Más artículos

INREDH celebró sus 25 años de defensa de derechos humanos, de los pueblos y de la naturaleza

El 28 de septiembre de 1993 se inscribe INREDH (Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos) como una organización jurídica. Desde entonces han pasado 25 años y seis generaciones de jóvenes profesionales han dejado una huella que no puede ser borrada. Cada generación ha llevado casos de suma importancia para la construcción de una cultura de respeto a los derechos humanos, de los pueblos y la naturaleza. Cada generación abrió un camino y permitió que INREDH siga vivo, joven e innovándose permanentemente.   Galería de fotos: aquí   

27 militares son llamados para la reconstrucción de los hechos por la ejecución extrajudicial de Freddy Taish

La Fiscalía de Gualaquiza realizará este viernes, 7 de diciembre de 2018, a las 09:30, la reconstrucción de los hechos por el delito de terrorismo con muerte ocurrido el 7 de noviembre de 2013 en el sector Tutus, orilla derecha del río Zamora, comunidad Shiram Entza, parroquia Bomboiza, cantón Gualaquiza.

El caso de Juliana Campoverde será procesado por secuestro extorsivo con resultado de muerte

La jueza de la Unidad Penal Yolanda Portilla aceptó hoy la reformulación de cargos en contra el pastor evangélico Jonathan C. procesado por la desaparición de Juliana Campoverde vista por última vez el 7 de julio de 2012.

Relatora de la ONU pide que se respete los derechos de los pueblos indígenas y no se criminalice su justicia

La Relatora Especial de Pueblos Indígenas de Naciones Unidas, Victoria Tauli-Corpuz,  ofreció hoy 29 de noviembre del 2018, una rueda de prensa con el fin de instar al gobierno ecuatoriano a tomar medidas reales para la construcción de una sociedad plurinacional y multicultural prevista en la Constitución. Esto en el marco de su visita al Ecuador que concluyó hoy tras 11 días de recorrer el país.

Audiencia de reformulación de cargos por la desaparición de Juliana Campoverde

La jueza de la Unidad Judicial Penal con sede en la parroquia Quitumbe del Distrito Metropolitano de Quito,  Yolanda Portilla Ruiz, convocó a la audiencia de reformulación de cargos en contra de Jonathan C., pastor procesado por el delito de secuestro extorsivo cometido en contra de Juliana Campoverde, joven de 18 años desaparecida desde el 7 de julio de 2012, en el sector de la Biloxi, sur de Quito.

El regreso del terror en Latinoamérica

Categoría: Derechos Humanos Ecuador Creado: Lunes, 26 Noviembre 2018 10:18
Visto: 183

 

Luis Angel Saavedra Mendoza 

Comunicación INREDH

 

“Estamos observando cómo se desgarra el orden mundial por los temores de un regreso a un orden mundial que nuestro actual orden mundial de posguerra fue diseñado para prevenir” 

    Nic Robertson, editor de asuntos diplomáticos de CNN

 

El proceso electoral en Brasil fue como la historia de terror repetida hace dos años, cuando Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos en 2016 con un discurso antimigratorio. Ese mismo año,  en marzo parte del pueblo británico decidió salir de la Unión Europea, los ingleses ya no querían depender políticamente del Parlamento de Bruselas; por si fuera poco, dos meses después, Rodrigo Duterte asume el poder en Filipinas con un discurso de sangre y balas para el narcotraficante y el consumidor. Antes de las elecciones en Brasil, Viktor Orbán consiguió que el partido de extrema derecha Fidesz (Unión Cívica Húngara) sea la primera fuerza política en el Parlamento Húngaro en abril del 2018.

 

Esto es más que personajes polémicos asumiendo poderes y roles políticos importantes en sus naciones, estamos viendo como se configura en el mundo el regreso a los discursos totalitarios que no respetan minorías y ofrecen demagogias populistas, es el regreso de la extrema derecha, por ello  es prudente preguntar como lo hace Naomi Klein en su último libro Decir No, No Basta ¿En qué fallamos?

