organismos de inteligencia ecuatorianos con las instituciones que dependen de la Embajada de Estados unidos, principalmente con Agregaduría de Defensa (DAO), Agencia Antidrogas (DEA), Grupo Consultivo de Ayuda Militar (MMG), y Agencia Nacional de Seguridad (NSA, National Security Agency), además de la estación local de la CÍA.


En estos mecanismos de colaboración se crean indudablemente relaciones institucionales y personales que devienen en vínculos de confianza, de fidelidades, que frecuentemente operan al margen de las relaciones de estricta representación institucional que debe normar la cooperación internacional entre estados.


Parte de los gastos operativos son financiados con recursos de la International Narcotics Law -INL- de los Estados Unidos. Sobre la base de documentos enviados a la Comisión por la Policía Nacional, se puede establecer que la intervención llega al extremo de que algunos integrantes de la ÜIES reciben remuneraciones directamente de la embajada estadounidense. El documento establece que, además de la ayuda en infraestructura, vehículos, equipos, capacitación y gastos operacionales, existe una cantidad de dinero dentro de gastos operativos asignada directamente a miembros de la UIES para necesidades básicas como alimentación, transporte, vestimenta y reuniones con fuentes humanas de información. Este dinero se entrega mensualmente. Esta "ayuda" se entrega en virtud de un "convenio de tipo verbal" entre la Embajada de EE.UU. y la ÜIES, y no de acuerdo a las necesidades nacionales, sino a parámetros establecidos por la Red Internacional Antinarcóticos liderada por EE.UU.[2] Esta situación de dependencia llegaría a situaciones extremas como la injerencia de la embajada de Estados Unidos en el reclutamiento y control del personal de la ÜIES, el mismo que periódicamente sería sometido a chequeos con equipos de detección de mentiras, monitoreados por especialistas de la Embajada de Estados Unidos.


3.1 Mecanismos formales

 

En este acápite se hará una revisión sucinta de los mecanismos existentes.


Existen mecanismos de relación formal con EE.UU. y otros países. Muchos de los convenios de cooperación están orientados a mejorar la capacidad profesional y operativa de las FF.AA. y de la Policía Nacional, además de relaciones de cooperación. En el caso de la ayuda de EE.UU., los convenios de cooperación reproducen intereses que son parte de su agenda de seguridad regional, es decir, la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Sin embargo, es necesario anotar que estos mecanismos formales son funcionalizados para consolidar relaciones de confianza que facilitan la obtención de información importante para los organismos de inteligencia de EE.UU.


La operación de estos mecanismos se concreta en:

 

· Donación de equipos, comunicación, vehículos, construcción de infraestructura.

 

· Permanente oferta de cursos de capacitación para oficiales y personal subalterno, pagados total o parcialmente por Estados Unidos.

 

· Donaciones canalizadas a través del Grupo Militar de los EE.UU. para las FF.AA. y la Policía Nacional


La falta de inversiones estatales en equipos, desarrollo operativo y capacitación de personal en los últimos diez años, ha producido una gran dependencia del Ecuador de la cooperación brindada por Estados Unidos.


Esta dependencia vuelve al país vulnerable y menoscaba su capacidad de formular y aplicar políticas soberanas en el control del narcotráfico o de la frontera norte y puede condicionar la continuación de la cooperación a la entrega de información a los organismos de Inteligencia de EE.UU. o a la implementación de sus prioridades en materia de seguimiento y defensa.


Es importante indicar que esta dependencia económica es más evidente y acentuada en las unidades especiales de la Policía Nacional como lo demuestran los informes por ejemplo del Jefe de la ÜIES, Mayor Silva.


El funcionamiento operativo de los órganos de inteligencia militares y policiales depende del apoyo económico de EE.UU., el cual entrega recursos para combustible, equipos, transporte y pago de informantes. Estos mecanismos de cooperación crean también condiciones para la penetración de los servicios de inteligencia ecuatorianos, pues éstos deben rendir cuentas a los donantes sobre el uso de los recursos, es decir, al Grupo Militar, la Embajada, la NSA y a otros organismos de EE.UU.


A continuación se hace una síntesis de la cooperación oficial de EE.UU. en los últimos años, tanto a las Fuerzas Armadas como a la Policía Nacional.


Fuerzas Armadas


La donación de equipos e infraestructura se destina principalmente a mejorar la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas en la frontera norte.


Mediante Oficio No 2008-146-0-3-6, de fecha 23-MAY-2008, el Director de Operaciones del Comando Conjunto de las FF.AA., remite información sobre la ayuda proporcionada por el Grupo Militar de Estados Unidos a las Fuerzas Armadas, desde el 2001 al 2008. El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas recibió en ese período US$45'9l2.629,09 dólares para infraestructura, material de intendencia, raciones alimenticias de combate y equipo logístico y de comunicación.


Además de esta cooperación, se mantiene una permanente oferta de capacitación a los oficiales de Fuerzas Armadas en base a un cronograma establecido por el Grupo Militar de los EE.UU. Desde el año 2005 hasta el presente, el personal del Subsistema de Inteligencia Militar de la Fuerza Terrestre ha participado en 8 cursos, con 12 oficiales y 4 voluntarios.[3]

 

En este informe se menciona que en "lo referente a la ayuda económica mensual designada para el subsistema de Inteligencia, predestinada a solventar los gastos operativos con el apoyo del Grupo Militar de los EE.UU. (...) una vez revisados los archivos de SIFT, no se ha encontrado información relacionada al pedido sobre ayuda económica (...) desde el año 2005 hasta la presente fecha"[4].


La Fuerza Naval recibe también apoyo económico a través del Grupo Militar de EE.UU., con vehículos, equipos informáticos y especiales (no se especifica monto en el informe). En el área de Inteligencia, desde el año 2005 hasta el 2008, se capacitaron un total de cuarenta y tres (43) militares de la Fuerza Naval con diferentes seminarios en el interior del país y cuatro (04) en los Estados Unidos. Se señala que la Dirección de Inteligencia Naval y sus grupos no reciben ayuda económica para gastos operativos del Grupo Militar de EE.UU.[5]


Desde el año 2001 hasta el 2008, el área de inteligencia de la Fuerza Aérea capacitó en E.UU., un total de 31 Oficiales y Aerotécnicos. La FAE no ha recibido apoyo económico para gastos operativos por parte de EE.UU.[6]

 

Policía Nacional


Mediante Oficio No. 20o8-oi63-DF-DGI-PN del 2 de junio del 2008, firmado por el Capitán de Policía (I) Lie. Carlos Aguirre Coello, Jefe del Departamento Financiero de la DGI-PN, certifica que "la Dirección General de Inteligencia NO ha recibido ningún tipo de capacitación, ayuda económica ni infraestructura por parte del Grupo Militar de los EE.UU., desde el año 2005 hasta la fecha".


La Dirección Nacional Antinarcóticos de la Policía Nacional recibió apoyo de la Embajada de EE.UU., para nueva infraestructura, armas, vehículos, equipos informáticos, comunicación y equipo especial.


Esta Dirección dispone de un total de 473 vehículos, de los cuales 410 fueron entregados por la Embajada de Estados Unidos a través de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), así como un total de 1.420 armas de diferentes calibres[7].


Existe un Convenio firmado por Ecuador y EE.UU., éste último representado por la Oficina para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley -INL-, por un monto de USD$ 8'311.ooo, sin que en este convenio se estipule que sea la Dirección Nacional Antinarcóticos la que administre esos fondos[8].


En el área de inteligencia y desde el año 2001 hasta el 2008, se han capacitado en cursos y seminarios locales en diferentes especialidades, un total de 2.898 elementos de la Policía Nacional. En el área antinarcóticos, entre oficiales y personal subalterno, se han capacitado en el exterior un total de 97 elementos.


La UIES, ente especializado en inteligencia y contra-terrorísmo, recibe entre USD $120.000 y USD $700.000 anuales para gastos operacionales, además de un monto de USD $1'420.ooo en infraestructura, capacitación, equipos técnicos, vehículos y comunicaciones[9].

Según declaraciones del Crnl. Barragán, Director de la Dirección Nacional Antinarcóticos, ratifica que casi todo el armamento, munición, computadores, vehículos y equipo con que cuenta la Dirección, ha sido entregado por la Embajada de EE.UU., en una especie de "comodato" pues, al cumplir su vida útil, deben ser devueltos para proceder al reemplazo y posterior remate del material caduco. Incluso el Proyecto Libertador, de reciente instalación, para interceptación de teléfonos celulares, constituye una donación efectuada por el Departamento de Justicia de los EE.UU., por un valor de USD $l4'000.000 de dólares.


3.2 Mecanismos informales


Además de los mecanismos de relación formal, existen también procedimientos informales de vinculación que no están bajo el control y total conocimiento de las autoridades políticas del país y que por tanto vulneran principios básicos de las relaciones de cooperación oficialmente establecidas.


Entre los mecanismos informales se deben mencionar el financiamiento para operaciones de inteligencia, el pago de informantes en operaciones antinarcóticos y la detección de grupos irregulares armados colombianos que operan en la frontera norte.


A pesar de que, en general, las autoridades policiales no reconocen oficialmente este tipo de prácticas, estas se han convertido en un procedimiento normal que sí es reconocido por oficiales y voluntarios de inteligencia que han participado en actividades antidrogas y de destrucción de laboratorios ilegales de procesamiento de alcaloides, tal como lo reconoce el Mayor Silva, Jefe de la ÜIES:


"... existe un convenio de tipo verbal entre la Embajada de los EE.UU., y la UIES, con conocimiento previo del Comando de la Policía Nacional para el apoyo a la lucha contra el narcotráfico que despliega esta unidad (...) el rubro no es fijo ya que depende de la operatividad de la unidad y de los casos que se han ejecutado, y en los cuales ínter vienen fuentes humanas de información, (...) este rubro es estimativo (...) es otorgado por la Embajada americana para cumplir con los compromisos adquiridos con las fuentes humanas y mantener el nivel de credibilidad de una unidad altamente efectiva en la lucha contra el crimen organizado". (Informe del Mayor Manuel Silva Torres, Jefe de la ÜIES, Oficio No. 330-ÜIES-Q-2008,18 de agosto de 2008).


Es necesario explicitar que los informes recibidos por la Comisión provenientes de la Policía Nacional, y en especial de la UIES y de la DNA, no son claros y evaden proporcionar los datos que explícitamente se solicitan.


Fuerzas Armadas


Aunque oficialmente no se reporta que las FF.AÁ. hayan recibido ayuda económica informal del gobierno de Estados Unidos para el pago de informantes u operaciones especialesio, la información recogida y confirmada por otras fuentes durante esta investigación reitera que durante varios años ha existido la entrega de recursos de parte del Grupo Militar destinados al fínanciamiento de informantes, equipos de comunicación y otros, principalmente en operaciones en la frontera norte, que han funcionado bajo este tipo de mecanismos y con reportes directos a la Embajada de los EE.UU., situaciones ratificadas por miembros de la estación de la CÍA en Ecuador, quienes han indicado en que la ayuda ha consistido en:

· Dinero en efectivo para pago de informantes, viáticos para viajes dentro y fuera del país y otros gastos menores[10]. Por alrededor de cinco (5) o seis (6) millones de dólares anuales.

 

· Vehículos y armamento.

 

· Mantenimiento de vehículos.

 

· Equipos de comunicaciones, cámaras y ciertos equipos especiales.

 

· Capacitación y entrenamiento.


Según la propia fuente, las contribuciones se han dirigido fundamentalmente a la Policía Nacional (Dirección Antinarcóticos y UIES) y al Ejército, esta relación ha sido informal, es decir sin ningún convenio firmado.


En buena medida, esto se debe a que en los últimos años tampoco existió un financiamiento nacional suficiente para estas actividades de inteligencia[11].


