Actos de hostigamiento contra defensores del derecho del medioambiente

Categoría: Defensoras/es de DDHH y la Naturaleza Creado: Lunes, 17 Octubre 2016 10:43
Visto: 1761

FIDH

10/05/2010

Carta abierta al DR. Rafael Correa 

 

Actos de hostigamiento contra defensores del derecho del medioambiente 

 

Carta Abierta al Dr. Rafael Correa,
Presidente de la República de Ecuador
 
 
Ginebra-Paris, 10 de mayo de 2010
 

 
Su Excelencia,
 
El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), desea por la presente expresarle su preocupación por la reciente detención y posterior liberación de cinco personas que protestaban contra el nuevo proyecto de Ley de Aguas así como por los actos de hostigamiento y amenazas contra miembros del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama.
 


Según las informaciones recibidas de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU), el 4 de mayo de 2010, varios indígenas cerraron las vías en Azuay como señal de protesta ante la forma en que se está tramitando la Ley de Aguas en la Asamblea Nacional. En el curso de la protesta, los Sres. Carlos Pérez, Presidente del Sistema Comunitario de aguas del Azuay, Federico Guzmán, Presidente de la Junta Parroquial de Victoria del Portete, Efraín Arpi, Pablo Quesada e Isaac Lozano, estos tres últimos miembros de la comunidad, fueron detenidos y encausados penalmente con orden de prisión preventiva. Los cinco fueron liberados el 5 de mayo de 2010, tras audiencia de Habeas Corpus ante el Presidente de la Corte Provincial de Cuenca, sin perjuicio de que continúe la investigación fiscal en su contra por “sabotaje y terrorismo”.
 


Esta detención y posterior liberación tiene lugar en el marco de las protestas iniciadas por parte de indígenas y campesinos, quienes llegaron de varias provincias a Quito el 4 de mayo de 2010 para exigir a la Asamblea Nacional que el tratamiento de la Ley de Aguas no violara la Constitución, que establece que el agua es un derecho humano y  su gestión debe ser pública y comunitaria. Según los manifestantes el proyecto de Ley no garantiza la redistribución del agua, no prioriza su uso para la agricultura ni establece una tarifa mínima para garantizar que llegue a todos los ciudadanos.
 
El Observatorio ha conocido también que el 27 de abril de 2010, el Sr. Wilmer Muevecela, quien se identificó como uno de los concesionarios de la zona de Piedra Azul, Parroquia de Molleturo, Canton Cuenca en la Provincia del Azuay, se personó en la sede del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama (el Frente) preguntando por la Sra. Rosio Pérez, Presidenta del Frente, y manifestando que emprendería acciones legales en su contra por las  denuncias realizadas en los ministerios con relación al trabajo de mineros ilegales en el sector de Piedra Azul de la parroquia Molleturo, que estaría afectando las fuentes de agua en este sector. De hecho, el Frente había dirigido sendos oficios a la Agencia Desconcentrada de Regulación Minera (ADRCM) de Cuenca y a la Dirección Provisional del Ministerio del Ambiente de Azuay al respecto. El Sr. Muevecela mostró copias de esas mismas denuncias, manifestando que se las habían enviado vía fax y trató de intimidar a la Sra. Rosa Gutama, miembro del Frente,  exigiéndole que le dijera cuáles personas de la zona de Piedra Azul habían dado esta información.


 
Señor Presidente, el Observatorio expresa su mayor preocupación frente a los actos de hostigamiento y amenazas contra los Sres. Carlos Pérez, Federico Guzmán, Efraín Arpi, Pablo Quesada e Isaac Lozano así como la de los miembros del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama.


 
En consecuencia, el Observatorio le llama a que tome todas las medidas apropiadas para garantizar la integridad física y psicológica de estas personas, para que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento - incluso judicial – en su contra  e insta a que se respete la labor de los defensores de derechos humanos en Ecuador en conformidad con la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre 1998.


 
Excelencia, confiando en su compromiso con los derechos humanos y agradeciendo su atención a la presente, nos suscribimos de Ustedes muy respetuosamente.
 


 
                 Souhayr BELHASSEN                                  Eric SOTTAS
                 Presidente de la FIDH                        Secretario General de la OMCT