 

Para dar una explicación a esta pregunta se tomará como ejemplo el caso de Estados Unidos con Trump, la Hungría de Viktor Orbán, el  gobierno de Iván Duque en Colombia y las más recientes elecciones en Brasil con Jair Bolsonaro, teniendo como factor común de estos procesos la crisis migratoria, la crisis económica y el rol de las redes sociales que los consolidó en el poder.

 

Antes de continuar, es importante esbozar la estructura que ha permitido a aquellos personajes autoritarios ganar apoyo en sus discursos y posteriormente adquirir el poder político en sus países:

 

  1. Demostrar fuerza y poder
  2. Satanizar enemigos
  3. Satanizar instituciones

 

Para realizar acabo esta estructura, es fundamental la participación de troles en redes sociales que toman el rol de construir falsos escenarios, donde estos personajes autoritarios demuestran que tienen poder, y gente que los apoya para viralizar contenidos violentos que satanizan  a migrantes, ladrones y asesinos con el fin de alarmar a la población.  También en sus discursos se echa la culpa a las instituciones como chivos expiatorios responsables de todas las problemáticas sociales y de los escenarios violentos que se han creado desde las redes sociales.

 

 

 

Estados Unidos

 

 

En 2016, la población estadounidense sufrió un bombardeo de información con  contenido malicioso o lo que se denomina Fake news  y fue sometida a una permanente alarma de noticias ridículas donde sus autoridades cometían varios actos como Hillary Clinton acusada de Pedofilia o que pagó 400 millones de dólares al Estado Islámico.

 

En el mes de cierre de la campaña electoral entre los presidenciables Donald Trump, Republicano; y Hillary Clinton, de los Demócratas, se perfilaba como preferido Trump, pero en las redes sociales se hablaba de dos tendencias, una era la importancia de que los joven acudan a votar por que Trump ganaría las elecciones en Estados Unidos y la otra, la más fuerte fue la indignación del mundo por el asesinato de Harambe, un gorila del zoológico de Cincinnati.

 

En este año, también los contenidos maliciosos o considerados falsos llegaron a generar discursos de odio anti migrantes, anti demócratas y pro armas; pero también del otro lado, anti Trump y anti neo nazis. Todos basándose en informaciones de teorías conspirativas y en  ocasiones hasta en noticias sin verificar la fuente.

 

Los discursos de odio llegaron a calar tanto en la mente de los cibernautas conservadores que banalizaron  las luchas de las minorías sociales como la de los grupos afro, mujeres, glbti, indígenas y comenzaron a ver sus exigencias como una suerte de queja, de privilegios, cuando eran derechos  de cumplimiento inmediato.

 

Pronto esa minoría conservadora y bombardeada por este tipo de información acudió a votar por el candidato que prometía acabar con todos estos “privilegios”. Mientras tanto el mundo entero veía impotentes como el pueblo estadounidense perdió el interés en la política por efectos de la globalización y el  imperialismo cultural.  Así vieron a la política y al destino de su nación como la última de sus preocupaciones, pero cuando se dieron cuenta, ya era demasiado tarde. La minoría `blanca` había puesto a Trump en el gobierno  y estaban listos para hacer que América sea grande otra vez.

 

Hungría

 

En Hungría hace 30 años, el joven Viktor Orbán se hizo conocer por su lucha contra la dictadura comunista de János Kádár y se perfilaba como una de las promesas jóvenes para el Partido Liberal de su nación. Años más tarde Orbán fue electo presidente durante el periodo de 1998 hasta el 2002 cuando pierde las elecciones frente a la tendencia socialista. En el año 2010 aprovechando la mala situación económica del país, un transformado Orbán de liberal a radical conservador se presentó ante los comicios con buenas ideas y medidas para enfrentar la crisis (esto también hizo Trump).

 

Desde el 2010 hasta la presente fecha, Orbán ha mantenido el poder y ha sido la piedra en el zapato de la Unión Europea por negarse  a proteger a las personas refugiadas. Orbán ha impulsado cambios constitucionales que limitan el ejercicio de la democracia y ha endurecido las políticas de reubicación de refugiados impuesta por la Unión Europea.