La consecuencia de esta situación es la elevada dependencia de los organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas respecto del apoyo proporcionado por el Grupo Militar de EE.UU., para sus operaciones e infraestructura.


Policía Nacional


La Embajada de Estados Unidos también proporciona recursos, de manera informal, para financiar actividades de inteligencia a la Dirección Nacional Antinarcóticos -DNA-, a la Unidad de Investigaciones Especiales -ÜIES- y a la Policía Judicial, de acuerdo a los requerimientos y necesidades presentadas por esas unidades[12].

 

Según se reconoce oficialmente, la Unidad de Investigaciones Especiales -ÜIES, recibe un presupuesto anual para gastos operacionales de entre USD $120.000 y USD $600.000 dólares americanos según informe del Mayor Manuel Silva Torres, Jefe de la UIES[13]. Nótese la diferencia con la cifra citada en la página 13, párrafo 4, producto de la inconsistencia en los informes entregados.


Los recursos canalizados de manera informal a la Policía Nacional, igual que lo que ocurriría con las Fuerzas Armadas, escapan de todo mecanismo oficialmente constituido para definir su orientación y controlar los gastos, toda vez que serían reportados de manera directa a sus donantes, es decir a las instituciones que siendo parte de la Embajada de Estados Unidos, entregan estos recursos para actividades como pago de informantes y operaciones encubiertas, entre otras.


La UIES y la DNA, se presentan como los servicios más influenciados y penetrados. Además, su personal recibe pagos directamente de la Embajada de EE.UU., como lo confirma el Mayor Silva, Jefe de la ÜIES:


"Entonces debemos mirar a este tipo de ayuda, no como un irrespeto, penetración, compromiso ni obligación para quien lo patrocina, sino más bien como un reconocimiento que ha otorgado un país amigo al esfuerzo y sacrificio de funcionarios dedicados, profesionales y comprometidos con el Ecuador, para desplegar mejores formas de trabajo en busca de la seguridad, paz y armonía en la cual se desarrollan las actividades de los ecuatorianos"[14]

Los convenios internacionales más polémicos giran en torno al narcotráfico. Dichos acuerdos se negocian sin tomar en cuenta las prioridades propias.


Los mecanismos informales de cooperación fomentan las relaciones de confianza individual con los funcionarios norteamericanos para la realización de estas operaciones, profundizan la autonomía y las tendencias al manejo discrecional de los organismos de inteligencia, y fortalecen los mecanismos de control e influencia discrecional de las personas que controlan este tipo de cooperación. Se constituyen, de esta manera, en los más claros mecanismos para viabilizar los procesos de penetración en los organismos de inteligencia del Estado ecuatoriano.


Al crearse la posibilidad de manejar recursos económicos con altos niveles de discrecionalidad[15], sin ningún control del Estado ecuatoriano, aumenta la posibilidad de una conducción discrecional que se ampara en la autonomía y en la compartimentación de las actividades de inteligencia, permitiendo direccionar las órdenes de trabajo, compartir o bloquear información, y manejar con alto grado de arbitrariedad los recursos de "cooperación", los cuales normalmente se justifican con recibos e informes entregados al "donante".


De acuerdo a varias versiones verbales obtenidas durante la investigación se puede concluir que ésta fue una presunta práctica frecuente usada por el ex director de Inteligencia de la Fuerza Terrestre Crnl. Mario Pazmiño, y posiblemente por otros miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional con funciones de responsabilidad en los organismos de inteligencia o en cuerpos operativos especiales.


Estos mecanismos informales son vías de penetración de intereses extranjeros en los órganos de inteligencia ecuatoriana y están fuera del control estatal, pues desconocen que cualquier "donación" realizada al estado ecuatoriano es un recurso nacional y público, desconociendo también los mecanismos nacionales de control sobre el uso de esos recursos, los mismos que se justifican directamente a la Embajada de Estados Unidos, a través de su Grupo Militar o a través de la DEA y la ÑAS.


Para ampliar este punto, a continuación se transcriben las conclusiones de la Subcomisión de Reestructuración de los Servicios de Inteligencia respecto a las prácticas informales.


"Los elementos de inteligencia tanto militares como policiales han realizado en ocasiones "tareas informales de inteligencia", dispuestas arbitrariamente por quienes han detentado el poder político, o para satisfacer intereses personales o institucionales, postergando a un segundo plano los intereses nacionales"[16].


"El poder político no ha escapado a estas prácticas, utilizando igualmente a los servicios de inteligencia para perseguir a sus adversarios. Un caso ilustrativo es el que se presentó durante el Gobierno del Coronel Lucio Gutiérrez, cuando había dispuesto supuestamente el entonces Ministro de Gobierno Oscar Ayerve a la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional perseguir a su ex colaborador Coronel Patricio Acosta, lo que dejó como saldo el enjuiciamiento y posterior baja de un Oficial Superior y un Oficial Subalterno que participaron en esa "operación informal", pues no tenía el aval del Ministerio Público ni de la Función Judicial, como tampoco se había puesto en conocimiento del mando institucional, siendo esta "compartimentación" o falta de comunicación a las instancias superiores sobre las acciones ejecutadas, otra manifestación de prácticas informales".


• "Las prácticas informales que han efectuado los servicios de inteligencia militares y policiales, llegan incluso al cometimiento de delitos de carácter penal, como es el caso del ocultamiento de evidencias (testimoniales, documentales, materiales); muestra de esto es lo sucedido en el ataque por parte del Ejército Colombiano a la población de Angostura en territorio ecuatoriano, en donde miembros de inteligencia militar deliberadamente ocultaron a las autoridades del gobierno, documentos del ecuatoriano Frankiin Aisalla, así como tampoco se han entregado a las autoridades del Ministerio Público las evidencias encontradas en el lugar de los hechos y que debían ser puestas bajo una cadena de custodia en la Policía Judicial".


4. INDICIOS DE FUNCIONAMIENTO DE REDES


De acuerdo a la investigación realizada, hay serios indicios de la existencia de redes de inteligencia extranjeras que operan en el país. La indagación sobre el bombardeo de Angostura el lo de marzo, ha permitido develar cómo podrían estar conformadas esas redes. Sin embargo, la investigación no permite identificar con precisión a los miembros de tales redes, aunque sí a las personas que deben ser investigadas por su presunta relación con las mismas además de sustentar las preocupaciones sobre la actuación de intereses externos infiltrados en los órganos de seguridad nacionales.


¿Qué nos permite afirmar que existen redes? La metodología de trabajo de la CÍA, y en general de todo organismo de inteligencia, requiere de la implementación de una o varias redes que permitan la consecución de sus objetivos.


Quienes realizan actividades de inteligencia procuran no dejar pruebas, lo que exige que una investigación como la presente realice un esfuerzo de reconstrucción de los hechos y relaciones, utilizando información proporcionada por fuentes diversas, no siempre dispuestas a un testimonio público.


4.1 Las redes de SWAT


En torno al funcionamiento de este tipo de redes, uno de los ejemplos más relevantes y difundidos en la prensa ecuatoriana es el caso SWAT, que evidencia las relaciones que logró establecer una persona vinculada por más de veinte años a las estructuras de la CÍA en el Ecuador y a las más altas autoridades políticas, policiales y militares del país. Las actuaciones de Leila Hadad Pérez (alias Swat) ponen de manifiesto una evidente penetración de los servicios de inteligencia y de las instituciones de seguridad del Estado, sí como toda una red de tráfico de influencias sobre procesos internos y negocios vinculados a la compra de armas. (Ver anexo 1)


Esta red involucró a oficiales que actualmente están en servicio pasivo y a civiles y no se descarta la posibilidad de que esta red todavía funcione así sea parcialmente, aún cuando SWAT haya salido del país en el año 2007 por decisión del Gobierno del Presidente Rafael Correa.


Por la importancia de esta red, que demuestra una forma directa de actuación de la CÍA en Ecuador, es necesario que toda persona involucrada de alguna manera en ella, sea investigada de acuerdo a las normativas vigentes.


La agente o informante SWAT, tuvo protección policial al más alto nivel así como por personal de la UIES en sus lugares de trabajo y negocios, también utilizados para las reuniones con funcionarios de Estado y oficiales de FF.AA. y de la Policía Nacional. Entre septiembre y octubre del 2004, esta protección policial produjo cuatro incidentes entre equipos de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional y de la UIES. Esta última brindaba protección a SWAT según el informe "reservado" denominado ARCÁNGEL de la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional, que evidencia la protección de organismos de la policía Nacional a esta ciudadana extranjera (ver Anexo 1.a. Resumen de informe policial).


Por ser de conocimiento público, a continuación se reproduce una conversación telefónica mantenida entre 1998 y 2000 por SWAT con un alto oficial de la Policía Nacional, la cual fue publicada en el mes de abril de este año por el diario Expreso. Además existen otras grabaciones de supuestas conversaciones de SWAT con elementos policiales, (ver artículo en anexo 1.b):

 

Parte telefónico * General Villarroel da cuentas a Swat


General Jorge Villarroel (JV): Buenas noches ¿está Swat?

 

Swat: Buenas noches hermano.

 

JV: Aquí respirando un poco, qué brutalidad.

 

SW: Un día duro.

 

JV: Hemos estado en el Congreso, también con el alto mando militar por el asunto de los sueldos, ya están culpando al mando policial que no tramita.

 

SW: ¿Qué, no tiene un buen comandante que pueda pedir la plata para que lo pague? ... ja, ja, ja, ja.

 

JV: Yo mandé una circular pidiendo tranquilidad.

 

SW: Siempre hay poco de malestar.

 

JV: Verás hermana, quedamos de acuerdo en la reunión del Comando Conjunto que ante la prensa y el Congreso el interlocutor sea el general Duran ¡Uno solo!

 

SW: Ya, hoy día en la mañana me habló. Me dijo que viaja a las seis de la mañana, pero vida, me dio parte que estaba todo bien, todo como hablamos. Me dijo, que no se preocupe, pero escuché que el ministro hizo unas declaraciones.

 

JV: Pero de pronto habló otro, pareció que estaba planificado, dijo que la credibilidad de las Fuerzas Armadas era del 79% y de la Policía no dijo por no ofender.


SW: ¿Cuál coronel? ¿Sabes el nombre? ¡Dame el nombre hoy día! De noche.


JV: Yo no podría conseguirte, Duran debe saber.


SW: Bueno, yo confirmo ahora. Yo ya voy a ver qué me dice. Bueno hermano, yo mañana quiero verte pero no al mediodía porque yo tengo otra persona.


JV: Mañana voy a Ibarra.


SW: Ven el sábado o domingo. Para que organicemos bien el plan de la próxima semana. Y no te preocupes, yo voy ahora saber quién es ese coronel. Otra cosa, ¿arreglaste el asunto con el (Rodrigo) Cartagena?


JV: Se fue tranquilo, le dije lo que él ha hecho: la obra en el GIR que no ha sido reconocida. Ahora está en el comisariato.


SW: Bueno, te cuento, el Luis Quezada no recibió el orden.


JV: No, ya está, ya está.


SW: Pero nadie le avisó nada ¡Averíguame! Nada mas estoy diciendo, averíguame. Bueno, te mandé tres mensajes con el beeper y no me respondiste, te ruego que quede el beeper contigo mañana en Ibarra.


JV: Aquí está. Me olvidé.


4.2 Actuación de redes de inteligencia en el caso del bombardeo a Angostura


El bombardeo de Angostura abrió la sospecha de la operación de redes de inteligencia extranjeras en Ecuador, teniendo muy probablemente como componentes básicos de la misma a la UIES y al Crni. Mario Pazmiño, ex Director de Inteligencia de la F.T.


