Actividades Destacadas

Más artículos

Pastor evangélico detenido por la desaparición de Juliana Campoverde se acoge al derecho al silencio

La mañana de este sábado, 13 de octubre del 2018, se realizó la reconstrucción de la ruta técnica de la desaparición de Juliana Campoverde vista por última vez el 7 de julio de 212, en el sector de la Ajaví, en el sur de Quito.

Contradicciones en la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia en caso Francisco Cajigas

  El fiscal Jefferson Ibarra y Angie Pinta, pareja de Francisco Cajigas, en la audiencia de juzgamiento.   El Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas presidido por el juez Juan José Chele Villamar suspendió hoy, 12 de octubre de 2018, por segunda ocasión la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia y elementos de prueba en el cráneo de Francisco Cajigas, joven colombiano víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial ocurrida en noviembre de 2015, en la ciudad de Ibarra. El caso se encuentra bajo escrutinio penal desde que se verificó que el cráneo de Francisco, muerto por un trauma cráneo encefálico, fue hallado en la ciudad de Esmeraldas bajo circunstancias poco claras. Los tres magistrados suspendieron la audiencia debido a la ausencia de dos testigos de los procesados Ángel N., médico legal del Centro Forense de Esmeraldas, y Leónidas F., auxiliar de medicina legal. La audiencia se instaló hoy a las 8:40 en la Sala 1 de la Unidad de Vigilancia Comunitaria de Esmeraldas. El fiscal Jefferson Ibarra presentó 4 pruebas testimoniales y 5 documentales. En la anterior audiencia llamó a 8 testigos. Por su parte, la defensa de los procesados presentó el testimonio de los tres implicados. El primero en hablar fue Leónidas F., de 28 años e ingeniero en Sistema Informático, que dijo no haber participado en el proceso de autopsia del cuerpo de Francisco, solo aseguró que el 1 de diciembre de 2015 recibió el mismo y al terminar su turno lo entregó a su compañero Sergio R., otro de los procesados.  Según Leónidas, el cuerpo del joven colombiano lo volvió a ver el 15 de diciembre de 2015, cuando estaba embalado y en fundas de color negro. Indicó no haber verificado si estaba completo el cuerpo previa a la entrega a sus familiares. El segundo interrogado fue el médico legal Ángel N., de 49 años.  Él señaló que realizó la autopsia del cuerpo con personal de medicina legal de Quito en el Centro Forense de Esmeraldas. Aseguró que el cuerpo estaba en un estado avanzado de descomposición por lo cual ordenó lavarlo.  Tras de ello, Ángel junto a la otra médica legal Sandra A., resolvieron desprender la cabeza para realizar los análisis que permitieran verificar la identidad del occiso. Según el médico legal, tras realizar la autopsia, el cuerpo de Francisco quedó bajo custodia del disector de turno, Sergio R., de 67 años, encargado de lavar y formolizar el cuerpo que estaba completo. Sergio fue el tercero en rendir su testimonio en la audiencia. Él asegura que en sus 30 años de experiencia ha lavado los cuerpos con agua de llaves, fría, caliente o a presión.  Él enfatizó ante los magistrados que por órdenes del doctor Ángel N. guardó la cabeza y clavícula de Francisco en una gaveta del refrigerador, la mismo que no registraba una rotulación, pues quien tenía la cadena custodia y había ordenado los nuevos exámenes debía conocer de este particular. También, dijo que Leónidas sí participó en el  proceso de autopsia y que el embalaje del cuerpo lo realizó junto a él, ya que es imposible que una persona  lo haga solo.  Además, precisó que, si la familia quería ver el cuerpo de Francisco, Leonidas F. no debía impedirlo. Tras escuchar los testimonios de los tres procesados, y ante la solicitud de la abogada de la defensa, el Tribunal de Garantías Penales suspendió la audiencia para asegurar la comparecencia de los testigos faltantes.  Para el fiscal del caso, la suspensión atenta contra el principio de inmediación y celeridad procesal. Además, que constituye una forma de revictimización a la familia porque han esperado un resultado de la audiencia de juzgamiento desde noviembre del año anterior. Daniel Véjar, coordinador jurídico de Inredh, coincide con el criterio que Fiscalía tiene sobre el sufrimiento y revictimización a las víctimas.  “Este proceso de por sí ha representado una lesividad importante para la familia colombiana – dice Véjar-, que no solo incurre en gastos económicos, sino que la falta de respuesta del Estado ha provocado que el proceso por ejecución extrajudicial este estancado y que la familia sufra afectaciones psicológicas graves”. También, le llama la atención la conducta de los juzgadores en el direccionamiento de la audiencia porque incurren en prácticas inquisitivas en el sistema oral acusatorio vigente con el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Se espera que la audiencia se reanude en las primeras semanas de noviembre, aunque al momento se desconoce el día y hora exactos.                    