 

En abril del 2018, Orbán logró la supremacía de su partido Fidesz en el parlamento y se perfiló peligrosamente para tener representaciones en las elecciones a la Eurocámara que se desarrollará este  mayo de 2019. Él apuesta a permanecer en el poder y  ratificarse  por tercera vez como primer mandatario para ello mantendrá los discursos anti multiculturalista, anti invasión migratoria y anti injerencia de la Unión Europea.

 

En el caso del continente europeo, vemos una crisis migratoria general que proviene de los países en conflicto como Siria, seguido de los ataques terroristas que han sufrido países como Francia, Suecia, España e Inglaterra lo que genera que en lasredes sociales fácilmente se reproduzcan discurso antimigrantes, viendo a estos pobladores casi como plagas que traen problemas. Tal es el caso del año  2015,  cuando la reportera húngara Petra László le puso zancadillas a varios refugiados sirios que intentaban  llegar a Europa. La indignación mundial causó  el despido de la reportera László, sin embargo, en Hungría este es el sentir compartido de la población sobre los migrantes sirios.

 

Colombia

 

La población Colombiana tuvo que decidir el duro destino de su país entre Gustavo Petro, de Colombia Humana,  e Iván Duque, del partido uribista Centro Democrático, en junio del 2018. Para la revista Semana, uno de los factores para que el pueblo colombiano eligiera a Duque era el miedo que sentían con Petro, de que Colombia se convierta en Venezuela, a eso se suma las características de Iván Duque, presentarse como un outsider con la camiseta de Álvaro Uribe y una imagen nueva y fresca para la política colombiana.

 

Cumplidos los 100 días de gobierno de Iván Duque, el ultraderechista todavía no logra responde por los 39 asesinatos a líderes sociales ocurridos desde que asumió el gobierno, mismos que se suma a los 181 que se registra en lo que va del año y  los 385 masacrados desde que se firmaron los acuerdos de paz en La Habana. Tampoco da una respuesta a la represión estudiantil del  el 9 de noviembre del 2018, cuando se reprimió duramente la manifestación de los estudiantes que exigen mayor  inversión económica en educación y los cumplimientos de los acuerdos de paz. Por si fuera poco, el presidente colombiano también tiene que afrontar el escándalo con Odebrecht que involucra a Jorge Enrique Pizano, quien era el testigo clave que indicaría los sobornos gigantes realizados por la empresa brasilera. Pizano fue encontrado desmayado en el baño de su casa  y después murió por paro cardiaco.

 

Iván Duque enfrenta un descontento general, las manifestaciones de los estudiantes continúan, mientras tanto él  al igual que sus homólogos autoritarios prefiere  pelearse guerras que pueda ganar, como recibir a Maluma para trabajar juntos por su fundación “El Arte de los sueños”, mientras da  tolete, gases lacrimógenos, balas de goma y desaparece a los jóvenes colombianos.

 

 

Brasil

 

A inicios del 2018, la localidad de Paracaima en el estado de Roraima ubicada en la frontera de Brasil y Venezuela recibía una masiva llegada de migrantes venezolanos, mientras que en redes sociales como Facebook se esparcían noticias de pequeños roces entre propios y extranjeros, noticias con contenido malicioso contra los migrantes venezolanos y también hubo una tendencia que pedía soluciones a las autoridades y que advertía que los pobladores de Paracaima tomarían acciones.

 

 

El 18 de agosto del 2018, tras darse la muerte de un vecino de la localidad producto de un paro cardíaco después de un intento de robo, se formó una turba enfurecida que quemó los campamentos y obligó a los migrantes venezolanos cruzar la frontera de nuevo hacia su país. Esa no era la única vez, seis meses antes ya se habían registrado altercados contra migrantes venezolanos que habían  sido expulsados con violencia e incluso los moradores de la zona habían incendiado los bienes de dos familias venezolanas. 