Entre los hechos que inducen a esta afirmación se pueden mencionar la actuación irregular del Crnl. Mario Pazmiño, la destrucción de evidencias cruciales para la investigación, el vuelo operativo que realiza el avión HC- 130 coincidentemente en las horas previas al ataque y su aterrizaje posterior, entre otros.


4.2.1 Ataque del lo de marzo de 2008, Angostura


El análisis de los procedimientos aplicados por inteligencia militar y en menor medida policial en torno a la agresión del gobierno colombiano del lo de marzo de 2008, revela dos problemas fundamentales:


a) La discrecionalidad de los sistemas de inteligencia y la ausencia total de control político sobre los procesos de recolección y sistematización de la información;


b) La enorme debilidad en los aparatos de inteligencia, la falta de profesionalismo de algunas personas que intervinieron en el caso Angostura, y la dependencia que se mantiene respecto a la "ayuda" e información entregadas por los servicios de inteligencia estadounidenses y colombianos.


A continuación se señalan ciertos acontecimientos que ilustran los dos problemas mencionados:

• A las 00h50 del primero de marzo de 2008, una fuente de la Embajada de Estados Unidos, comunicó al Mayor Silva (Jefe de la UIES)[17], “que una importante acción militar tendría lugar en la frontera sur de Colombia, recomendando que estén preparados (generalmente para alertar a centros médicos y para la detención de posibles sospechosos), indicando además que el Presidente Álvaro Uribe se comunicaría con el Presidente Rafael Correa en horas de la mañana del mismo día, como en efecto ocurrió. Lo dicho, refleja que Estados Unidos estaba al tanto de la operación y de las acciones subsecuentes que estaban planificadas.


• "El 06h30-MAR-2008, el Comandante de la Fuerza de Tarea No. 4 "AMAZONAS", recibió una llamada telefónica del Director de Inteligencia de la Fuerza Terrestre, Crnl. Mario Pazmiño, quien le informó que se desarrollaba un combate en territorio colombiano con la participación de una unidad antinarcóticos, que como resultado de la misma estaba herido Raúl Reyes, al que intentarían evacuarlo hacia territorio ecuatoriano para proporcionarle atención médica. En ningún momento esta información hacía referencia al sector de Angostura".[18]


• El coronel Mario Pazmiño, Director de Inteligencia de la Fuerza Terrestre, mantuvo contacto durante el día de los hechos con servicios de inteligencia de Colombia; informó de un enfrentamiento a las 06h30. Una funcionaría del servicio de inteligencia de Colombia intentó comunicarse con el Coronel Mario Pazmiño desde la víspera. Pazmiño toma contacto con la misma funcionaría al día siguiente, el 1 de marzo por la mañana, de esta actividad no existe ningún reporte.


La información entregada por el Coronel Mario Pazmiño, a primera hora del sábado l de marzo, coincide con la versión que utilizará posteriormente el presidente Uribe en su diálogo con el presidente Rafael Correa: un encuentro armado en caliente y persecución desde Colombia.


Durante el día, el Coronel Mario Pazmiño maneja a discreción la información que va recibiendo, y no comunica a sus superiores cuando el comandante del grupo de inteligencia Amazonas, TcrnI. Juan López, establece la presencia de una patrulla colombiana en territorio ecuatoriano.


• "Por versión de FF.MM. de Colombia, el día 01-0h50-MAR-008 en coordenadas 00° 21' 45" Lat. N. y 76° 20' 20" Log. W. se produce un ataque aéreo por parte de FF.AA. colombianas, "desde su territorio" a un G.I.A.C."[19]


4.2.2. El manejo del caso de Franklin Guillermo Aisalla Molina:


• El Director de Inteligencia de la Fuerza Terrestre, Coronel Mario Pazmiño conoció por informes emitidos el 2 y 3 de marzo, de la existencia en el campamento de Angostura de documentos pertenecientes al ciudadano ecuatoriano Frankiin Aisalla, quien ya había sido objeto de investigaciones militares y policiales desde el año 2004. Sin embargo, el coronel Pazmiño no transmitió ese descubrimiento a los mandos superiores y mantuvo oculta la información hasta que ésta se hizo pública entre el 24 y 27 de marzo. Pazmiño afirmó con posterioridad haber comunicado a Inteligencia del Comando Conjunto el 11 de marzo, la presencia de los documentos de Aisalla, pero dicha comunicación nunca fue registrada en el COMACO y existe duplicación de fechas entre esta supuesta comunicación y otra referida a un tema distinto; pero además no se refiere a esta supuesta comunicación cuando elabora su reporte a inteligencia del COMACO hacia el 18 de marzo


• En el informe del GIM-8y "Amazonas" de fecha 03-MAR-oo8, referente a las evidencias encontradas en el campamento de las FARC-EP en Angostura, se señala: "entre la documentación se encontró una papeleta de votación perteneciente al Ciudadano Ecuatoriano AISALLA MOLINA Frankiin Guillermo portador de la C.I. No. 171080975-5, (...) presumiéndose que el mencionado sujeto tiene vínculos con los GIAC, y de acuerdo a las versiones en la entrevista de la Ciudadana Mexicana Lucía Andrea MORETT ALVAREZ, existen contactos en la Ciudad de Quito que sirvieron de vínculos para facilitar el ingreso de los ciudadanos extranjeros hasta el campamento guerrillero para conocer exclusivamente a RAÚL REYES"[20].


• Antes del lo de marzo llama la atención que, en un libro de control de extranjeros que registra a las personas que cruzan el control militar de Santa Cecilia, se establece que la ciudadana mexicana Lucía Morett, en compañía de cuatro ciudadanos mexicanos, pasaron por allí el 19 de febrero con dirección a Quito. Sin embargo, este hecho no solo que no llamó la atención de inteligencia instalada en la zona, sino que no fue considerada en ningún momento en las investigaciones posteriores que trataron de establecer desde cuándo se encontraba la mencionada Morett en el campamento de Angostura.


• Los elementos de inteligencia tienen el deber de resguardar las pistas obtenidas en un evento de gravedad, como el sucedido en Angostura. Es conocido que los organismos de inteligencia acumulan archivos de utilidad y datos esenciales durante varios años. Sin embargo se destruyeron los documentos de identidad de Aisalla en el mes de mayo de 2008, sin conocimiento de las autoridades políticas y se sustrajeron cuatro fusiles M-16 sin la autorización ni conocimiento del Ministerio Público.


Por otro lado, existen informes contradictorios sobre el manejo de los documentos de Aisalla. En la página 11, con el subtítulo Conclusión, se dice lo siguiente: "se concluye que efectivamente, se encontró el 2 de marzo la papeleta de votación con los datos del ciudadano ecuatoriano AISALLA (...) y fue remitida a la Dirección de Inteligencia el 3 de marzo de 2008; por lo tanto la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Terrestre, conoció de la existencia de (...) AISALLA (...)"[21]. Se desconoce si remitió el documento original o una fotocopia, las autoridades ecuatorianas se enteraron de la presencia de AISALLA por medio de la prensa nacional.


De acuerdo al informe del CBOS CAÑAVERAL Héctor, éste entregó como mensajero especial al Crnl. Mario Pazmiño el certificado de votación de Aisalla[22]. En ese informe consta "Lista del material guerrillero entregado a la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Terrestre el 031900-MAR-008" y textualmente se señala, "01 Certificado de votación ecuatoriana del Sr. Aisalla Molina Franidin".


El informe del Destacamento de Inteligencia Shushufíndi DISHÜ, del 5 de marzo de 2008, señala textualmente que "dentro de las prendas encontradas al interior del campamento (...) se encontraron (...) una cédula ecuatoriana y dos certificados de votación perteneciente al Sr. AISALLA MOLINA FRANKLIN GUILLERMO No 171080975-5.


Sin embargo, en un documento titulado "Informe ejecutivo referente al "Caso Angostura", se dice textualmente: Conclusiones "5. El CBOP-IM Lenin Valencia reporta al TNTE Johnny ARCOS en el mes de abril de 2008, que tiene en su poder la cédula de identidad y dos papeletas de votación de Frankiin AISALLA, encontradas en el lugar del bombardeo.


Por su parte, el referido señor Oficial informa al Comandante del Grupo de Inteligencia Militar No. 87 "Amazonas", Tcrn. Juan LÓPEZ sobre el particular. El Tcrn. Juan LÓPEZ dispuso al TNTE Johnny ARCOS, la destrucción de los documentos indicados. El TNTE ARCOS destruyó los documentos en presencia del CBOP VALENCIA en el mes de mayo del presente año."


Cabe preguntarse, entonces, ¿Finalmente dónde estuvieron los documentos de identidad originales? En el Informe de la comisión investigadora conformada en la Fuerza Terrestre para el análisis de las acciones realizadas por la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Terrestre por los hechos suscitados en Angostura el 1 de marzo del 2008, Oficio No. 2008-642-DJFTde 23 de junio del 2008, firmado por el GRAD. Ernesto González V. Cdte. General de la F.T., se señala lo siguiente:


"En el mes de mayo, y una vez que las autoridades dieron a conocer que había fallecido un ciudadano ecuatoriano en el ataque de Angostura, el CBOP. VALENCIA informa a su Comandante que en su poder dispone de los originales de la cédula de identidad y las papeletas de votación del ciudadano FRANKLIN AISALLA; el señor Tnte. Arcos, comandante del Destacamento de Inteligencia Shushufindi, a su vez pone en conocimiento del señor Comandante del Grupo de Inteligencia Militar No. 87 (GIM-8y), Tcrni. E.M. Juan Carlos López, quien, en lugar de continuar con el trámite normal, ordena la destrucción de los documentos, interrumpiendo de ésta manera el análisis y flujo que debe seguir la información a través de su canal técnico hacia su inmediato superior"?.


Es curioso que en un reciente reportaje aparecido los días 22 y 23 de septiembre del 2008 en el periódico El Comercio, se publique una foto a color del certificado de votación de Aisalla. ¿Quién lo tiene? ¿Quién lo entregó a El Comercio? ¿Por qué lo tiene El Comercio y no lo tienen las autoridades?


El Tcrni. Juan Carlos López, Jefe del GIM 87, ordenó a sus subalternos destruir dos papeletas de votación y la cédula de identidad de Aisalla, destruyendo evidencias cruciales, sin embargo, hay que señalar que el Tcrni. Juan Carlos López informó oportunamente a su canal técnico superior, Crni. Pazmiño, sobre los documentos de identidad de Aisalla.


Pero cabe también analizar la relación de inteligencia de la Policía Nacional y de Inteligencia Militar (E2) con Frankiin Aisalla:


Según Informe No. 2008-014-IGPN-DAI de la Inspectoría General de la Policía Nacional, Departamento de Asuntos Internos, se desprende la siguiente información en relación a AISALLA:


• La Dirección General de Inteligencia señala que no existe documentación referente a relaciones entre Raúl Reyes y Frankin Aisalla. De la misma manera responde la Dirección Nacional Antinarcóticos.


"La Unidad de Operaciones Especiales -UIES- responde textualmente de la siguiente manera: "Mediante oficio No.i20-UIES-Q-o8, de fecha 04 de abril del 2008, suscrito por el señor Mayor de Policía Ledo. MANUEL EDUARDO SILVA TORRES, Jefe de la UIES de la Policía Nacional, y más anexos, da a conocer que se ha trabajado con la información obtenida y dispuesta mediante memorando No. 2004-6937-00 de fecha 17 de septiembre del 2004 y mediante memorando No. 2005-752-Jef-P- JP. de fecha 28 de julio del 2005"


"Es también muy importante señalar que, a partir del lo de agosto de 2005, la Dirección de Inteligencia de la F.T. dispone a la Brigada de Inteligencia Militar, suspender la vigilancia a Aisalla, por cuanto la Policía Nacional a través de la UIES ya estaba trabajando sobre ese
blanco[23]. Por ende, los servicios de inteligencia ecuatorianos sí conocían sobre la existencia de Aisalla desde hace varios años.