Audiencia de juzgamiento por alteración de evidencia en el cráneo de Francisco Cajigas se reinstala

Este 12 de octubre de 2018, a las 08:30, se reanudará la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia y elementos de prueba en el cráneo de Francisco Cajigas, joven colombiano de 33 años víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial.

Iglesia Cuadrangular no actuará en el caso de la desaparición de Juliana, pese a que el pastor titular es miembro de la institución

Elizabeth Rodríguez y Absalón Campoverde, padres de Juliana Campoverde, joven de 18 años desaparecida el 7 de julio de 2012, en la ciudad de Quito, se reunieron ayer, 9 de octubre de 2018, con los miembros de la junta directiva de la Iglesia Cuadrangular, en la ciudad de Guayaquil.

Ocho dirigentes de la comunidad La Toglla van a audiencia de juzgamiento por el delito de usurpación

Este viernes, 05 de octubre de 2018, a las 9:00, en la Unidad Judicial Penal del Cantón Rumiñahui se desarrollará la audiencia de juzgamiento por el delito de usurpación en contra de Darío Javier Iza Palaquinga y siete habitantes de la Comunidad Ancestral La Toglla debido a la demanda presentada por Clinio Edmundo Perugachi, asegurando que dichos implicados han ingresado y lo han despojado de su legítimo terrero, en 2016.

El alto número de personas desaparecidas en Ecuador preocupa a los comisionados de la CIDH

Categoría: Actualidad Creado: Miércoles, 03 Octubre 2018 19:36
Visto: 161

Hoy, miércoles 3 de octubre del 2018, tuvo lugar la audiencia temática sobre la “Situación de las personas desaparecidas y el derecho a la verdad y justicia”, en el marco del 169 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que inició a las 11h40 (hora local), en el Salón Wittemyer Courtroom, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Colorado, en la ciudad de Boulder. (Resumen ejecutivo del Informe)

La audiencia inició con la intervención de los peticionarios. Mario Melo, director del Centro de Derecho de la Universidad Católica, expuso el orden de intervención de la audiencia y  presentó un video de dos minutos que recoge testimonios de los familiares y amigos de personas desaparecidas.

Mientras que Gabriela Flores, abogada de Inredh, se refirió  a los problemas sistemáticos que enfrenta el Ecuador en materia de personas desaparecidas como la inconsistencia de las cifras entre instituciones; la falta de una norma jurídica que norme los procedimientos en caso de existir una desaparición involuntaria, así como los actos que re-victimizan a los familiares de personas desaparecidas en los procesos de investigación. Tal es el caso de David Romo, proceso en el cual recrearon la posible muerte de David frente a su madre para explicar la teoría del caso que Fiscalía utilizó para iniciar un proceso penal contra dos presuntos involucrados en la desaparición del joven.

En seguida tomó la palabra Josué Valenzuela, abogado del Centro de Derechos de la Universidad Católica,  para exponer antes los comisionados los casos de personas que desaparecieron dentro de un hospital público. Valenzuela se refirió específicamente a los casos de Luis Guachalá y Álvaro Nazareno, personas que fueron en busca de asistencia del Estado en materia de salud y este respondió con la vulneración y desaparición de los mismos.

También participó Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana Campoverde desaparecida el 7 de julio de 2012 y representante de Asfadec, que informó a los comisionados las peticiones que ha hecho desde Asfadec como la sistematización y coordinación institucional para levantar una base de datos en hospitales, morgues y cadáveres NN.  En el marco de la lucha de la organización, Rodríguez señaló que el Estado ecuatoriano los tilda de desocupados y politiqueros.

Además, enfatizó que el proceso de investigación sobre el paradero de su hija Juliana han pasado 12 fiscales, pese a que se presentó documentación argumentada y suficientes pruebas indiciarias que señalan la culpabilidad de los pastores de la iglesia cristiana evangélica en la desaparición de Juliana. Después de 6 años y tras el cambio de fiscal especializada en género se logró la orden de prisión preventiva de uno de los pastores; sin embargo, todavía no se ha obtenido información de dónde está  mi hija, concluyó Elizabeth.

