El matrimonio igualitario: un derecho

Categoría: Actualidad Creado: Miércoles, 02 Octubre 2019 14:59
Visto: 200

Dado el acontecimiento reciente del anuncio público que realizó la activista Pamela Troya, sobre su separación y divorcio de su compañera, la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) manifiesta su preocupación sobre la información y comentarios difundidos a través de distintos medios y redes sociales que buscan desacreditar la lucha de la comunidad Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e Intersex (GLBTIQ)

Frente a esto, como Inredh queremos reiterar que este hecho no afecta la lucha llevada durante varios años por activistas LGBTIQ y la conquista reciente sobre el matrimonio igualitario en el Ecuador. Las personas LGBTIQ han sido y continúan siendo excluidos y discriminados de diversos espacios y en el acceso a diferentes derechos, y la lucha, valiente y legítima, que ha venido desarrollando la activista Pamela Troya contribuyó a que el Estado ecuatoriano tome acciones para revertir una parte de esta discriminación.

El reconocimiento del matrimonio igualitario se constituyó en un hito histórico dentro de la lucha por los derechos de los grupos LGBTIQ, y en tal sentido, reconocemos que los comentarios vertidos con tintes homofóbicos y de burla sobre los problemas personales de Pamela Troya desmerecen esta lucha, así como mantienen la situación de discriminación estructural que continúan viviendo este grupo de personas. Condenamos cualquier tipo de expresión que conlleve homofobia y el desconocimiento de derechos de las personas LGBTIQ.

Finalmente, llamamos a que figuras públicas y periodistas, traten este tema de manera profesional y ética, como un asunto que únicamente concierne a la vida privada de Pamela y de su exesposa. La vida privada es también un derecho humano, y como tal, situaciones de la vida personal de dos personas no deberían tratarse con burla e irrespeto. De igual manera, recordamos que la libertad de expresión no puede estar direccionada a difundir expresiones de odio y  como tal llamamos al respeto y reiteramos nuestro compromiso en la lucha que mantienen las personas LGBTI para alcanzar una sociedad más justa y sin discriminación.