El Crnl. Mario Pazmiño asume la jefatura de la Brigada de Inteligencia Militar el lo de agosto de 2005.


• Otro hecho relacionado con el tema Aisalla es la captura momentánea de éste junto con el ciudadano Julio César Rivera Flores con CC. 170786535-6 por supuesta actividad sospechosa en torno al Ministro de Energía y Minas de ese entones Ec. Alberto Acosta. El Fiscal no encontró elementos de convicción para formalizar esa detención y ambos ciudadanos fueron liberados,


Con todos estos elementos no se puede tener un juicio exacto sobre los roles de Franklin Aisalla. Lo cierto es que se evitó que la Brigada de Inteligencia Militar de la Fuerza Terrestre profundice en sus investigaciones respecto a Aisalla. Es evidente que durante los años que supuestamente la UIES se hizo cargo del tema Aisalla, ésta unidad no produjo nuevos conocimientos sobre este personaje, todo lo contrario, los documentos enviados a la Comisión ratifican la misma historia, es decir, Aisalla era amante de Nubia Calderón, y a través de ella se relaciona a Aisalla con las FARC. Se presume que Aisalla pudo estar involucrado en el ataque a Angostura directa o indirectamente.


Al llegar al sitio denominado ANGOSTURA, el personal militar inicia el registro de la zona, respondiendo a las normas establecidas para estos casos, como resultados de esta actividad se toman pertrechos militares y otros artículos, entre estos se destacan 4 fusiles M - l6, uno de ellos con registro del ejército de los Estados Unidos, estas armas de fuego fueron ingresadas y registradas en la bodega de la Brigada Napo para ser utilizados en actividades militares, este procedimiento inadecuado, prueba deficiencias en el manejo de evidencias[24].


Con respecto a las sobrevivientes se puede indicar que al ser evacuadas a la unidad militar en la población de Lago Agrio por medios aéreos, fueron inmediatamente atendidas por elementos de sanidad quienes les proporcionaron las primeras atenciones logrando con ello su estabilización con respecto a su salud, durante la realización de estos procedimientos médicos estas personas fueron entrevistadas por personal militar, con la finalidad de obtener información de valor inmediato para enfrentar la situación que se estaba viviendo, esas actividades no fueron realizadas como determina la ley y los resultados no fueron puestos en conocimiento de las autoridades judiciales ni políticas, lo que prueba nuevamente el uso de procedimientos inadecuados.


4.2.3. Auto-percepciones en Fuerzas Armadas


Se considera importante transcribir textualmente una parte de las apreciaciones críticas que se realizan en el informe del Jefe del COMACO:


"Excesiva dependencia de las informaciones de inteligencia colombiana y por vía norteamericana.

Existen dos vías para el flujo de información, el canal de mando y el canal técnico: el primero asegura niveles de responsabilidad, pero vuelve lento el flujo de información, mientras tanto el segundo, si no existe un elemento humano muy calificado, la información está sujeta a valoraciones subjetivas, que subestiman piezas informativas importantes o distorsionan la información.


La aplicación de reglamentos obsoletos y comportamientos poco exigentes han facilitado la fuga de información. No hay cultura de seguridad que permita establecer controles eficientes.


Igualmente, la ausencia de medios informáticos seguros y de infraestructura de vigilancia y alarma temprana, afectan gravemente a los servicios de inteligencia.


La inteligencia en las FF.AA. no ha trabajado bajo una sola dirección y con una necesaria articulación entre las Direcciones o Departamentos de las tres ramas. Ha existido excesiva compartimentación e incluso competencia entre si.


El ámbito de la inteligencia en las FF.AA. es demasiado abierto, por lo que se perjudica a una inteligencia dirigida a la temática de Defensa.


No existe un direccionamiento de inteligencia desde el más alto nivel del Estado, que sirva para la obtención de inteligencia en los diferentes ámbitos de interés.


No se ha desarrollado un sistema de evaluación y control en todos los niveles de Inteligencia Militar."


5. LA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD DE ESTADOS UNIDOS


En marzo del 2002 se publica la Estrategia de Seguridad Nacional -NSS- de los Estados Unidos, la cual tuvo una repercusión que trascendió el ámbito de la comunidad estratégica, tanto por haberse formulado después de los atentados del 11 de septiembre, como por hacerlo en vísperas de la guerra con Irak. La NSS de 2002 representó un cambio cualitativo respecto a las estrategias anteriores porque estableció como objetivo prioritario la lucha contra el terrorismo global;


"la cual se percibe como una amenaza que justifica la movilización de los recursos y estrategias de seguridad nacional para llevar a cabo una guerra que va a ser larga y en la que se deben emplear una combinación de instrumentos militares y no militares, a largo y corto plazo, unilaterales y multilaterales"[25]


La última versión de la NSS, publicada luego de 4 años en marzo del 2006, continúa diversificando los frentes de lucha contra el terrorismo incluyendo respuestas militares, mecanismos diplomáticos, económicos o de desarrollo, desde la lucha unilateral por las ideas y el fomento de la democracia y la libertad a la cooperación multilateral (NSS, 2006).


5.1 Relación con Angostura.


Existen aspectos de la Estrategia de Seguridad de los Estados Unidos (ataques preventivos, Bush declara organizaciones terroristas a los GIAC), que se relacionan con los acontecimientos de Angostura. Entre estos aspectos se pueden mencionar los siguientes:


l. El Grupo Militar de los EE.UU., en Ecuador identifica ciertos objetivos que corresponden al Plan de Cooperación de Seguridad Regional del Comando Sur[26]. Estos objetivos incluyen:

 

· Asegurar que la defensa de la frontera norte esté acorde a metas de seguridad regional.

 

· Asegurar el mantenimiento del estatus operacional en la base de Manta.

 

· Asegurar que las FF.AA., ecuatorianas sean una organización profesional, usando los EE.UU. como modelo.

 

· Mejorar la capacidad ecuatoriana de inteligencia para preparar el campo de batalla (no la inteligencia nacional).

 

· Ayudar a eliminar el tránsito ilegal de personas de Ecuador hacia los EE.UU.


Evidentemente, muchos de estos objetivos muestran el interés por funcionalizar las políticas de Defensa de Ecuador a las políticas de seguridad de Estados Unidos, incluyendo el apoyo a las presumibles funciones del Puesto Avanzado de Operaciones (FOL) de la Base de Manta, en apoyo a operaciones del Plan Patriota en Colombia.


Todas las formas de ayuda militar al Ecuador deben ser de alguna manera conectadas a estos objetivos, los cuales son identificados por el Comandante del Grupo Militar de EE.UU., y aprobados por el Comandante del Comando Sur de EE.UU.


Por la misma época, la embajadora de EE.UU. en Ecuador, Kristie Kenney, realizó declaraciones que conjugan las acciones, intenciones e intereses de los EE.UU., tanto respecto al país en general como a la base de Manta en particular. La funcionaría mencionó:


"El Ecuador está involucrado en el conflicto colombiano porque el problema de Colombia es regional y los países vecinos deben ayudar para encontrar una solución al conflicto ... Ecuador ya está involucrado porque por sus fronteras transitan libremente narcotraficantes y guerrilleros, y el flujo de armas y drogas es considerable".


En períodos recientes, específicamente en agosto del 2006, el anterior comandante del FOL en Manta, Crnl. Javier Delucca, manifestó: "Manta es muy importante dentro del Plan Colombia, estamos muy bien ubicados para operar en esa área"; en marzo de 2007, manifestó: "no volamos sobre suelo ecuatoriano pero sí volamos sobre Colombia, en coordinación con una unidad militar especial en ese país".


En este contexto se debe entender algunos de los procesos internos del FOL de Manta:

 

· Las misiones para el FOL son diseñadas desde Key West, sede del Comando Sur.

 

· La ubicación de coordenadas, zonas de rastreo y objetivos se comunican al jefe del FOL con pocas horas de anticipación al inicio de la misión. A su vez, los oficiales ecuatorianos que participan en las misiones como acompañantes son notificados al momento de abordar la nave de turno. Esta manera de proceder se basa en criterios de reserva ante la posible vulneración de la información.

 

· Los oficiales ecuatorianos solo pueden permanecer en cabina mientras están sobrevolando territorio ecuatoriano reconocido internacionalmente (12 millas marinas).


2. No existe un control nacional sobre las actividades e información generada y procesada por las operaciones del FOL de Manta por el tipo de Convenio que firmó el Gobierno de Mahuad.


Pero adicionalmente, hasta el año 2002 los oficiales ecuatorianos participaron como acompañantes en todo tipo de avión autorizado en el FOL de Manta. Desde ese año solo lo hacen en los E3 Awac. Se viene cumpliendo una tradición informal de no poder abordar otro tipo de avión distinto al Awac.


Mediante entrevista al jefe del FOL[27], las razones por las cuales los oficiales de la FAE no abordan otro tipo de aeronaves distintas al ES, es la falta de personal HNR -acompañantes de vuelo- disponible para dar abasto a otro tipo de aviones. Además, existen requerimientos y conocimientos técnicos para emergencias y procedimientos de vuelo que debe cumplir el personal de la FAE y que no los tiene, ya que no ha recibido la capacitación necesaria para desempeñarse a bordo de aviones E2, KC 135 y HC 130.


3. No se dispone de una adecuada información sobre el tipo de misiones realizadas y sus resultados.

Recientemente, -2 de julio de 2008- el Comando de Defensa Aérea notificó al Comandante de la Base de Manta, que la FAE debería disponer de la información de los resultados de las misiones, a fin de conocer aspectos operacionales de las misiones denominadas BLUE[28].

Existe una alta discrecionalidad sobre los resultados de las misiones del FOL. Si bien el convenio menciona el carácter reservado de ellas, la FAE no llega a saber los resultados de las mismas porque NO se exige la entrega de resultados que pueden ser compartidos a pesar de que el convenio así lo faculta.


4. No existe un control pormenorizado sobre el personal de terceros países que ingresan a las instalaciones del FOL, por las excesivas flexibilidades y excepciones del Convenio, particularmente en el caso de personal desplegado menos de 7 días, el cual sólo necesita registrar su ingreso a través de la sección de inteligencia de la FAE y no requiere
tarjeta de identificación de esta sección, punto 10 "seguridad", acápite (e).


Este personal se moviliza exclusivamente con las tarjetas de IDENTIDAD del USG y sus ÓRDENES; de ahí que:


• No sabemos cuáles y de qué tipo son esas órdenes.


• No se revisan esas órdenes venidas desde Key West.


5. Se realizaron vuelos que podrían tener relación con algún tipo de apoyo a las aeronaves que participaron en el bombardeo a Angostura.


En efecto, los reportes proporcionados por la sección de inteligencia del Ala de Combate No. 23 de la Base aérea de Manta confirman el vuelo realizado por el avión HC 130, matrícula 1708 de la USCG los días 29 de febrero y lo de marzo. El avión despegó de dicho FOL a las 19:28 para una misión antinarcóticos y regresó el día 1 de marzo a las 4:40 am.


En el informe enviado al Ministerio de Defensa[29], se concluye que el avión cumplió 9:12 horas de vuelo operacional antinarcóticos, de los cuales se conoce con certeza que empleó aproximadamente 50 minutos en ida y retorno en la ruta Manta-Mibar-Manta. Durante el tiempo restante se desconoce por completo su ubicación ya que mantiene un estatus de vuelo operacional. Estos datos son confirmados por el mayor José Larrea, jefe de la sección de inteligencia del Ala de Combate 23 Manta.


