Actividades Destacadas

Más artículos

Pastor evangélico detenido por la desaparición de Juliana Campoverde se acoge al derecho al silencio

La mañana de este sábado, 13 de octubre del 2018, se realizó la reconstrucción de la ruta técnica de la desaparición de Juliana Campoverde vista por última vez el 7 de julio de 212, en el sector de la Ajaví, en el sur de Quito.

Contradicciones en la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia en caso Francisco Cajigas

  El fiscal Jefferson Ibarra y Angie Pinta, pareja de Francisco Cajigas, en la audiencia de juzgamiento.   El Tribunal de Garantías Penales de Esmeraldas presidido por el juez Juan José Chele Villamar suspendió hoy, 12 de octubre de 2018, por segunda ocasión la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia y elementos de prueba en el cráneo de Francisco Cajigas, joven colombiano víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial ocurrida en noviembre de 2015, en la ciudad de Ibarra. El caso se encuentra bajo escrutinio penal desde que se verificó que el cráneo de Francisco, muerto por un trauma cráneo encefálico, fue hallado en la ciudad de Esmeraldas bajo circunstancias poco claras. Los tres magistrados suspendieron la audiencia debido a la ausencia de dos testigos de los procesados Ángel N., médico legal del Centro Forense de Esmeraldas, y Leónidas F., auxiliar de medicina legal. La audiencia se instaló hoy a las 8:40 en la Sala 1 de la Unidad de Vigilancia Comunitaria de Esmeraldas. El fiscal Jefferson Ibarra presentó 4 pruebas testimoniales y 5 documentales. En la anterior audiencia llamó a 8 testigos. Por su parte, la defensa de los procesados presentó el testimonio de los tres implicados. El primero en hablar fue Leónidas F., de 28 años e ingeniero en Sistema Informático, que dijo no haber participado en el proceso de autopsia del cuerpo de Francisco, solo aseguró que el 1 de diciembre de 2015 recibió el mismo y al terminar su turno lo entregó a su compañero Sergio R., otro de los procesados.  Según Leónidas, el cuerpo del joven colombiano lo volvió a ver el 15 de diciembre de 2015, cuando estaba embalado y en fundas de color negro. Indicó no haber verificado si estaba completo el cuerpo previa a la entrega a sus familiares. El segundo interrogado fue el médico legal Ángel N., de 49 años.  Él señaló que realizó la autopsia del cuerpo con personal de medicina legal de Quito en el Centro Forense de Esmeraldas. Aseguró que el cuerpo estaba en un estado avanzado de descomposición por lo cual ordenó lavarlo.  Tras de ello, Ángel junto a la otra médica legal Sandra A., resolvieron desprender la cabeza para realizar los análisis que permitieran verificar la identidad del occiso. Según el médico legal, tras realizar la autopsia, el cuerpo de Francisco quedó bajo custodia del disector de turno, Sergio R., de 67 años, encargado de lavar y formolizar el cuerpo que estaba completo. Sergio fue el tercero en rendir su testimonio en la audiencia. Él asegura que en sus 30 años de experiencia ha lavado los cuerpos con agua de llaves, fría, caliente o a presión.  Él enfatizó ante los magistrados que por órdenes del doctor Ángel N. guardó la cabeza y clavícula de Francisco en una gaveta del refrigerador, la mismo que no registraba una rotulación, pues quien tenía la cadena custodia y había ordenado los nuevos exámenes debía conocer de este particular. También, dijo que Leónidas sí participó en el  proceso de autopsia y que el embalaje del cuerpo lo realizó junto a él, ya que es imposible que una persona  lo haga solo.  Además, precisó que, si la familia quería ver el cuerpo de Francisco, Leonidas F. no debía impedirlo. Tras escuchar los testimonios de los tres procesados, y ante la solicitud de la abogada de la defensa, el Tribunal de Garantías Penales suspendió la audiencia para asegurar la comparecencia de los testigos faltantes.  Para el fiscal del caso, la suspensión atenta contra el principio de inmediación y celeridad procesal. Además, que constituye una forma de revictimización a la familia porque han esperado un resultado de la audiencia de juzgamiento desde noviembre del año anterior. Daniel Véjar, coordinador jurídico de Inredh, coincide con el criterio que Fiscalía tiene sobre el sufrimiento y revictimización a las víctimas.  “Este proceso de por sí ha representado una lesividad importante para la familia colombiana – dice Véjar-, que no solo incurre en gastos económicos, sino que la falta de respuesta del Estado ha provocado que el proceso por ejecución extrajudicial este estancado y que la familia sufra afectaciones psicológicas graves”. También, le llama la atención la conducta de los juzgadores en el direccionamiento de la audiencia porque incurren en prácticas inquisitivas en el sistema oral acusatorio vigente con el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Se espera que la audiencia se reanude en las primeras semanas de noviembre, aunque al momento se desconoce el día y hora exactos.                    

Audiencia de juzgamiento por alteración de evidencia en el cráneo de Francisco Cajigas se reinstala

Este 12 de octubre de 2018, a las 08:30, se reanudará la audiencia de juzgamiento por el delito de alteración de evidencia y elementos de prueba en el cráneo de Francisco Cajigas, joven colombiano de 33 años víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial.

