Policía de UPC en el Batallón de Suburbio enfrenta proceso por detención ilegal y tortura

Categoría: Actualidad Creado: Jueves, 16, Enero 2020 12:42
Visitas: 1165

Este viernes, 17 de enero del 2020, se instalará la audiencia de formulación de cargos e instrucción fiscal contra el capitán de la Policía, Lenin P, y sus subalternos Washington V. Geovanny M. y Richard A. acusados por el presunto delito de detención ilegal y tortura del joven Víctor L., ocurrido el 27 de enero del 2015 al interior de la Unidad Policial Comunitaria (UPC), ubicada en el Batallón del Suburbio, en Guayaquil. Esta audiencia se instalará en la Unidad Judicial de la Ciudadela Valdivia, a las 10:10, y será dirigida por el juez Darwin Valencia.

El 27 de enero del 2015, aproximadamente a las 16:00, Víctor L. se dirigía a jugar indor-futbol en el parque lineal ubicado en las calles 28 y Oconnor, tras haber concluido su jornada laboral en la cevichera Colorado. Una vez en el parque, Víctor L. fue detenido por dos policías vestidos de civil y fue trasladado al UPC Cisne 5, bajo custodia del capitán Lenin P. 

Al ser ingresado en la unidad policial, Víctor L. observó a otro muchacho, quien presentaba una discapacidad, que también había sido detenido. El Capitán de Policía los acusó de tráfico y consumo de drogas, los interrogó sobre la identidad de quienes la comercializan en el sector y exigió que le entreguen la droga de consumo; sin embargo, al catear a los dos jóvenes comprobó que no tenían ninguna sustancia bajo su poder y, durante el interrogatorio, ellos aseguraron que no tenían vínculo con los hechos narrados ni con las personas sobre quienes se les pedía información. 

El interrogatorio continúo y se pasó a la agresión física. Según la denuncia, El capitán Lenin P. empezó a golpearlos en todo el cuerpo con el tolete y les aplicó varias descargas eléctricas en los lados laterales del cuerpo. 

Tras una hora de agresiones y por los gritos de auxilio de los jóvenes, un subalterno decidió ingresar al interior de la sala para contener al capitán, pero fue expulsado de la sala y se ordenó que vuela a su puesto. La agresión continuó al punto de que una descarga eléctrica en el cuello dejó inconsciente a Víctor L 

Ante la falta de pruebas, el capitán liberó a los jóvenes, pero por la gravedad del estado de salud de Víctor L., el gendarme policial ordenó la compra de medicamentos y dispuso que se lleve al domicilio de Víctor L. De igual forma el otro joven detenido fue liberado. 

Para Luisa María Villacís, asesora legal de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), la audiencia de formulación de cargos constituye un acto procesal clave, ya que implica que los elementos de convicción recogidos de la investigación señalan como presuntos responsables a elementos de la fuerza pública y, por ende, establecen una clara responsabilidad estatal en una violación de los derechos humanos.

Cabe recordar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya se ha pronunciado en casos de violaciones a la integridad por parte de agentes estatales, en el que se ha establecido que una “persona ilegalmente detenida se encuentra en una situación agravada de vulnerabilidad, de la cual surge un riesgo cierto de que se le vulneren otros derechos, como el derecho a la integridad física y a ser tratada con dignidad”.—