Se puede afirmar que existieron cambios en el patrón y registro de vuelos autorizados


• "De acuerdo a las estadísticas del último año, las misiones "Antinarcóticos", con el avión tipo HC-130, se cumple en horarios matutinos y/o vespertinos, aterrizando máximo hasta las 21Hoo, situación que desde el 23 al 29-FEB-o8 varía significativamente, puesto que la media de sus decolajes es desde las 2oHoo y aterrizajes a las 04H30" (Informe respecto a la operación y vuelo realizado por el avión ÜSCG HC-130 que operó desde el FOL Manta, el 29-FEB y 01-MAR-08, Comando de Operaciones Aéreas y Defensa, Guayaquil 13 de marzo del 2008, Oficio No. 0025-EF-G4-S-08 firmado por Brigadier General Leonardo Barreiro Muñoz, Cdte. Comando Operaciones Aéreas y Defensa)


• El HC 130, matrícula 1708, fue transferido el día 3 de marzo sin que se conozca actualmente su destino. Cabe señalar que el tipo HC 130 matrícula 1708 no tiene capacidad de reabastecimiento en vuelo.


5.2 Consideraciones militares en el ataque del 1 de marzo


1) "En virtud del número de oficiales norteamericanos que asesoran a las Fuerzas Militares de Colombia, es posible que dentro de la planificación de esta misión, hayan participado como asesores."


2) "Las Fuerzas Militares de Colombia, cuentan al momento con equipo militar de alta tecnología proporcionada por los gobiernos de EE.UU., Gran Bretaña, España e Israel, que le ha convertido en una potencia militar en la región."


3) "Las Fuerzas Militares de Colombia conocen perfectamente las debilidades y vulnerabilidades de las Fuerzas Armadas de Ecuador, especialmente en lo que a Defensa Aérea se refiere".


De acuerdo al "Informe final de la investigación del bombardeo ejecutado por las Fuerzas Armadas de Colombia"[30] se obtiene las siguientes evidencias


a) Los números de serie y stock de las aletas estabilizadoras de cola de bombas encontradas corresponden a explosivos de fabricación estadounidense de última tecnología Guided Bomb ünit-12 -GBUi2- Estos dispositivos se instalan en bombas de propósito general Mk-82 de 500 libras.


b) La fecha de fabricación del grupo de aletas estabilizadoras MXU 650/8 encontradas en el sitio del bombardeo corresponden a julio 2007.


c) Los 10 cráteres encontrados presentan uniformidad y simetría en su área de impacto (círculo de 2,40 metros de diámetro y 1,80 metros de profundidad), daños que pueden ser causados únicamente con un ángulo de impacto entre 70 a 90 grados). Esto permite deducir que se emplearon bombas GBU-12 Paveway II con guiado GPS/INS de fabricación estadounidense.

d) La Fuerza Aérea Colombiana -FAC- opera aviones Mirage 5 y Kfir €7, los cuales NO poseen dentro de su equipamiento computadoras integrales digitales necesarias para estar en la capacidad de administrar la adquisición y lanzamiento de bombas con guiado GPS/INS; teniendo EXCLUSIVAMENTE la capacidad para emplear bombas de guiado láser de fabricación israelita GRIFFIN. Su sistema es analógico.


e) La empresa EMBRAER fabricante de los aviones Súper Tucano NO tiene experiencia en el montaje de bombas inteligentes de fabricación estadounidense, como es el caso de la bomba GBU-12 Paveway II. Únicamente tiene experiencia con la bomba GRIFFIN, de "requerirse el empleo de ese armamento (...) el país interesado primeramente debe adquirirlo y entregárselo a la empresa para que ingrese al proceso de certificación que va desde el análisis técnico hasta el lanzamiento del mismo, debiendo también proporcionar a la empresa el "iluminador" para ese tipo de bombas ya que cada tipo de bomba inteligente posee códigos homologados con su respectivo iluminador"[31].


f) Sin embargo, "El peso total de la bomba con la cabeza de guiado y colas replegables hacen un total de 611 libras, lo que nos confirma que no fueron aviones Súper Tucano los que realizaron el bombardeo, ya que en ninguno de los 5 puntos duros que tienen bajo sus alas pueden superar las 500 libras de carga".


g) De acuerdo a investigaciones realizadas por parte de la FAE a proveedores y fabricantes de los aviones Súper Tucano se concluye que esos aparatos para que obtengan la capacidad de lanzar bombas con guiado GPS/INS requieren del "DOMINIO" del software y los protocolos para realizar dicha integración, los cuales son de exclusividad de los fabricantes, volviendo nula la posibilidad de que Colombia haya logrado modificar sus aviones Súper Tucano.


h) Las bombas Paveway II GBU-12 pueden ser lanzadas por aviones: A-y, A-10, B-52, F-m, F-H7, F-15, F-i6, F/A-i8 C/D, F-14, A-6 de acuerdo a la guía de identificación de armamento de la OTAN y archivos existentes en la FAE.


En otra investigación realizada por los oficiales de grado Mayor, Diego González y Fabián Salazar, pilotos de Kfir y Mirage Fi, respectivamente, señalan lo siguiente:


i) "Luego del análisis de las fotografías entregadas por la Comisión de Oficiales FAE (...) se pueden observar los cráteres en el terreno a causa del bombardeo aéreo, no se puede descartar que el patrón de impactos en el terreno podría haber sido ocasionado solamente por dos aeronaves (diferentes al Kfir C-7 o Mirage V), equipadas con seis (06) y cuatro (04) bombas respectivamente[32].


Los aviones Kfir C-7 y Mirage-V de la Fuerza Aérea Colombiana, están en la capacidad real de llevar dos (02) bombas GRIFFIN cada avión".


Las evidencias y análisis técnicos permiten la sospecha de que el bombardeo pudo NO ser ejecutado por la Fuerza Aérea de Colombia, sin la asistencia de un segundo actor.


Esta circunstancia pretendió ser resuelta cuando las Fuerzas Militares de Colombia explicaron al Alto Mando Militar de Ecuador (reunión del 21 de mayo de 2008 en Panamá)[33] que en el bombardeo participaron aeronaves de Colombia, específicamente aviones A 37 (cuya tecnología tampoco permitiría realizar estas operaciones) e invitó a una delegación ecuatoriana a que visite Bogotá, tenga las explicaciones técnicas del bombardeo y pueda realizar las inspecciones necesarias para despejar las dudas ecuatorianas.


Esta reunión, por invitación del Jefe de las Fuerzas Militares de Colombia y viabilizada por la OEA, se realizó en Bogotá el lo de julio de 2008. La delegación ecuatoriana estuvo conformada por el General Enrique Velasco y el Mayor Santiago Galarza, de la Fuerza Aérea. Lamentablemente no se entregó ninguna información ni explicación por parte de Colombia, con el argumento de que las condiciones políticas habían cambiado.


Por mediación de la OEA, se realizó una segunda reunión en Panamá, el 13 de agosto 2008. En esta delegación participaron el General Rodrigo Bohórquez, Comandante General de la FAE; Coronel Luis Matheus, Director de Inteligencia de la FAE, Mayor Santiago Galarza y Sargento Mario Basantes. Nuevamente, en esta reunión la delegación de Colombia tampoco entregó ninguna información que permita verificar que los aviones que participaron en el bombardeo a Angostura hayan sido colombianos.


De esta manera se puede concluir que Colombia no ha entregado ninguna información consistente que confirme la participación exclusiva de sus aeronaves en el bombardeo al campamento de Angostura, manteniéndose por tanto la sospecha ecuatoriana de participación de aeronaves de otro país fuera de la región.


6. CONCLUSIONES


• Existen indicios sugerentes de que el ataque de las Fuerzas regulares de Colombia a Fuerzas irregulares colombianas en territorio ecuatoriano se hizo en base a una operación combinada entre Colombia y EE.UU., con la participación de una red de inteligencia extranjera operando en el Ecuador, que conocía con antelación del bombardeo y de los pasos subsecuentes que el Gobierno de Bogotá iba a tomar.


• Las unidades de inteligencia y las operativas, calificadas como especiales por la Policía Nacional, mantienen una dependencia económica INFORMAL con los EE.UU., para pago de informantes, capacitación, equipamiento y operaciones. Esta situación nos subordina como país a las políticas de seguridad de Estados Unidos y se constituye en un mecanismo de penetración extranjero en unidades de seguridad del Estado ecuatoriano, destacando especialmente el caso de la ÜIES y de la DNA.


• De la misma manera, se mantienen relaciones INFORMALES entre el Grupo Militar de Estados Unidos y organismos de inteligencia de FF.AA., y Policía Nacional que también han generado una dependencia económica para equipamiento y pago de informantes, y que también constituyen mecanismos de penetración en Fuerzas Armadas y Policía Nacional. La red de inteligencia extranjera que se presume opera en el Ecuador, mantuvo contactos con organismos ecuatorianos de seguridad como la ÜIES e inteligencia militar, con anterioridad, durante y después del bombardeo a Angostura.


A su vez, estos mecanismos informales, refuerzan la dependencia del Estado ecuatoriano de la cooperación FORMAL que mantiene nuestro país con Estados Unidos y que se destina a mejoramiento de infraestructura, principalmente en la frontera norte; a equipamiento de transporte y comunicación en la misma frontera; a capacitación; muchos de los cuales se viabilizan desde el Comando Sur de Estados Unidos, a través de la delegación del Grupo Militar de la Embajada de ese país, así como de las delegaciones de los organismos de antinarcóticos estadounidenses, que se relacionan con la Policía Nacional.


Las reuniones mantenidas con personal de la CÍA en Ecuador demuestran las relaciones que se han construido con personal de la Policía y las Fuerzas Armadas desde hace muchos años y reafirma la existencia de redes como las que manejaba alias SWAT, así como vínculos con oficiales de organismos especiales y de inteligencia de las dos instituciones.

 

También manifiestan la preocupación e interés que tiene la CÍA por influir en el diseño de la nueva arquitectura de la inteligencia ecuatoriana,


De las investigaciones realizadas se puede concluir que inteligencia militar no informó oportunamente a los canales respectivos, para hacer llegar esta información a la Presidencia de la República sobre las interioridades de lo ocurrido, tanto en torno a la presencia del ciudadano ecuatoriano Aisalla, como de las declaraciones obtenidas a las mujeres sobrevivientes del bombardeo y la naturaleza de su presencia en el Ecuador, lo que provocó que el señor Presidente se pronunciara en más de una ocasión sin información adecuada y oportuna.


La investigación no ha permitido despejar las interrogantes sobre la relación del FOL de Manta con el bombardeo por las restricciones de la información sobre las actividades operacionales del FOL.


Tampoco se ha logrado determinar el tipo y nacionalidad de los aviones que participaron en el bombardeo, pues no ha sido entregada ninguna información consistente y fundamentada por parte de las Fuerzas Militares de Colombia. Tampoco se ha entregado información sobre la adquisición, por compra o donación, de las bombas utilizadas en Angostura.


Los mecanismos existentes no son apropiados para el monitoreo y evaluación del entrenamiento y capacitación de militares y policías ecuatorianos en los EE.UU.


No existe una instancia de inteligencia nacional dependiente del poder político, que planifique, direccione, coordine, controle y articule a los subsistemas de inteligencia militar y policial.


En función de los hechos que rodearon a los acontecimientos de Angostura tales como: mal manejo y destrucción de evidencias judiciales, ocultamiento de información, contactos con supuestas redes de inteligencia extranjeras sin autorización superior, entre otras, hace ver la necesidad de realizar de manera detallada una investigación judicial, para determinar responsabilidades administrativas, civiles y penales.


7. RECOMENDACIONES


• Iniciar procesos de indagación a través de la Fiscalía General de la Nación, para determinar responsabilidades civiles, administrativas o penales en base a la información presentada en este informe.