Iglesia Cuadrangular no actuará en el caso de la desaparición de Juliana, pese a que el pastor titular es miembro de la institución

Elizabeth Rodríguez y Absalón Campoverde, padres de Juliana Campoverde, joven de 18 años desaparecida el 7 de julio de 2012, en la ciudad de Quito, se reunieron ayer, 9 de octubre de 2018, con los miembros de la junta directiva de la Iglesia Cuadrangular, en la ciudad de Guayaquil.

Ocho dirigentes de la comunidad La Toglla van a audiencia de juzgamiento por el delito de usurpación

Este viernes, 05 de octubre de 2018, a las 9:00, en la Unidad Judicial Penal del Cantón Rumiñahui se desarrollará la audiencia de juzgamiento por el delito de usurpación en contra de Darío Javier Iza Palaquinga y siete habitantes de la Comunidad Ancestral La Toglla debido a la demanda presentada por Clinio Edmundo Perugachi, asegurando que dichos implicados han ingresado y lo han despojado de su legítimo terrero, en 2016.

Este sábado se cumple 6 años de la desaparición de Carolina Garzón

Categoría: Actualidad Creado: Viernes, 27 Abril 2018 12:47
Visto: 1016

Este 28 de abril de 2018, se cumple 6 años de la desaparición de la joven colombiana Stephany Carolina Garzón Ardila que fue vista por última vez el 28 de abril de 2012, en el sector de Paluco – Monjas, al sur oriente de la ciudad de Quito.

La desaparición de Carolina fue notificada cuatro días después, el 1 de Mayo, a su familia. Sebastián Atehortúa, compañero de casa, envió un correo electrónico al padre de Carolina, Walter Garzón, para comunicarle lo ocurrido.

Era la cuarta vez, que la joven de 22 años visitaba el Ecuador. Esta vez cruzó la frontera el 19 de marzo e ingresó al país por la ciudad de Lago Agrio. El 20 de ese mes llegó a Quito al concierto de Calle 13 y Manu chau en el Estadio Olímpico Atahualpa.

Tres meses estaría en Ecuador, pues tenía vacaciones por unas reformas académicas que se realizaban en su carrera de Licenciatura básica con énfasis en Educación Artística, en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Bogotá. Carolina, desde el 2009, en cada período de vacaciones viajaba y le encantaba salir y conocer otras realidades. Viajó por Bolivia, Perú y Ecuador.

Seis años después, su familia desconoce su paradero o pista alguna sobre qué le pudo suceder a la joven. Por la falta de respuesta del Estado colombiano y ecuatoriano, su padre Walter Garzón cayó en una profunda depresión y falleció el 12 de septiembre de 2016, en la ciudad de Bogotá.

Hoy, 27 de abril de 2018, sus familiares y amigos realizaron un plantón en los exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, en la ciudad de Bogotá. El objetivo: solicitar celeridad en el proceso de investigación de la desaparición de Carolina Garzón.

Alix Ardila, madre de Carolina, entregó una carta a esta entidad cuestionando la labor del Estado colombiano y ecuatoriano. Al primero, por obstaculizar durante dos años las investigaciones, ya que demoró la entrega de las evidencias y perdió la cámara fotográfica que se encontraba bajo cadena de custodia. En la cámara estaban los últimos momentos que registró Carolina. Mientras, que Ecuador seis años después no tiene ninguna hipótesis sobre el paradero de la joven.

“Responsabilizó al Estado de Ecuador y Colombia por la desaparición de mi hija y exijo verdad y justicia para encontrarla – dijo Ardila. Los Estados no puedes seguir actuando de forma negligente e inoperante”.

Criterio similar tiene, Gabriela Flores, asesora de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inred), que dijo: “la investigación por la desaparición de Carolina ha estado plagada de deficiencias. La Fiscalía ha mantenido el caso en indagación previa durante los últimos 6 años, sin arrojar una teoría ni obtener evidencia alguna – dice Flores -. Esto se debe, en gran parte, a que las diligencias practicadas han sido insuficientes, lentas y repetitivas”.

Aseguró, que la última diligencia practicada en el caso tuvo lugar el pasado noviembre de 2017 (hace casi 6 meses) y consistió en la realización de un barrido en el barrio Paluco, sector Monjas por séptima vez consecutiva, lo cual ya resulta inoficioso. 

El tratamiento negligente dado a este caso por parte del sistema judicial, desgraciadamente, es el mismo que reciben sistemáticamente los casos de desaparecidos en el Ecuador. Ello constituye una grave violación a los derechos a la tutela judicial efectiva, imparcial y expedita (Art. 75 CE), las garantías básicas del debido proceso (Art. 76 CE), la reparación integral y, sobre todo, el derecho a la verdad (Art. 78 CE). Todo ello es especialmente grave, si consideramos el dolor y la agravada lesividad que los casos de desaparición ocasionan sobre las familias, concluye Flores.  

 

Plantón en los exteriores del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. Fotos: Asfadec

 

Alix Ardila, madre de Carolina Garzón, responsabiliza a los dos Estado de la desaparición de su hija. Fotos: Asfadec

 

Walter Garzón viajó al Ecuador para buscar a su hija desaparecida. Hace dos años falleció tras caer en una profunda depresión. Fotos: Asfadec