 

Este accionar de la población de Brasil no se la debe entender de forma aislada, es necesario volver un par de años atrás para recordar el excesivo gasto público en el mundial de futbol y las olimpiadas;  el destape de los casos de corrupción a nivel mundial de la compañía Odebrecht que vinculó a casi todos los diputados, incluso el hecho de corrupción le salpicó a la ex presidenta Dilma Roussef, del Partido de Trabalhadores (PT) del ex presidente,  Luiz Inácio Lula da Silva.

 

El Partido  se debilitó y nunca encontró la manera de resolver y superar estos problemas,  a tal punto que le costó la presidencia cuando Michell Temer realizó el golpe de Estado y se inició la cacería contra los corruptos del PT, dejando como último logró el encarcelamiento de Lula da Silva.

 

Es aquí que debemos rescatar que Brasil vivía una era progresista definida como socialismo  del siglo XXI impulsada por  Lula desde  en el 2003 hasta el 2011, año que le sucedería Dilma Roussef con la misma tendencia ideológica política.  Son más de 12 años bajo la misma tendencia y el mismo partido. Son doce años donde se consolidaron las redes mundiales de corrupción de Odebrecht.

 

Con la llegada de Roussef al gobierno, los actos de corrupción se develan y las redes sociales se activan con noticias y las llamadas face news  que golpean  a los funcionarios del Partido de Trabalhadores por los actos de corrupción cometidos por la mayoría de diputados, sin embargo, el  hacha caían solo sobre el PT.

 

Otro factor  en el socialismo del siglo XXI es que se anunciaba  en su discurso el respeto por lo derechos humanos, sin embargo, en la práctica se violentaron. Basta con pensar lo sucedido con las favelas que se encontraban cerca de los estadios donde se realizarían los eventos del mundial de futbol.Es por ello que en Brasil sucede algo similar a lo que pasa en Estados Unidos con respecto  a los derechos de las minorías y es que a nombre de lo políticamente correcto se tergiversa la lucha de varios sectores que buscan conquistar sus derechos y los transforman a simples reclamos o apelan a la pena, es decir, tu por ser homosexual recibe privilegios o tu por ser afro recibes privilegios. En una buena medida las noticias con contenido malicioso se han encargado de esparcir estas ideas en la opinión pública, Haciendo que el discurso de derechos humanos quede rezagado a un activismo izquierdoso que usa la pena para obtener privilegios.

 

Es aquí que el discurso de Jair Bolsonaro conecta con las masas, recordemos que Latinoamérica todavía es un continente conservador, que pese a todos los avances en derechos humanos, todavía las personas consideran  a la homosexualidad una enfermedad o que no se pueda decir negro al afro, más por pena, que por  un tema de reconocimiento identitario.  Revertimos la culpa a  la mujeres que han sufrido violación por la manera en cómo están vestidas o vivimos una doble moralidad que no nos permite decir lo que sentimos por ser considerado incorrecto o discriminatorio. Se concibió el castigo y escarnio público sobre la idea del respeto.

 

Bolsonaro al igual que Trump regresa a la mofa de estas ideas, cambia el peso del discurso, dice que no importa si eres negro, homosexual o mujer. Para él todos son iguales y sí tiene razón ¿Pero en qué sentido son iguales? iguales ante la represión, esto es un juego sobre una línea muy delgada en la cual se cuida el discurso en tono de igualdad y conciliación, pero con los términos dados desde el poder y como quiere el poder o al menos así lo ha hecho entender en todas las entrevistas polémicas que ha tenido Bolsonaro como la de Ellen Page, en Vice Brasil.

 

Latinoamérica y en si el mundo ha sido adoctrinado mediante shocks, guerras económicas, conflictos bélicos y corrupción. Nos equivocamos en la teorización y definición de nuevas tendencias políticas alejadas al conflicto eterno entre el despiadado neoliberalismo y el Estado garante de derechos, por que siendo estos sistemas adoptados por casi todas las naciones son sistemas incompatibles.

 

No solo basta  poner en el escarnio público a quienes violan derechos u ofenden minorías, es necesario trabajar con esta población de otra manera y tratar de entender sus lugares porque al final también resultan víctimas del sistema . Es necesario defenestrar la tolerancia y quedarnos con el respeto.