 

Reestructurar la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional, sus unidades especiales y eliminar del orgánico la Unidad de Investigaciones Especiales -UIES-, por considerar que se encuentra muy contaminada de influencias ajenas a los intereses nacionales; de hecho, actúa con autonomía, incluso por fuera de la institucionalidad policial.


Reestructurar las unidades de inteligencia militar y las direcciones de inteligencia de las Fuerzas Armadas en base a una estructura tipo y por procesos, reforzando a la Dirección de Inteligencia del COMACO para que pueda optimizar los recursos y alcanzar el mando y control del sistema de inteligencia militar.


Una parte muy importante de esta reforma será la reubicación del personal cuyas actuaciones contribuyeron a la falta de oportunidad y de precisión en la información proporcionada durante el bombardeo a Angostura, así como también del personal sospechoso de filtración de información, o con duda y certeza de actuaciones poco éticas, como la supuesta entrega de los documentos al director de inteligencia del COMACO el 11 de marzo y que no reposan en ninguna parte.


Promulgar una ley de inteligencia nacional que impulse un nuevo sistema de conducción política dependiente de la Presidencia de la República, que planifique, controle, direccione, coordine y articule a los subsistemas de inteligencia de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y con capacidad de búsqueda de información, análisis estratégico y conducción político-estratégica de los servicios de inteligencia.


Es fundamental un nuevo diagnóstico de amenazas, con distintas bases conceptuales de la seguridad nacional, a fin de establecer escenarios prospectivos que permitan diseñar estrategias y políticas de seguridad acordes a ese análisis.


Es necesario organizar un programa de capacitación y formación con instructores nacionales y extranjeros, asegurando amplitud de origen y de tipos de experiencia. Buscando apoyo de programas universitarios especializados.


Evaluar los convenios de cooperación. Suspender y prohibir toda cooperación financiera internacional destinada a los órganos de inteligencia ecuatorianos que no tenga la aprobación de las autoridades políticas responsables.


Establecer rigurosos controles políticos y económicos al desempeño de los organismos de inteligencia y de las unidades especiales que a futuro se creen en la Policía Nacional y en las Fuerzas Armadas.


Establecer categóricamente los límites entre la inteligencia para la defensa y la inspectoría de investigaciones internas, pues los operativos de inteligencia dirigidos a situaciones internas de la institución pueden potencialmente afectarla, además de que no es su tarea específica y ha conducido a prácticas inadecuadas intra-ínstitucionales.


Profundizar en el conocimiento sobre redes extranjeras de inteligencia que actúan en el Ecuador, a partir de los resultados obtenidos hasta el momento.


ANEXO 1

Conclusiones y conversaciones Caso SWAT


l. ANTECEDENTES:


Al haberse conocido de varias versiones en cuanto a la presencia en nuestro país de una supuesta agente de la Agencia Central de Inteligencia (CÍA), que habría tenido gran influencia principalmente en la Policía Nacional aunque también en el Ejército, se procedió tomar contacto con personal de agentes que han participado en las operaciones de inteligencia en torno a la referida persona.


2. CONCLUSIONES:


• La Sra. Leila Hadad Pérez habría estado utilizando una identidad falsa para desarrollar sus actividades en el Ecuador. De la información que se ha recolectado, NO EXISTE registro de su nacimiento ni inscripción en Otavalo.


• Personal de la UIES fue designado para brindar protección a Leila Hadad Pérez, este personal habría tenido conductas irregulares e incluso pudo haber incurrido en comportamientos ilegales al impedir la acción de agentes de la Dirección General de Inteligencia, amenazándolos con armas de fuego.


• El Sargento Manuel Mesías Espín Mendoza registra movimientos migratorios no autorizados por la Policía y estados financieros no acordes al grado que ostenta, llamando especialmente la atención el hecho de que su vehículo tenga registrada la dirección del almacén "Aladino".


• Leila Hadad Pérez ya tenía acciones judiciales en su contra, pero ninguna de ellas prosperó, por razones sospechosas.


• La Policía Nacional conocía, por lo menos desde el año 2004, de varios hechos irregulares en torno a Leila Hadad Pérez.

 

• Los frecuentes viajes realizados por Leila Hadad Pérez y su presunta familia hacia los Estados Unidos evidencian la existencia de un gran vínculo con ese país.


• El General Domínguez, ex Comandante de la FAE (2000 - 2002) admite haber estado en una reunión de trabajo con Leila Hadad Pérez, en compañía de un Almirante y otras personas, tratando temas relativos a FF.AA. y Policía Nacional.


• En caso de probar que las voces en las grabaciones adjuntas corresponden a quienes se presume, resulta evidente una influencia muy poderosa de Leila Hadad Pérez sobre las autoridades policiales de esa época.



ANEXO l. A

RESUMEN DE INFORME POLICIAL


CONCLUSIONES:

Fundamentados en las diligencias investigativas realizadas, hasta el momento se puede enunciar las siguientes:


l. En el transcurso de los dos últimos meses, (septiembre y octubre) se han producido cuatro incidentes entre personal de la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional y personal de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Nacional. Esta conclusión se fundamenta en los siguientes hechos que están debidamente documentados:


a. El 14 de septiembre de 2004, siendo las nh45, en circunstancias en que un equipo de trabajo realizaba Operaciones Básicas de Inteligencia en el campo político, fueron abordados por el señor Sargento Primero de Policía Luis Rodríguez Granda, quien en actitud descortés y sin demostrar el debido respeto al superior jerárquico ha averiguado ¿qué trabajo estaban realizando?, ¿qué estaban vigilando? y ¿por qué estaban tomando fotografías?, pese a que quien estaba a cargo del operativo se identificó como superior jerárquico, prestando sus servicios en la Dirección General de Inteligencia. No terminando ahí el incidente; es decir, la falta de respeto al superior jerárquico, sino que incluso manifiesta este clase que "deben ponerse de acuerdo para no hacerse daño".


b. El 28 de septiembre de 2004, los señor policías Mario Gonzalo Méndez Yambay y Milton Leonardo Vinuesa Guzmán, en circunstancias que se han encontrado realizando una actividad ordenada por sus superiores jerárquicos, con la finalidad de actualizar los censos de personas extranjeras, en el sector de la Av. González Suárez, han sido víctimas de amenazas con armas de fuego, detención ilegal e incluso han sido sometidos a un interrogatorio por parte de una ciudadana extranjera, pese haberse identificado como Policías en servicio activo, prestando su contingente en la Dirección General de Inteligencia a mando del Sr. Capitán Paúl Mora, jefe del Frente Subversivo. No terminando ahí este nuevo incidente sino que tratan de inducir a los dos mencionados policías para declaren cosas lejanas a la verdad.


c. El 13 de septiembre de 2004, en circunstancias en que el Sr. Sargento Segundo de Policía Juan Ramón Enriques Sola, había sido designado a realizar vigilancia y monitoreo de actividades políticas en el Congreso Nacional, mientras se dirigía a esta consigna, luego de haber circulado por la Av. Eloy Alfaro, tomar por la Av. González Suárez y encontrarse circulando por Av. 12 de Octubre ha sido interceptado por un vehículo Mercedes Benz, color plomo, vidrios polarizados, sin placas del cual se ha bajado una persona de sexo masculino, que lo identifica como policía nacional de nombres Manuel Espín Mendoza, quien debido al tráfico existente ha golpeado la ventana y le ha amenazado diciendo " ...ya estás fotografiado .... VUELVE A PASAR POR AHÍ Y VAS A VER LO QUE TE PASA...".


d. En cumplimiento a una disposición del Sr. Comandante General de la Policía Nacional, personal de la Jefatura Provincial de Inteligencia de Pichincha, se encuentra realizando OBI al interior del Centro de Rehabilitación Social de Varones Quito No., 4, es así que el día 15 de octubre del 2004, siendo las i2h30, un interno (preso) de nombres Carlos Albuja, luego de reclamarles una hoja y amenazarles que se van a meter en problemas, con la finalidad de infundirles temor les indica ahorita mismo llamo a la UIES".


2. Resultado de las Operaciones Básicas de Inteligencia se llega a determinar que los señores clases de la Unidad de Investigaciones Especiales, involucrados como actores principales dentro de los incidentes en el sector de la Av. Gonzalez Suárez, serían:


SGOP. RODRÍGUEZ GRANDA LUIS ANTONIO

SGOS. ESPIN MENDOZA MANUEL MESÍAS

CBOS. ILLESCAS CUMBAL CESAR OLMEDO


3. Que los señores SGOP. RODRÍGUEZ GRANDA LUIS ANTONIO, SGOS. ESPIN MENDOZA MANUEL MESÍAS, CBOS. ILLESCAS CUMBAL CESAR OLMEDO; prestan sus servicios en la Unidad de Investigaciones Especiales. Esta conclusión se fundamenta en la verificación en la Dirección General de Personal de la Policía Nacional del Ecuador.


4. El hecho ocurrido, el 14 de septiembre de 2004, a las nh45, entre el equipo de trabajo de la DGI y el señor Sargento Segundo de Policía Luis Rodríguez Granda, encuadra la conducta del señor Sargento Segundo de Policía LUIS RODRÍGUEZ GRANDA, dentro de lo que estipula el Art. 64, numeral 5to. "Los que ejecutaren cualquier acto que revele falta le consideración y respeto al superior, dentro y fuera del servicio",acto que según el mismo reglamento está agravado de acuerdo a lo que establece el Art. 30 literal c, que textualmente dice: "que el hecho se haya ejecutado en presencia del personal (Sargento primero Libio Constante Ordóñez Pinzón), de tal manera que pueda considerarse como mal ejemplo en el mantenimiento del orden y de la disciplina".


Esta conclusión se fundamenta en el Parte Informativo, elaborado por el equipo de trabajo Arcángel el día del incidente y puesto en conocimiento del escalón superior para que se proceda de acuerdo a la Ley.


5. El hecho ocurrido el 28 de septiembre de 2004, a las ioh30, entre los señores Sargento Primero de Policía LUIS RODRÍGUEZ GRANDA, sargento Segundo de Policía MANUEL MESÍAS ESPIN MENDOZA y Cabo Segundo de Policía CESAR OLMEDO ILLESCAS CUMBAL, pertenecientes a la Unidad de Investigaciones Especiales y los señores Policías MILTON LEONARDO VINÜESA GUZMÁN y MARIO GONZALO MÉNDEZ YAMBAY, mientras cumplían su normal desempeño, encuadra la conducta de los señores clases de la Unidad de Investigaciones Especiales en el cometimiento de delitos contra la seguridad interior del Estado, de acuerdo a lo que el Código Penal Común establece.


6. Los movimientos migratorios que habría realizado el señor Sargento Segundo de Policía MANUEL MESÍAS ESPIN MENDOZA, (una salida a Colombia el 12-AGO-2000, un arribo desde los Estados Unidos de Norteamérica el 31-JÜL-2002) son ilegales por cuanto se ha verificado en las Órdenes Generales de la Policía Nacional que dicho señor clase no registra la correspondiente autorización mediante Acuerdo Ministerial para que pueda abandonar el país. Por lo que esta acción hace que su conducta se adecué a lo señalado en el artículo 62 numeral 56 (falta disciplinaria de segunda clase), que por falta de control de quien en esa época haya sido su jefe, ya habría prescrito. Hecha la verificación en las Órdenes Generales de la Policía Nacional de los años 2000 y 2002 tan solo registra una autorización para viajar a los Estados Unidos de Norte América en uso de Ocho días de permiso (Orden General 160 del lunes 21 de agosto de 2000).


7. Se ha comprobado que a Leila Hadad Pérez, el 29 de abril de 2002, se le inició un juicio por falsificación de documentos (juicio No. 205), que se lo tramitó en el Juzgado Segundo de lo Penal de Pichincha, autoridad que el 17 de junio del mismo año, siendo Juez el Sr. Dr. Ornar Quijano Peñafíel, declara la prescripción de la acción a favor de Leila Hadad Pérez. Por lo tanto: -PS:


• La prescripción de la acción en este caso específico, bajo ningún punto de vista autoriza para que dicha señora Leila Hadad Pérez, pueda continuar utilizando su supuesta identidad y nacionalidad ecuatoriana.