Yanera Constante fue la siguiente en participar, ella explicó que en el caso de su hija Giovanna Pérez, joven desaparecida en Ambato en el año 2010, la Fiscalía citó 2 veces al presunto implicado de la desaparición de Giovanna, al segundo llamado Andrés L.  fue reportado como desaparecido. También se refirió a la respuesta del fiscal Edison Villegas quien basa el caso en hipótesis atravesadas de estereotipos. Por ejemplo, dice que Giovanna huyó con Andrés y no es necesario buscarla porque ella era mayor de edad.

Finalmente, intervino Daniel Vejar, abogado de Inredh, resaltando la importancia de la reparación en los casos de personas desaparecidas y de la necesidad de que el Estado asuma su responsabilidad por la falta de diligencia debida en las investigaciones. Véjar, finalizó con el petitorio de la delegación solicitando que el Estado cumpla con sus obligaciones en materia de investigación y sanción en casos de desaparición de personas, conforme a los estándares establecidos en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y demás instrumentos internacionales ratificados por el Estado Ecuatoriano con el fin de combatir efectivamente la impunidad que prima en estos casos.

Además, de proveer, asistencia y atención psicosocial para los familiares de personas desaparecidas en los procesos de búsqueda e investigación; así como evitar prácticas indolentes y revictimizantes a lo largo de los mismos.

Respuesta del Estado

El Estado ecuatoriano representado por María Fernanda Álvarez, directora de Derechos Humanos de la Procuraduría General del Estado; Diego Tipán, del  Ministerio del Interior;  Wilson Toainga, de la Fiscalía General del Estado; y Carlos Espín, de Procuraduría, presentaron las acciones adoptadas para resolver los casos de personas desaparecidas en Ecuador. 

La primea en participar fue la directora de Derechos Humanos de Procuraduría, quien saludo a los comisionados y a los peticionarios y puso a disposición el Estado ecuatoriano  de los familiares de personas desaparecidas.

Diego Tipán, representante del Ministerio del Interior, se refirió como Fiscalía y la Policía Nacional han colaborado y han sumado esfuerzos para crear la página www.desaparecidos.gob.ec donde se encuentra la información digitalizada y completa de personas desaparecidas. También se refirió al resultado cuantitativo que arroja esta página que contiene  47. 344 denuncias, de ella el 93% son desapariciones voluntarias y 44% corresponden a casos de mujeres desaparecidas.

A su vez, Wilson Toainga, dijo que el Estado tiene fiscalías especializadas en casos de desaparición en las provincias de Guayas, Pichincha, El Oro, Los Ríos, Manabí y Azuay. Estas fiscalías son atendidas por fiscales multicompetentes y una vez que el fiscal avoca conocimiento del caso inicia la investigación.

Posteriormente, Tipán se dirigió a los comisionados y presentó las acciones de prevención de personas desaparecidas, entre ellas está la implementación de la alerta “Emilia” que busca frenar los casos de desaparición de los grupos vulnerables como los niños y niñas.

Respuesta de los Comisionados

Luego de la participación de los representantes del Estado, Esmeralda Arosemena de Troitiño, presidenta de la Audiencia temática, tomó la palabra para preguntar a los representantes del Estado acerca de la norma aplicable para los casos de desaparición, ya que estos son tratados como actos administrativos o si son considerados un delito. También preguntó sobre la construcción del proyecto de ley, cuáles es la propuesta del Estado o si existe un protocolo o un ordenamiento jurídico que obligue una investigación. Lastimosamente, los representantes del Estado no respondieron ninguna de estas inquietudes.

Por su parte, el comisionado Luis Ernesto Vargas también presentó varios cuestionamientos, uno de ellos orientado a la función de la página web, ya que este sistema debe responder por los casos particulares, exigió al Estado ecuatoriano brindar una respuesta a los familiares de personas desaparecidas, ya que ellas (Elizabeth, Yanera y Jazmín Montenegro, hermana de Michelle) no vinieron en vano para participar en la audiencia temática.

En seguida tomo la palabra el comisionado Joel Hernández, quien manifestó su empatía y alzo votos para que los familiares de personas desaparecidas puedan encontrar a sus seres queridos, además preguntó si existe algún mecanismo de cooperación internacional que permita encontrar personas desaparecidas en el exterior, el Estado ecuatoriano aseguró que se tiene un convenio con México para mejorar el accionar en el marco de migrantes desaparecidos.

