Nuevo barrido por el caso de la desaparición de Carolina Garzón

Categoría: Actualidad Creado: Viernes, 27 Octubre 2017 16:17
Visto: 2193

Comunicación Inredh 

27/10/2017

Nuevo barrido por el caso de la desaparición de Carolina Garzón

 


 

El caso de Carolina Garzón Ardila, lleva 5 años y medio sin ninguna hipótesis que sustente qué pasó o quién la desapareció. Fiscalía efectuó la reconstrucción de los hechos en el año 2015 y alrededor de dos años después, Fiscalía vuelve a notificar, con fecha 25 de octubre de 2017, para realizar el reconocimiento, barrido y recolección de indicios.

 

Ayer, jueves 26 de octubre de 2017, a partir de las 10:00, se desarrolló el barrido en el sector del barrio el Paluco, sector Monjas, con apoyo del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), el Grupo de Acción Táctica y Rescate de la Policía Metropolitana (GAT-R), de la  Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), la Dirección Nacional De Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (DINASED) y perros de rescate del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC).

 

 

Los agentes recorrieron el río Machángara a la altura del barrio el Paluco, sector donde residía y se vio por última vez a Carolina, esto con el objetivo de recolectar pistas que puedan dar con el paradero de la joven estudiante. Pese al trabajo combinado de las instituciones y haber cubierto la extensión del sector, no se encontraron indicios que aporten a la investigación sobre su desaparición.

 

 

Este 27 de octubre a las 10:00, continuó la diligencia en el sector de la Vicentina, y culminó a las 12:10 sin novedades que aporten al esclarecimiento del caso. Los miembros del Grupo de Acción Táctica y Rescate de la Policía Metropolitana, realizaron un barrido tipo “rastrillo” en el sector para poder cubrir toda el área.  

 

La señora Alix Ardila, madre de la joven desaparecida, aún busca respuestas que permitan explicar lo que pasó con su hija. Además expresó “El Estado ecuatoriano no me responde dónde está mi hija, el caso estuvo congelado por casi año y medio por tres fiscales anteriores que manejaron el tema con hipótesis sin fundamentos”.

 

A pesar de haber sido notificados por el fiscal Jorge Flores Moreno, a  esta diligencia no acudieron los miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito y la  Cruz Roja Ecuatoriana.