Actividades Destacadas

Más artículos

Misión de verificación de la situación actual de las víctimas de la empresa Furukawa

Frente a la vulneración de derechos humanos cometidos en contra de las y los campesinoas que trabajan en la empresa Furukawa, el Comité de Solidaridad con las víctimas de la empresa Furukawa Plantaciones C.A., conformado por la Coordinadora Nacional Campesina - CNC, el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), y la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu); junto con miembros de la Federación Internacional de Derechos Humanos (Fidh), la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) y Acción Ecológica; y varias organizaciones campesinas y afroecuatorianas, realizaremos una misión de verificación de derechos humanos en el lugar donde viven las víctimas de la empresa, el día jueves 15 de agosto de 2019, a las 09:00. 

Reanudan búsqueda de Carolina Garzón sin presencia del Fiscal

La mañana de este lunes 22 de julio se realizó una búsqueda en las riveras del río Machángara por la desaparición de Carolina Garzón en abril 2012. La diligencia estuvo señalada a las 9h00, sin embargo comenzó una hora más tarde sin la presencia de Jorge Flores, fiscal del caso.

Comunicado Público: Es imperativo cierre de Iglesia Oasis de Esperanza, Confraternidad Evangélica nunca fue solidaria

Las organizaciones y personas que apoyamos la lucha para saber la verdad sobre la desaparición de Juliana Campoverde y lograr sanción a los responsables, nos pronunciamos ante la posición asumida por la Confraternidad Evangélica que cuestiona el cierre de la Iglesia Oasis de Esperanza, escenario en el cual se cristalizaron el acoso y agresión sistemática sobre Juliana Campoverde con lo siguiente:

La otra cara del proyecto minero Mirador – Zamora Chinchipe

Hoy, 18 de julio de 2019, arrancó la fase de explotación de cobre a gran escala del proyecto minero Mirador que se encuentra en la parroquia Tundayme, provincia Zamora Chinchipe. El proyecto ejecutado por la empresa minera Ecuacorriente S.A opera en medio de la vulneración de los derechos a los pueblos indígenas y campesinos.

Sentencia en Juliana Campoverde abre el camino a la judialización de casos de desapariciones en el país

Tras cuatro horas de deliberación, el Tribunal de Garantías Penales de Pichincha con votación unánime declaró culpable a Jonathan Carrillo Sánchez y lo sentenció a 25 años de prisión por el delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Así lo dijo, hoy la jueza ponente Sara Costales.

Carta de Cora Cadena a la Fiscal Camacho

Categoría: Actualidad Creado: Jueves, 20 Octubre 2016 11:06
Visto: 1911

Diabluma

02/03/2009

Basta de Violencia!!!

Carta de Cora Cadena a la Fiscal Camacho

 

Quitu, martes 17 de febrero de 2009

 

Doctora

Daniella Camacho

Fiscal de Pichincha

Presente.-

 

El 16 de septiembre de 2007 intentó asesinarme una agrupación delictiva Skin Head Nazi y que en esa época se hacia llamar Cabezas Rapadas Independientes del Ecuador, en la actualidad opera con el nombre de “Sangre por Sangre”.

 

Este atentado es uno más de los crímenes de odio cometidos por esta agrupación. Sus miembros han alegado públicamente, en varios medios de comunicación, tener un comportamiento para-policial, y que su objetivo es limpiar las calles de Quito, de lo que consideran, escoria, inmoral o criminal.

 

Esta agrupación identifica como sus enemigos naturales a la comunidad GLBTI, las Trabajadoras Sexuales, los migrantes, los punkeros, los comunistas, los anarquistas, los mendigos y los niños de la calle, entre otros sectores vulnerables de la población.

 

Diez y seis miembros de la cultura punk que han sido agredidos sistemáticamente, decidieron presentar una denuncia a pesar de que no confiaban en el Estado. La intención, de estas denuncias era evitar desatar una respuesta de defensa desde el movimiento punkero. Creímos que con la propuesta de cambio del gobierno nuestra vida iba a ser respetada y defendida sin tener que recurrir a la violencia. Nos equivocamos, la justicia, ciega como es, no hizo nada: desestimo las denuncias, y al hacerlo desestimó la vida de los punkeros y punkeras.