La comisionada Antonia Urrejola se mostró muy preocupada por las cifras que presentó el Estado ecuatoriano, enfatizó sobre la idea que no consigue comprender por qué existen cifras tan altas, considero que posiblemente existan patrones a investigar sobre esta problemática. También increpó al Estado, sobre qué acciones ha tomado para dar estabilidad a la investigación de los casos y sobre todo entender por qué hay personas desaparecidas dentro de hospitales públicos. El Estado ecuatoriano tampoco respondió a estas inquietudes. Al final intervino el relator Edison Lanza, que se sumó a las inquietudes de sus colegas.

Conclusión de peticionarios

Con la intervención de los comisionados, Arosemena otorgó cinco minutos más a cada delegación para la réplica y dúplica. Daniel Véjar fue el primero en intervenir y señaló que desde sociedad no se desconocen los esfuerzos del Estado, no obstante, existen todavía problemas con algunos de ellos. Insistió, además, que ninguno de los esfuerzos realizados hoy por el Estado reparan en modo alguno lo que los familiares han vivido hasta la fecha. Mario Melo, director del CDH,  explicó que el Estado no respondió oportunamente a los casos de Luis Guáchala y Álvaro Nazareno e insistió al Estado que debe hacer algo para que estos casos no se repitan.

José Valenzuela, del CDH, precisó que los funcionarios no han recibido una capacitación adecuada, ya que ellos menoscaban y re-victimizan la integridad de los familiares de personas desaparecidas, en este mismo marco Gabriela Flores agregó que la formación de los fiscales es ineficiente, ya que en la práctica las personas encargadas de estos casos no son capacitadas, más bien son asignados de acuerdo a la carga procesal.

Conclusión del Estado

En la réplica del Estado, Diego Tipán aseguró que una gran parte de las desapariciones voluntarias son producto de las malas calificaciones al cierre del año escolar. Toainga defendió el tratamiento de los casos de desaparecidos como un acto administrativo, ya que asegura que no existe una jerarquización de los procesos y que una vez investigados estos casos se pueden remitir a las fiscalías especializadas de acuerdo al delito cometido.

Finalmente, Esmeralda Arosemena de Troitiño expresó su solidaridad y apoyo a los familiares de personas desaparecidas, extendió su admiración por participar en la audiencia y testimoniar su angustia, impotencia y demanda de búsqueda y justicia.  Exhortó al Estado ecuatoriano a comprometerse en dar un seguimiento a los casos de personas desaparecidas para buscar soluciones reales y eficientes.

La  audiencia fue solicitada por la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (ASFADEC), el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica del Ecuador (CDH), la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), Alexandra Córdova -madre de David Romo, desaparecido el 16 de mayo de 2013; y María Fernanda Restrepo -hermana de Santiago y Andrés Restrepo, desaparecidos el 8 de enero de 1988.

 

En Ecuador...

 

Cinco panelistas analizaron la audiencia en el auditorio Julio Tobar Donoso, de la Universidad Católica. Entre ellos, Harold Burbano, director titular de la Defensoría del Pueblo. El jurista dijo que existe un problema estructural en el Estado para atender los casos de personas desaparecidas, entre ellos está la falta de normativa y especialización de los agentes fiscales  y policiales. También cuestionó la intervención del representante del Ministerio del Interior que señaló que la desaparición de los jóvenes ocurre por problemás académicos al final del año escolar. Para Burnano los estereotipos y estigmatización de la víctima obstaculiza el proceso de investiagación y coloca la culpa en ella.

Para Maribel Angulo, madre de Álvaro Nazareno desaparecido en 2011 en el hospital Eugenio Espejo, la intervención del Estado en la audiencia temática le deja mucho dolor porque el Estado no reconoce que no está capacitado, más bien dice públicamente que la gente se va por su propia voluntad. También muestra su indiganción al ver que el Estado no respondió a los comisionados por qué las personas pueden desaparecer dentro de una casa de salud pública.

Por su parte, Mónica Vera, presidenta de Inredh, dijo que los 130 agentes que señala el Ministerio del Interior no es suficiente cuando se registra 1577 personas desaparecidas.

 

Mirar aquí: Panel "Los desaparecidos de Ecuador ¿dónde están?