Sobre la salud en el Ecuador

Categoría: Derechos Humanos Ecuador Creado: Martes, 11 Octubre 2016 15:16
Visto: 1656

INREDH

 

A la opinión pública

 

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos – INREDH – ante los hechos de dominio público relacionados con la salud y la situación de los hospitales ecuatorianos, manifiesta lo siguiente:
 
1.       La salud es un derecho humano, así se lo establece en la Constitución del Ecuador y en un sinnúmero de tratados internacionales.


 
2.       El Estado es el encargado de la promoción y vigencia de los derechos humanos, y por ende, es el responsable de los sistemas e instituciones que brindan servicios públicos relacionados con tales derechos; verbigracia, la promoción y vigencia de la salud, como derecho humano, es responsabilidad del Estado.
 
3.       La Defensoría del Pueblo es la institución encargada de velar por el cumplimiento de los derechos humanos, tanto de su ejercicio, como de su promoción; por tanto, está entre sus atribuciones el analizar permanentemente la situación de los derechos humanos en el país y presentar a la ciudadanía informes de sus análisis.
 
4.       Los informes defensoriales, para que tengan legitimidad, deben ser honestos, claros, objetivos e independientes; es decir, deben estar caracterizados por la idoneidad de quienes realizan el informe, tener una argumentación detallada, fundamentarse en hechos e investigaciones in situ, y, no contener sesgos de tipo político o limitaciones cuando sus informes deben cuestionar a las autoridades de turno.
 
5.       Consideramos que el informe defensorial sobre la situación de los hospitales públicos en el Ecuador tiene legitimidad, al ser un informe honesto, claro, objetivo y, sobre todo, independiente.
 
6.       Rechazamos las opiniones vertidas por el gobierno en su afán de desacreditar  el informe defensorial sobre la situación de los hospitales ecuatorianos.
 
7.       Exhortamos al gobierno nacional y a las autoridades  relacionadas con el derecho a la salud a acoger las recomendaciones dadas por el informe defensorial y respetar el trabajo de la Defensoría del Pueblo, respetando su independencia y reconociendo su capacidad técnica.
 
8.       Felicitamos a los y las funcionarias de la Defensoría del Pueblo por el trabajo realizado y a la vez que les instamos a mantener la independencia que hasta el momento han demostrado, siendo una de las pocas instituciones que ha logrado capear la serie de maniobras que tiene el gobierno actual para controlar todas las instituciones del Estado.
 
9.       Exhortamos a la Defensoría del Pueblo a realizar análisis, y hacerlos públicos,  sobre la situación de otros derechos humanos, derechos de los pueblos, derechos colectivos y derechos de la naturaleza.
 
Quito, 28 de marzo de 2011
Atentamente


 
Sandra Naula Cuenca                                    Luis Ángel Saavedra
Presidenta                                                        Director