• Al no estar facultada la señora Leila Hadad Pérez, para utilizar su supuesta identidad y nacionalidad ecuatoriana, no debe presentarse con la misma para realizar cualquier tipo de actos en donde, es requisito indispensable la presentación de documentos como son: la cédula de identidad, pasaporte, licencia, entre otros actos jurídicos, comerciales, económicos ya que cada vez que lo hace comete un nuevo delito.


• Fundamentados en lo que indica la Carta Magna del Estado Ecuatoriano, existen dos tipos de ecuatorianos: por nacimiento y por naturalización, en este caso que nos ocupa, no se trata de ninguno de los dos, por lo tanto, todos los actos que esta señora ha realizado con su supuesto nombre y nacionalidad resultarían ilícitos.


8. Existe una denuncia presentada por el señor Patricio Ona Vélez, ante el Fiscalía Distrital de Pichincha, en la cual se denuncia a Leila Hadad Pérez, por el delito de tráfico de menores, denuncia que se encuentra en proceso de investigación. (2002)


Esta conclusión se fundamenta en la Denuncia presentada por Patricio Oña Vélez en la Fiscalía Distrital de Pichincha y que ha sido ingresada con el número de tramite 0030 a las nh22 del día 08 de octubre del 2002.


9. Resultado de las Operaciones Básicas de Inteligencia se ha podido concluir que el interno del Centro de Rehabilitación social de Varones N0.4. Carlos Albuja, es informante de la UIES, se desconoce la razón por la cual dicho interno tiene la astucia y temeridad de amenazar a dos policías en servicio activo de la Dirección Nacional de Inteligencia, utilizando para el efecto el nombre de la Unidad de Investigaciones Especiales.


10. El trabajo que se realiza en la en la Dirección General de Inteligencia es altamente profesional y se sustenta en la rigurosidad de métodos de investigación, objetivo que prescinde de cualquier índole de subjetivismo, temor o favor. La capacidad investigativa del personal; es decir, la capacidad de generar escenarios, describir acciones y actores; levantar y procesar información para la mejor toma de decisiones o posicionamientos de estabilidad institucional y estatal, está fundamentada, de ser requeridas, en evidencias y principios de pruebas que están listas y disponibles para el ejercicio de las acciones legales correspondientes, además dicha información está debidamente clasificada y salvaguardada inclusive para prevenir arremetidas de intereses ajenos. Todo esto queda demostrado en los resultados de un sinnúmero de trabajos bien conocidos por el mando institucional.


11. Las conclusiones anteriores presentan situaciones que podrían desembocar en varios escenarios posibles, en los cuales se pondría a prueba la capacidad institucional para afrontar las amenazas, que buscan desestabilizar los procedimientos e invalidar la acción responsable de la Policía Nacional del Ecuador.


Al enfrentar estas amenazas (es decir las externalidades que van en contra de la institución, provocadas por terceros ajenos, fuera de la Institución), pueden ocurrir intentos de desacreditar tanto al referido método de investigación (de la conclusión novena) como a las personas que realizan ese proceso, vale la pena decir personal de la Dirección General de Inteligencia.


Para el primer evento se tienen varias fortalezas que la hacen invulnerable, el manual de procedimientos, la autoridad legal, profesional y sobre todo la autoridad moral.


Para el segundo evento la fortaleza es el trabajo profesional e imparcial que ofrece resultados objetivos e incuestionables, que buscan la información, la procesan, la sistematizan profesionalmente y la presentan para la toma de decisiones acertadas y oportunas.


ANEXO l.b

CONVERSACIONES EN LAS QUE PRESUNTAMENTE "LEILA HADAD PÉREZ" HABLA CON ALTOS MANDOS DE LA POLICÍA NACIONAL


Pista 01:


Swat: Yo ayudé... puse toda mi amistad para que sea Edgar Comandante. ¿Por eso Zapata me odia? O vos me odias... entiéndeme estoy analizando adelante de vos todo... con el Edgar yo siento... Yo no lo conocía al Edgar... antes. Había un señor que se llama Steve aquí, en lugar como ahora Chuck ... Chuck ... que había una problema en la Unidad (UIES) y dijeron que salga Edgar Vaca, de la Unidad... en 24 horas... en ese tiempo estaba Verduga y Fabián Alarcón, le dije "yo no puedo" y Hinojosa es testigo de esto... el Marco ¿hablas con Marco no? Yo hablé a Marco Hinojosa, le dije "hermano, mis amigos si hay la posibilidad, cambiar al jefe de la unidad"... me dijo vos le conoces, dije no le conozco y me dijo él me cambia a mi antes de que yo lo cambie a él...


Hombre: ¿Quien dijo eso?


Swat: De Edgar Vaca... Era comandante de la unidad... jefe de la unidad... le dije hermano... esto... nunca te pedí hacer algo, pero es una orden, quiero cambiar en 24 horas... me dijo no puedo, lo siento, este tiene relación con Verduga y con Fabián Alarcón yo no puedo tocar... y pregunta a Marco Hinojosa todo palabra que estoy hablando... me dijo lo siento... yo fui donde a donde mi amigo y yo le dije... dice que lo cambia a él antes... yo no conozco quien es Edgar.. Yo no le conocía quien es Edgar... me dijo Juan Verduga... o ...


Hombre:... ¿en el Gobierno de León?


Swat: de Fabián Alarcón hermano estoy diciéndote... En ese tiempo estaba Steve aquí... Tuve que salir ...... sin conocerlo y él se fue a Chile...... ahí lo sacaron y lo pusieron a Luchín ... apoyar al Vinuesa para que tomara el mando... tú sabes como es el chino, de la unidad y .... Y ahí empecé a conocer, porque antes no conocía a ninguno... de lejos... me entiendes... EMPECÉ A TRABAJAR CON EL... Regresa 
Edgar de Chile y viene el Cartagena... TODOS ESTÁN VIVOS ya y me dice "Edgar es uno de los mejores oficiales, es así... es una infamia, es así... con Cartagena en mi casa... Tiene que hacerse algo... esto está mal que salió así como perro... no vale, no se que ..." para presentar al Edgar, el Cartagena me trae al Edgar le conozco a él ... sale Steve , llega una señora de pelo rojo, que estaba en el matrimonio de mi hija, yo pedí, en el día del matrimonio de mi hija ... el día que hizo el golpe Lucio... se acuerda estaba Pancho Huertas, estaba Telmo Sandoval todos los generales, estaba Jorge Villarroel, Cevallos .. TODOS... estaba la señora del embajador Americano y le digo... verás, yo quiero que me escuches, porque él habla una historia, y dice que la embajada le hizo mal, en dañar su imagen, porque todos dicen que como así en 24 horas salió adelante de la unidad... yo pienso que es un buen oficial, y no vale que tenemos pelea...


Pista 02:


Swat: hablo de los actuales... Tengo el chino (el General José Antonio Viñueza Jarrín), que sí soy amiga con él, el Cartagena que ahora lo veo... que... al año dos veces o tres veces... la mujer (Amada Briones Fernández) a veces viene con la hermana con Patricia (Patricia Briones Fernández), conozco a Heredia (General Rodrigo Heredia Amores) que una vez al año, una vez ... así... te hablo de frente .. ¿Quién más?... de la Unidad ahí sí... yo conozco... unos... 5 más 4 o sea 9 personas de la Unidad (UIES)... ¿quién más de la policía conozco?


Pista 03;


Supuesta conversación entre General Villarroel y Leila Hadad Pérez (SWAT):


• VILLARROEL: hola


• N.N. MUJER: aló?


• VILLARROEL: si está SWAT


• N.N. MUJER: ¿Departe de quién?


• VILLARROEL: General Villarroel.


• N.N. MUJER: un ratito


• SWAT: aló?


• VILLARROEL: Hermana


• SWAT: Hermano ¿como estás?

 

VILLARROEL: ¿Cómo estás?


• SWAT: Bien gracias


• VILLARROEL: lo tuyo ya está


• SWAT: seguro


• VILLARROEL: seguro, ¿quién te conversa esas cosas?


• SWAT: me avisaron que el LUIS QUEZADA esta aquí, quedando


• VILLARROEL: en la dirección


• SWAT: sí, el otro


• VILLARROEL: el otro se queda en el GOE, eso ya había ordenado yo antes, el Director de Personal me dice si usted ya ordenó, porque me pidió Cozar inclusive.


• SWAT:¿ El resto del papel, hay?


• VILLARROEL: El resto del papel no he tenido tiempo ni de reunírme, vamos a hacer recién hoy,


SWAT: No me olvides el asunto del registrador de la propiedad hermano por Dios y de la carpeta de la mecánica, yo sé que me olvides.


VILLARROEL: ya, del registrador no porque ya di la disposición,


SWAT: el registrador


VILLARROEL: SÍ


SWAT: ya está


VILLARROEL: lo de la carpeta


SWAT: ya lo perdiste


VILLARROEL: aquí debe estar, sino que hay bastantes carpetas


SWAT: bueno mi amor


VILLARROEL: vea hermana


SWAT: a ver


VILLARROEL: yo no he hablado para nada con el Coronel Cascante,


SWAT: sí


VILLARROEL: parecen que no están informando bien, ni he sido invitado a ninguna parte, de gana le están metiendo a este pobre


SWAT: no, no él dijo esto


VILLARROEL: a qué bien, entonces está mintiendo pues


SWAT: me entiendes, el ofreció a unas dos personas que vos vas a estar y 
vas a dormir ahí


VILLARROEL: ja, ja, ja


SWAT: te cuento


VILLARROEL: pero entonces está, es un solemne mentiroso, porque en 
primer lugar no me ha llamado,


SWAT: es como para sacarme el bicho yo, avisando que usted vas a venir


VILLARROEL: apara sacar pecho


SWAT: esto


VILLARROEL: ya le voy a llamar la atención a este


SWAT: pero por Dios veras va a dar cuenta porque él hablo delante de oficiales, no este rato.


VILLARROEL: pero no ha de saber quién pues,


SWAT: habló con tres oficiales


VILLARROEL: hay que pararle, porque va a seguir diciendo tonteras, este señor yo no he hablado pero desde tiempos, yo no he hablado con él.


SWAT: este amigo tiene que cuidar, porque hasta supongamos es verdad vas a ir, supuestamente nadie debe saber


VILLARROEL: claro, mira yo no soy amigo de él, él es de la misma provincia, nos hemos conocido, saludamos, pero nada más yo no soy amigo.


SWAT: estoy dicíéndote que esto que él estaba diciendo,


VILLARROEL: sí por eso mismo le voy a llamar la atención


SWAT: bueno, vea para que no descubrimos a la gente que están avisando


VILLARROEL: si, si porque va a seguir hablando


SWAT: bueno cuando pase tiempo pase hoy día tarde,


VILLARROEL: ok.


SWAT: ya vida


VILLARROEL: ya


SWAT: ok.


VILLARROEL: hasta luego


SWAT: hasta luego


Pista 04.:


• VILLARROEL: Buenas tardes, ¿está SWAT?


• EMPLEADA: ¿sí?


• VILLARROEL: ¿está SWAT?


• EMPLEADA: no, está en el almacén


• VILLARROEL: ¿que número es?


• EMPLEADA: el 554493


• VILLARROEL: gracias


• EMPLEADA: de nada.


• SWAT: Aló?


' VILLARROEL: Hermana Eduardo te habla


• SWAT: ¿cómo está vida?


• VILLARROEL: ¿cómo has pasado?