 

¿En qué fallamos?

 

Pensar que en el momento en que las minorías conquistaron sus derechos ya suponían un final para las desigualdades sociales y no se debía luchar más. Nos equivocamos, las violaciones de los derechos humanos se sirven cada día.

 Vemos una crisis intensa a nivel mundial, el giro a la derecha se da por la falta de interés de los seres humanos despolitizados.

 

Es fundamental volver a politizar el pensamiento de las poblaciones, pero en orden de encontrar un respeto muto con todos quienes conformamos las distintas sociedades y no hacer trincheras de las ideologías políticas para definir cuál de ellos es malo o bueno, se debe superar el debate para  encontrar propuestas con base a un diálogo entre tendencias políticas.

 

Un paso hacia delante fue lo que se vivió el pasado 6 de noviembre del 2018, durante las elecciones a congreso de los Estados Unidos, sufragio que, según Martha Román  de Prensa Latina, registró niveles récord de participación. Se eligieron a mujeres y candidatos de minorías para cargos públicos, participaron 113 millones de personas, una gran mayoría fue la población joven.

 

Se debe de mantener en mente que el espacio de disputa es en la esfera política, en el sufragio y la democracia, solo en este campo se debe defenestrar al sector anti derechos. El discurso de respeto a los derechos debe recuperar el poder democráticamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Referencias

 

Semana ( 18 de noviembre del 2018). Así explicó Iván Duque su reunión con Maluma. En Semana. Nación, recuperado de: https://bit.ly/2PCj1uV

 

Rengifo, M. C. (18 de noviembre del 2018). LOS 100 DÍAS DE IVÁN DUQUE. en La Linea de Fuego, recuperado de: https://bit.ly/2Fvd0LY

 

Semana. (17 de julio del 2018). Las cinco razones que explican el triunfo de Iván Duque. En Semana,  recuperado de: https://bit.ly/2FzQf9G

 

Sarabia, D. (16 de noviembre del 2016). Las 9 noticias falsas más locas de la campaña electoral en EEUU. En El Diario.es, Recuperado de:

https://bit.ly/2IG43Rt

 

Mensaje de Navidad de Duterte

 

https://bit.ly/2TAEH9q

 

AFP. (18 de agosto del 2018).  Brasileños atacan campamento de migrantes venezolanos en Roraima. En El Universal, recuperado de: https://bit.ly/2R0JkHY

 

Farinelli, V. (31 de agosto del 2017) Un año de Temer en Brasil: Corrupción y desfiguración del Estado. En ElDesconcierto.cl. Recuperado de:  https://bit.ly/2QffbHR

 

HispanaTV, (31 de agosto del 2018). ¿Qué ha pasado en Brasil tras un año del golpe de Estado?. En HispanaTV. Recuperado de: https://bit.ly/2R7RL4b

 

S.A. (29 de mayo del 2017). Hace un año murió Harambe. En Emol. Tendencias. Recuperado de: https://bit.ly/2OUx75S

 

Redacción BBC. (9 de abril del 2018). Quién es Viktor Orbán, el ultranacionalista primer ministro de Hungría que cree que Europa está siendo invadida por los inmigrantes. En BBC News. Recuperado de: https://bbc.in/2RbwiHW

 

 

Valero, C. (9 de abril del 2018). Viktor Orban, el hombre más peligroso de la Unión Europea. En El Mundo. Recuperado de: https://bit.ly/2DUJQVh

 

 

Redacción BBC. (9 de septiembre del 2015). Después de la indignación en las redes, despiden a periodista que pateó a migrantes. Recuperado de: https://bbc.in/2S90u6t

 

 

Román, M. A. (s.f.). Congreso bajo dominio de dos partidos: saldo electoral en EE.UU. En Prensa Latina. Recuperado de: https://bit.ly/2FahNTa

 

 

Oliver, J. (18 de noviembre del 2018) Last Week Tonight, Authoritarianism. En HBO,  recuperado de: https://bit.ly/2DMRKzP