           

Yo Cora Raquel Cadena Pérez, rockera, miembro de la organización Político Cultural Diabluma, junto a mis compañeros ingenuamente decidimos denunciar mi caso, que fue entregado a usted Dra. Daniella Camacho, para que realice la indagación. Pensamos que esta vez, el Estado, la Fiscalía y la Policía responderían con la misma rapidez que lo hacen cuando acuden a hablar a las cámaras de seguridad ciudadana, moral y otras cosas de las que se sirven para dar la impresión de que cumplen con su deber.

 

Ha transcurrido un año y cinco meses desde que se inició el proceso y lo único que se ha demostrado, es que al estado no le interesa nuestras vidas, al contrario le somos molestos y la mejor forma de controlar a los que no podemos ser dominados, es no hacer nada frente a la violencia que vivimos. No podemos concebir siquiera un caso menos complejo, donde se comprobó la existencia material del delito, donde los atacantes realizan ataques sistemáticos al grupo al que pertenece la víctima, donde los atacantes están plenamente identificados y localizados; como entonces es posible que después de tanto tiempo no se den resultados en el caso: ¿Cuál es la explicación?

 

Consideramos que las siguientes acciones cometidas por la Fiscalía demuestran que la investigación de este caso ha sido negligente, inoperante, poco objetiva y prejuiciosa. Esto nos provoca inquietud ya que desconocemos los motivos de este proceder:

 

En primer lugar, la investigación tiene énfasis sobre mí, que soy la denunciante y sobre mi organización que somos quienes hemos estado recibiendo constantemente amenazas y agresiones por parte de los sospechosos, y no sobre, los denunciados que hasta el momento no han sido conducidos a declarar.

 

Mientras yo he sido llamada por segunda vez, con la intención de que justifique como obtuve los nombres de los sospechosos, que su “investigación” no pudo conseguir. Le informo Doctora que yo ya he demostrado los hechos denunciados y que son los agresores quienes deberían ser investigados. Este es un claro caso de criminalización de la víctima, la

indagación previa solo ha revelado la inoperancia de la Policía y la Fiscalía.

 

En segundo lugar está el hecho de que han transcurrido diez y siete meses sin que usted Dra. Daniella Camacho, cierre el proceso de indagación previa y pase el caso a Instrucción Fiscal o sea desestimada mi denuncia.

 

En tercer lugar está su decisión de Revocar la Orden de captura de Mauricio Naranjo, reconocido como miembro de esta organización y que no exista una investigación seria sobre este sujeto sospechoso y su participación en mi atentado.

 

Como cuarto punto, se pidió solicitar a TC televisión que proporcione el material audiovisual que este canal tiene sobre está agrupación y que dejó de transmitirse por el noticiero debido a las amenazas que el periodista, realizador de este reportaje recibió. Usted decidió no tomar en cuenta esta petición.

 

Lamentablemente para usted, de tras de mi caso no está en riesgo solamente mi vida, sino la de muchas mujeres y hombres; adultos, jóvenes y adolescentes.

 

Así, que mientras usted disfrutaba de su sueldo en la fiscalía sin resultados de su trabajo a nosotros y a nosotras, esos individuos que usted tiene reparos en investigar nos persiguen, nos acosan, nos golpean, nos apuñalan, nos cazan.

 

En vista de la inoperancia y la negligencia de la Fiscalía. Nosotras y nosotros le exigimos que máximo hasta el miércoles cuatro de marzo usted defina este caso, no nos contentaremos con una que otra medida de pantalla.

 

Queremos una resolución inmediata y apelaremos a instancias superiores exigiendo que no queden en la impunidad nuestras denuncias. No sabemos que fuerzas sostengan a grupos delictivos como estos Skin Heads, pero deben ser intereses políticos y económicos  poderosos para poder lograr que todo el aparato del Estado mire hacia otro lado mientras estos delincuentes intentan asesinarnos.

 

Nosotros y nosotras constantemente hemos exigido al Estado que cumpla con la obligación de garantizar nuestro derecho a la vida. Y la respuesta que hemos recibido del estado es el silencio y la impunidad, que son otras formas de violencia y discriminación. Hacemos responsables de toda la violencia que estamos viviendo y de lo ésta genera, al Estado y en particular a la Fiscalía y a la Policía Nacional que tienen en sus manos el poder de terminar y evitar un derramamiento de sangre absurdo e innecesario.

 

Atentamente,

 

Cora Cadena