• SWAT: ¿qué tal?


• VILLARROEL: estás vendiendo mucho


• SWAT: sí hermano


• VILLARROEL: bueno... verás, en cuanto se refiere a este señor Campaña


• SWAT: sí


• VILLARROEL: el umm está en Las Peñas ya le traemos acá, no


• SWAT: al GOE


• VILLARROEL: no. no Campaña digo yo.


• SWAT: ah ya, ya


• VILLARROEL: este va a la Dirección Nacional de Tránsito, sí


• SWAT: sí, sí


• VILLARROEL: ya


• SWAT: ya,


• VILLARROEL: eh um...el otro cómo es que se llamaba?, está en Guaranda


• SWAT: sí


• VILLARROEL: pero este a ver LUIS QUEZADA, este es el que regresa a la Dirección de Tránsito,


• SWAT: sí


• VILLARROEL: y RAFAEL CAMPAÑA FLORES, tú me diste al GOE pero en el GOE no hay ningún pagador, pues


• SWAT: no pero que regresa al GOE nada más, no como pagador, el otro
estoy diciéndote


• VILLARROEL: pero si es pagador y en Las Peñas hace falta pagador, él es financiero, no es de línea, en el GOE, nunca van oficiales de servicios.


• SWAT:¿ me dejas averiguar este asunto?


• VILLARROEL: claro, él es um....claro, en el GOE esfuerzas especiales,


• SWAT: sí


• VILLARROEL: y sólo van a fuerzas especiales los oficiales de línea


• SWAT: pero, pero él es del GOE, lo mandó a Guaranda pienso.


• VILLARROEL: no, no


• SWAT: bueno me dejar averiguar muy bien este asunto de Campaña,


• VILLARROEL: sí es RAFAEL CAMPAÑA FLORES


• SWAT: Ya


• VILLARROEL: El GOE es un grupo de operaciones especiales pero que eso, a lo mejor hizo algún curso, no pero en el GOE solamente están oficiales de línea, nunca hay de servicios


• SWAT: bueno


• VILLARROEL: no ves que él es pagador


• SWAT: bueno hermano, sí, entonces yo te llamo en un ratíto


• VILLARROEL: ya


• SWAT: ahora otra cosa, del asunto, entonces Quezada ya está confirmado,


• VILLARROEL: Quezada sí.


• SWAT: Ya el resto del papel usted lo tiene mí amor,


• VILLARROEL: sí yo lo tengo, eso lo estamos analizando


• SWAT: Ahora del asunto del Cartagena,


• VILLARROEL: Todavía no se a donde mandarle


• SWAT: ¿por qué no hablamos con él?, ¿que te parece si te llamo?


• VILLARROEL: Bueno.


• SWAT: le digo que te llame


• VILLARROEL: bueno que me llame para ver donde quiere irse.


• SWAT: ya mi amor


• VILLARROEL: ya


• SWAT: okey, entonces yo te llamo en un ratíto


• SWAT: ya mi general,


• VILLARROEL: okey


• SWAT: ya muchas gracias


• VILLARROEL: chao


• SWAT: chao


ANEXO l.C

DECLARACIONES DEL GENERAL OSWALDO DOMÍNGUEZ

EX COMANDANTE GENERAL DE LA FUERZA AÉREA ECUATORIANA

GOBIERNO DEL DR. GUSTAVO NOBOA


http://www.ejercito.mil.ec/mdex.php?option=com_content&task=view&id=589&Itemid=l

Resumen de prensa

Martes 29 de abril


Infiltración de la CÍA en Ecuador: Ex comandante de la FAJE confirma la existencia de la "Agente SWAT.- Oswaido Domínguez, ex comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), aseguró haber participado en una reunión en la que conoció a Leila Hadad Pérez, la denominada "agente SWAT", supuesta infiltrada de la Central de Inteligencia -CÍA- en Ecuador, en ese marco, dijo que, entonces, ésta tenía contactos más bien canalizados hacia aprovechar toda actividad policial, antes que en las Fuerzas Armadas.


Al referirse a las denuncias del Jefe de Estado ecuatoriano, con respecto a la infiltración de la CÍA, manifestó: "Creo que hoy el Ecuador tiene por primera vez en muchos años un Presidente que está dispuesto a ejercer el poder y esto no se puede desperdiciar, porque el poder se lo ejerce siempre y cuando se den dos factores fundamentales: uno tener la capacidad, me refiero a la capacidad económica, la capacidad como personalidad, como líder, y dos: tener la decisión y la voluntad", indicó Domínguez.


En relación al tema de la "agente" SWAT, una ciudadana libanesa que apareció con el nombre de Leyía Hadad Pérez, conociéndose que el citado nombre aparece en el directorio diplomático de la Cancillería de Ecuador como Cónsul Ad-Honorem en Egipto, Domínguez explicó que en una reunión sí conoció a Leila Hadad Pérez.


"A mí me dispusieron ir a esa reunión, yo asistí y asistí uniformado porque era una reunión de trabajo, ahí estuvo mi almirante y estuvieron otras personas. Fue una reunión más bien de carácter social, en donde yo por primera vez tomaba contacto con esta señora", dijo


"La señora me decía que estaba a las órdenes para ayudar a la Fuerza Aérea en lo que fuera necesario, que ella tiene posibilidades de ayudar; fue una reunión en la cual yo participé, mas oí que simplemente se discutían temas militares y policíacos, y es ahí donde yo quisiera darle mi experiencia", relató adicionalmente Domínguez en "El Poder de la Palabra" en Ecuadorinmediato. com/radio.


Aseguró que esta persona -Leila Hadad Pérez- tenía contactos más bien canalizados hacia aprovechar toda actividad policial, y con mucha más relación con la Policía que con las Fuerzas Armadas. "Desde mi óptica personal y desde mi experiencia en aquel entonces, simple y llanamente fue una reunión, nunca más le volví a ver a esa señora" reconoció. La Hora, Internet.

 


[1] No en el sentido orgánico, sino político

[2] Informe del Myr. Manuel Silva Torres jefe de la UIES, Oficio No. 330-UIES-Q-2008, 18 de agosto 2008.

[3] Oficio 2008 - 153-DIFT c-1 del 9 de junio del 2008, firmado por GRAD Ernesto González, Cmdte. General de la Fuerza Terrestre.

[4] Ibíd.

[5] Oficio No. COGMAR-INT-002-R de 9 de junio del 2008 firmado por el Contralmirante Livio Espinosa, Cdte. General de la Marina

[6] Oficio No. 121-EX5-R-08 del 1 de junio de 2008, y Oficio 057-ER-1-R-2008 de 5 de junio de 2008, firmado por el Director de Inteligencia de la FAE, CrnI. Ave. Marco Antonio Trujillo.

[7] Oficio No. 931-DNA de 20 de junio del 2008 firmado por CrnI. de Policía Freddy Martínez Pico, Director Nacional Antinarcóticos.

[8] Oficio No. 981-DNA de 1 de julio de 2008 firmado por CrnI. de Policía Freddy Martínez
Pico, Director Nacional Antinarcóticos.

[9] Oficio No. 254-UIES-Q-08 de 1 de julio de 2008, firmado por el Mayor de Policía Manuel
Silva Torres, Jefe de la UIES de la Policía Nacional.

[10] Oficios 2008-153-D.I,F.T.c-1, de fecha 09 de Junio de 2008, DIRINT -FT; CPGMAR-NT- 002-R de fecha 09 de Junio de 2008, Dirección de Inteligencia Naval; 057-ER-1-R- 2007, de fecha 05 de Junio de 2008 DIRINT - FAE.

[11] Informes de Fuerzas Armadas

[12] Oficio No. 931 DNA, 20-JUN-2008. Director Nacional Antinarcóticos.

[13] Oficio 2008/3441/jem/pn, 18 de agosto 2008

[14] Informe del Myr. Manuel Silva Torres jefe de la UIES, Oficio No. 330-UIES-Q-2008, 18 de agosto de 2008

[15] Que les permiten invertir en equipamiento de unidades, financiar operaciones e inclusive
realizar investigaciones internas.

[16] Oficio No 2008/2999/jem/pn, 10 de julio de 2008, pp. 40-41. Informe de la subcomisión de reestructuración de los organismos de inteligencia militar y policial. Gral. de Distrito. Rafael García Arguello, Presidente de la Subcomisión.

[17] Ratificada ante autoridades de los ministerios de Gobierno y Defensa.

[18] Oficio No. 2008-0368-G-3-g de 6 de mayo del 2008 firmado por el GRAD Fabián Várela
Moncayo Jefe del COMACO FF.AA., donde remite informe al señor Ministro de Defensa Nacional.

[19] Oficio No. 2008-0368-G-3-g de 6 de mayo del 2008 firmado por el GRAD Fabián Várela
Moncayo Jefe del COMACO FF.AA., donde remite informe al señor Ministro de Defensa Nacional. "Anexo "I" Abastecimientos consumidos en la operación".

[20] Oficio No. 2008-0368-G-3-Q de 6 de mayo del 2008 firmado por el GRAD Fabián Várela
Moncayo, Jefe del COMACO de las FF.AA., donde remite informe al señor Ministro de Defensa Nacional. "Anexo "C" Detalle de hallazgos base Angostura".

[21] Informe de la comisión investigadora conformada en la Fuerza Terrestre para el análisis de las acciones realizadas por la Dirección de la Fuerza Terrestre por los hechos suscitados en Angostura el 1 de marzo del 2008. Oficio No. 2008-642-DJFT de 23 de junio del 2008 firmado por el GRAD. Ernesto González V. Cdte. General de la F.T.

[22] Ibíd. Anexo 14

[23] Informe de la agencia: Reparto GEOIM-83 de 1° de agosto de 2005

[24] Oficio No. 2008-0368-0-3-g de 6 de mayo de 2008 firmado por el GRAD Fabián Várela Moncayo, Jefe del COMACO de FF.AA., donde remite informe al señor Ministro de Defensa Nacional.

[25] National Security Strategy, USA, 2002.

[26] Callaghan, Carne. Entrevista con Lt. Col. McDonaId, US Army, el Grupo Militar EEUU en Ecuador. 18 de Julio, 2003, en Informe de Seguimiento a la situación de la Frontera. Observatorio Internacional por la Paz. Quito 2003

[27] Entrevista realizada a Tnte. CrnI. Robert Leonard, jefe del FOL Manta, 7 de junio de 2008

[28] Oficio No 022-EH-R-08. FAE Enviado por CrnI. Luis Rivera, Cdte. del COAD al Cdte. de Base de Manta. El 8 de julio el Cdte. Base de Manta, CrnI. Eduardo Cárdenas ratifica que las misiones BLUE no se hacen con personal ecuatoriano. Oficio FAE 005-EFA-6-R-08, Manta.

[29] Informe del 7 de marzo de 2008. FAE 012-ER-1-R-2008

[30] Oficio No. 0124-EE-S-2008 del 5 de mayo del 2008 firmado por el Brigadier General
Rodrigo Bohórquez Flores, Comandante General de la FAE.

[31] Informe de la visita a la empresa Embraer en San José dos Campos - Brasil, Oficio No.
023-EMI-J-0-08 del 14 de abril del 2008, firmado por CrnI. Esteban Benftez Yépez, Cdte. del Ala de Combate No. 21

[32] Informe de la inspección del sitio de bombardeo de la FAC en campamento de las FARC
ante la OEA, FAE, Ala de Combate No. 21, 10 de marzo del 2008, firmado por el Mayor Plto. Ave. Santiago Galarza, Oficial Investigador

[33] "Informe de análisis sobre el armamento aéreo empleado por la Fuerza aérea Colombiana el Ol-marzo-08" Oficio 005-EMI-S-8 del 11 de marzo del 2008 firmado por el CrnI, Ave. Esteban