Actividades Destacadas

Más artículos

Convenio con empresas mineras genera enfrentamientos en población shuar y no cumple con el derecho a la consulta previa

Tras la firma del convenio de cooperación entre la Federación Interprovincial de Centros Shuar (Ficsh) y la empresa Explorcobres (EXSA), operadora del proyecto minero Panantza San Carlos, en la provincia de Morona Santiago, se ha generado varios incidentes entre los líderes y las comunidades del sector.

25 años de proceso judicial para condenar a Chevron por los crímenes ambientales en la Amazonía ecuatoriana

Hoy, 11 de julio del 2018, a las 10 de la mañana,  la Unión de Afectados por la Petrolera Chevron (Udapt), anunció mediante rueda de prensa, la sentencia de la Corte Constitucional a favor de las víctimas por la contaminación ocasionada por la empresa petrolera Texaco, en las provincias de Sucumbíos y Orellana, al norte de la Amazonía ecuatoriana.

ARCOM amenaza con desalojar para continuar con el proyecto minero Mirador

Rosa Elvira Sánchez, comunera de Tundayme que defiende su territorio, denunció hoy, 10 de julio 2018, que funcionarios de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) en compañía de representantes de la Secretaría de la Gestión de la Política y de la empresa minera Ecuacorriente S.A. visitaron su casa para informarle que será desalojada de su territorio.

Fiscalía recorrió los últimos pasos de Juliana Campoverde, previo a desaparecer

La unidad de Violencia de Genero N° 3 realizó el sábado, 7 de julio de 2018, la ruta técnica de Juliana Lizbeth Campoverde Rodríguez, al cumplirse 6 años  de su desaparición, en el sector de la Biloxi, sur de Quito.

Carta abierta en conmemoración a los 6 años de la desaparición de Juliana Campoverde

Desde el 07 de julio de 2012 que desaparecieron a mi hija Juliana Lizbeth Campoverde Rodríguez, en el sur de Quito, ha sido la oscuridad más intensa que ha vivido mi familia.

Comunera que resiste a proyecto minero Cóndor – Mirador denuncia proceso de desalojo

Categoría: Actualidad Creado: Jueves, 12 Abril 2018 15:49

Rosa Elvira Sánchez, comunera de la parroquia Tundayme, donde opera el proyecto minero Cóndor Mirador, denunció públicamente que ha recibido una visita de los trabajadores de la empresa minera Ecuacorriente S.A, ubicada en el cantón El Pangui, provincia Zamora Chinchipe.

Sánchez, de 70 años aproximadamente, asegura que el pasado viernes, 6 de abril de 2018, un funcionario que dijo ser parte de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) y un guardia de seguridad de la empresa Ecuacorriente S.A. visitaron su casa.

 

El argumento fue que era una inspección; sin embargo, a Rosa Elvira Sánchez no le notificaron ni informaron el motivo de ella. También, los dos hombres recorrieron el lugar y tomaron fotos de la casa, sin informar la razón de su visita. También,  advirtieron que la siguiente semana continuarían con la inspección.  

Para Rosa Elvira Sánchez, estos son los primeros síntomas o avisos que la empresa da a los comuneros para informar que será desalojada de su hogar. Su argumento se basa en que  su hogar se encuentra en medio del campamento minero y el tajo de la mina del proyecto, por ende es una zona de riesgo y de utilidad para la empresa, este sitio esta ubicado en la parte alta del río Wawaim, caudal que está contaminado por el proyecto mega minero.   

Además, está situación se profundiza porque Sánchez hace unos meses recibió un fallo a favor de la empresa ECSA sobre el uso de la tierra.

Para Gabriela Flores, asesora jurídica de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), la política pública agresiva de privatización del territorio para actividades mineras y las normas aprobadas en los últimos años, como la servidumbre minera, ha promovido el despojo y desalojo de la gente en la zona. Esto a través de medidas jurídicas y de hostigamiento.  

Cabe recordar, que en la parroquia de Tundayme se ha vivido varios desalojos. Uno de ellos fue el 30 de septiembre de 2015, cuando la policía, agentes de seguridad de la empresa y funcionarios ingresaron con maquinaria pesada destruyeron las casas de 16 familias y las desplazaron de sus hogares. Este escenario se volvió a repetir tres meses después.