Actividades Destacadas

Más artículos

Misión de verificación de la situación actual de las víctimas de la empresa Furukawa

Frente a la vulneración de derechos humanos cometidos en contra de las y los campesinoas que trabajan en la empresa Furukawa, el Comité de Solidaridad con las víctimas de la empresa Furukawa Plantaciones C.A., conformado por la Coordinadora Nacional Campesina - CNC, el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), y la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu); junto con miembros de la Federación Internacional de Derechos Humanos (Fidh), la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) y Acción Ecológica; y varias organizaciones campesinas y afroecuatorianas, realizaremos una misión de verificación de derechos humanos en el lugar donde viven las víctimas de la empresa, el día jueves 15 de agosto de 2019, a las 09:00. 

Reanudan búsqueda de Carolina Garzón sin presencia del Fiscal

La mañana de este lunes 22 de julio se realizó una búsqueda en las riveras del río Machángara por la desaparición de Carolina Garzón en abril 2012. La diligencia estuvo señalada a las 9h00, sin embargo comenzó una hora más tarde sin la presencia de Jorge Flores, fiscal del caso.

Comunicado Público: Es imperativo cierre de Iglesia Oasis de Esperanza, Confraternidad Evangélica nunca fue solidaria

Las organizaciones y personas que apoyamos la lucha para saber la verdad sobre la desaparición de Juliana Campoverde y lograr sanción a los responsables, nos pronunciamos ante la posición asumida por la Confraternidad Evangélica que cuestiona el cierre de la Iglesia Oasis de Esperanza, escenario en el cual se cristalizaron el acoso y agresión sistemática sobre Juliana Campoverde con lo siguiente:

La otra cara del proyecto minero Mirador – Zamora Chinchipe

Hoy, 18 de julio de 2019, arrancó la fase de explotación de cobre a gran escala del proyecto minero Mirador que se encuentra en la parroquia Tundayme, provincia Zamora Chinchipe. El proyecto ejecutado por la empresa minera Ecuacorriente S.A opera en medio de la vulneración de los derechos a los pueblos indígenas y campesinos.

Sentencia en Juliana Campoverde abre el camino a la judialización de casos de desapariciones en el país

Tras cuatro horas de deliberación, el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha con votación unánime declaró culpable a Jonathan Carrillo Sánchez y lo sentenció a 25 años de prisión por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Así lo dijo, hoy la jueza ponente Sara Costales.

Organizaciones de la sociedad civil se pronuncian por la creciente ola de xenofobia y violencia de género.

Categoría: Actualidad Creado: Miércoles, 23 Enero 2019 13:09
Visto: 404

La mañana del miércoles 23 de enero del 2019, Monseñor Eugenio Arellano de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Gina Benavides, Defensora del Pueblo y Elsie Monge presidenta de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos CEDHU, ofrecieron una rueda de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, donde se repudió los actos violentos sucedidos el fin de semana en el país.

Se rechazó los discursos discriminatorios que están circulando en redes sociales, además de denunciar el acoso y hostigamiento a defensores y defensoras de derechos humanos. Pero, sobre todo, denunciar que los comunicados del gobierno han generado esta ola de violencia contra venezolanos y ecuatorianos.

El primero en intervenir fue Monseñor Arellano, quien se refirió a los actos violentos ocurridos en Ibarra, atribuyó que frente a casos de violencia, las primeras reacciones son viscerales, pero luego de los actos cometidos es fundamental que en la población ecuatoriana impere el sentido común y la paz.

Arellano hizo un llamado a despojarnos de las actitudes que generan violencia entre seres humanos, a su vez exhortó al Estado ecuatoriano para que reflexione sobre el pedido del pasado judicial apostillado para ingresar al país. Arellano hizo especial énfasis en los discurso de odio viralizados por grupos que quieren generar violencia.

¨No necesitamos guardianes de la frontera, necesitamos ser solidarios con nuestros hermanos venezolanos”

 

Posteriormente, se pronunció la Defensora del Pueblo Gina Benavides, quien comenzó su intervención rechazando el actuar del gobierno, al relacionar un feminicidio con la nacionalidad del autor. Benavides explicó que esta relación provocó actos crueles en Ibarra, se promovió el odio y la ira desde la presidencia, se llegaron a cometer actos de persecución, destrucción y expulsión.

 

Esto vulneró en extremo la dignidad de la población venezolana y, a su vez, la imagen y dignidad de los agresores.

 

Benavides exhortó a los ministerios de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, a activar sus funciones, para proteger a los ecuatorianos en Venezuela y así mismo, proteger a los venezolanos radicados en el país; al del Interior, a conformar comisiones técnicas que puedan resolver los conflictos y choques culturales entre venezolanos y ecuatorianos. Así mismo, que se cuide la seguridad y garantice los derechos de la población venezolana. Al de Educación, a conciliar con los padres y niños las políticas que no discriminen a la población venezolana,  a mantenerse vigilantes frente a los casos de discriminación para garantizar que los niños y las niñas venezolanas accedan a la educación.

 

Finalmente Elsie Monge, presidenta de CEDHU, presentó la carta de las organizaciones de la sociedad civil al presidente Lenin Moreno, que además de lo ya expuesto, el contenido de la carta refiere a la preocupación de las organizaciones de la sociedad civil por los mensajes de odio y convocatorias a atacar con palos y piedras la Defensoría del Pueblo, a su actual representante Gina Benavides y al Secretario de Derechos Humanos, Ernesto Pazmiño.

 

En la carta se exige que se lleven investigaciones y judicialicen los mensajes de odio que incitan a la violencia xenófoba, particularmente que no permiten la labor de los defensores de los derechos humanos. Monge enfatizó además la necesidad urgente de la implementación de la Ley Orgánica de Prevención y Erradicación de la Violencia de Género.

 

INREDH forma parte de las organizaciones que suscribieron esta carta para respaldar la labor de los defensores de derechos humanos, repudiar los actos de violencia y sus consecuencias, las cuáles fuera de solucionar los casos de violencia de género, han generado eventos de discriminación y xenofobia.  

 

Exigimos que cualquier acción que se tome desde el Ejecutivo respete los derechos y la dignidad humana y no aliente a la xenofobia.