Actividades Destacadas

Más artículos

Organizaciones americanas de derechos humanos exigen investigaciones independientes sobre manifestaciones de octubre en el Ecuador

Las organizaciones de derechos humanos de América abajo firmantes y que participamos en las audiencias del 174 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se realiza en Quito, manifestamos lo siguiente:

Desaparición temporal: siete horas de agresión policial

Quito - Pichincha.  Cerca de 47 mujeres y hombres fueron detenidos en el centro histórico durante las protestas sociales, el pasado 9 de octubre de 2019. Juan Recalde[1], joven de 28 años y dirigente indígena, fue detenido también pero lo separaron del grupo. Con su wipala[2] le intentaron ahorcar, lo golpearon con el tolete y en la noche lo subieron a un patrullero, colocaron una funda sobre su cabeza para que no vea la ruta. Siete horas pasó desaparecido. Aquí el testimonio de Juan.

Edison Mosquera murió por un impacto de proyectil de arma de fuego en las protestas de octubre

Cumandá - Quito.  El 7 de octubre de 2019, Edison Eduardo Mosquera Amagua salió desde el sur de Quito hacia el Valle de Los Chillos a trabajar. Su madre Ema Consuelo Amagua, de 51 años, lo esperaba en su casa, pero no regresó. Edison recibió un disparo en la cabeza durante el paro nacional. Aquí el testimonio de su madre, Ema Amagua; su padre; Luis Mosquera;  y su hermana Patricia Mosquera.

Se cumple seis años de la muerte de Freddy Taish ocurrida durante un operativo militar

Ni verdad ni justicia han recibido los familiares de Freddy Taish, joven Shuar que fue impactado por una bala de dotación militar en el sector de Tutus, comunidad Shiram Entza, del cantón Gualaquiza, al sur de la Amazonía ecuatoriana.

José Daniel Chaluisa, muerto en las protestas sociales, registró una luxación en su mano izquierda

San Roque - Quito.  José Daniel Chaluisa Cusco, oriundo de Cotopaxi, trabajaba hace 25 años en el mercado de San Roque, en el centro histórico de Quito. El 7 de octubre de 2019, a las 17:30, José junto a otras personas se sumaron al paro nacional cuando fueron acorralados por miembros de la Policía Nacional. Minutos después circularon por las redes sociales un video donde observa que las personas caen del puente de San Roque, a una altura de 8 metros. La caída le causó un trauma craneoencefálico severo, contusión hemorrágica parietal y una fractura del arco costal izquierdo.

INREDH exhorta al Estado ecuatoriano a reconocer la crisis humanitaria de Venezuela

Categoría: Actualidad Creado: Viernes, 24 Agosto 2018 16:57
Visto: 886

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, organismo que por 25 años ha mantenido una férrea defensa de los derechos humanos, de los pueblos y de la naturaleza, así como de exigencia a las instituciones que son responsables del pleno cumplimiento de estos derechos, nos encontramos consternados frente a las políticas migratorias asumidas por el gobierno ecuatoriano, en estos últimos días, frente a la crisis humanitaria que enfrenta la población venezolana y por lo cual les ha obligado a salir de su  territorio en busca de mejorar sus condiciones de vida.

 

Frente a esto recordamos a Lenín Moreno, presidente de la República del Ecuador, y a los ministros responsables de las políticas migratorias – Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana y Ministro del Interior - que la Constitución del Ecuador en su artículo 40 reconoce a las personas el derecho a migrar, y además prescribe que no se identificará ni se considerará a ningún ser humano como ilegal por su condición migratoria. 

Así también la Constitución de Montecristi en su artículo 416.6 propugna el principio de ciudadanía universal, la libre movilidad de todos los habitantes del planeta y el progresivo fin de la condición de extranjero como elemento transformador de las relaciones desiguales entre los países, especialmente Norte-Sur. Todo esto se debe lograr a través de la acción de propiciar la creación de la ciudadanía latinoamericana y caribeña, la libre circulación de las personas en la región, la implementación de políticas que garanticen los derechos humanos de las poblaciones de frontera y de los refugiados; y la protección común de los latinoamericanos y caribeños en los países de tránsito y destino migratorio.

Resulta claro de la lectura lógica de la Constitución, leyes y reglamentos aplicables, que nuestro sistema jurídico reconoce un derecho a migrar reforzado en el caso de las personas de países sudamericanos a quienes solo se les solicitará su documento de identificación nacional. Este derecho se refuerza aún más considerando que la población venezolana vive una grave crisis humanitaria reconocida tanto por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como por la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos. 

En este sentido, INREDH expresa que la implementación de esta medida viola el derecho a la igualdad y a la no discriminación de las personas con nacionalidad venezolana pues, el artículo 11 de la Constitución establece entre el grupo de categorías sospechosas el lugar de nacimiento y la condición migratoria.

 

Recordemos que los acuerdos ministeriales 242 y 243 emitidos por el Ministerio de relaciones Exteriores se refieren únicamente a “personas venezolanas” lo cual constituye una distinción irrazonable basada en la nacionalidad de las personas.


Reconocemos y felicitamos las acciones que están llevando a cabo la Defensoría del Pueblo y la Defensoría Pública General en apoyo con las organizaciones de la sociedad civil en temas de movilidad humana y nos alegra la decisión de la jueza Judith Naranjo de aceptar las medidas cautelares interpuestas y determinar que el pasaporte no puede ser requisito para el ingreso de personas venezolanas al Ecuador.

 

Exhortamos, al Gobierno del Ecuador que reconozca públicamente la crisis humanitaria que enfrenta Venezuela y en consecuencia se dé la posibilidad de acceder a los nacionales venezolanos a la calidad de solicitantes de asilo pues huyen de la República Bolivariana de Venezuela con un temor fundado por la violación masiva y continuada a sus derechos humanos.


Finalmente, invitamos a la población de ecuatoriana a eliminar todo tipo de posturas xenófobas y recordar que somos ciudadanos latinoamericanos y del mundo.



Atentamente, 


Mónica Vera Puebla

Presidenta - INREDH