Inicio Nacional Carta para Juliana al cumplirse 10 años de su ausencia

Carta para Juliana al cumplirse 10 años de su ausencia

Por Yuli Gaona
77 Visitas

Carta para Juliana al cumplirse 10 años de su ausencia: ¿Dónde está Juliana?

Esta mañana en los exteriores del Complejo Judicial Norte (Av. Amazonas y Villalengua),varias organizaciones, familiares y fundaciones de derechos humanos acompañaron al plantón en conmemoración de los 10 años de la desaparición de Juliana Campoverde. Ella desapareció el pasado 07 de julio de 2012 en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito.
Entre los colectivos y fundaciones estaban la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec), el Comité de Lucha contra la Violencia, Desapariciones y Feminicidios (Covidefem), la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh) y el colectivo Luna Roja, quienes solicitaban el cumplimiento de las medidas de reparación integral por parte del Estado y sus instituciones.
Durante el evento la madre de Juliana, Elizabeth Rodríguez leyó una carta conmemorativa para su hija. En la que recalcó la inoperancia del Estado durante todo el proceso e invitó a mantener viva la memoria de July. Además reafirmó su amor de madre durante esta lucha incesante.

planton3
planton_elizabeth
bandera_july
planton1
planton2

Anterior
Siguiente
Plantón en los exteriores del Complejo Judicial Norte. Fotos: Estefanía Tenesaca.
A continuación su relato:

Amada hija Juliana, por un momento pensé no escribirte en estos diez años de tu ausencia, al parecer ya no tenía palabras para reclamarte, ya todas las había dicho. También sentí que ya no tenía a quién exigir para que te devuelvan a mis brazos, porque en estos diez años de lucha en el Ecuador, han pasado tres gobernantes insensibles: sin oídos, sin empatía y con total inoperancia frente a la desaparición. ¡Y qué decir de las instituciones como Fiscalía y Policía! Se supone que están encargadas de las búsquedas e investigaciones, pero en lo único que se han especializado es en la burla, el desinterés y dejar los casos de las personas desaparecidas en la completa impunidad.
Pero es inevitable dejar de escribirte mi amada July, tu amor es la luz que ilumina mi camino, en mi alma hay cosas que están tatuadas sin tinta: tu voz, tu sonrisa, tu mirada, tus abrazos, tus melodías y aquellos lugares que estuvimos juntas, recordarte cada instante es único y a la vez irreparable todo esto, es tu esencia esa tinta que se quedó grabada en mí para siempre.
Esto es lo que los fiscales y los policías no entienden porque son inhumanos y en ellos reina la insensibilidad, parece que no tuvieran familia, que solo les importa su sueldo y cumplir órdenes de un gobernante incapaz de llegar a sentir el dolor que atravesamos cada día. Mi July cómo dejar de reclamarte, cómo dejar de luchar, cómo dejar de exigir que te devuelvan a mis brazos o cómo permitir que tu memoria quede en el olvido; es imposible porque te adoro hija mía.
Son 10 años que mi corazón no se ha doblegado, mantengo viva la esperanza que te voy a encontrar, la búsqueda es sin tregua, te busco en el silencio con la lluvia y el viento, lloro porque ya no escucho tu voz en casa; a veces te siento tan cerca y a veces te me ausentas, es una mezcla de sentimientos que invaden mi alma y rompe cada parte de mi ser.
Son 10 años de tu ausencia y yo he quedado atrapada en el tiempo esperando que vengas y que cumplas tus sueños, tus metas y todo lo que te quedó pendiente por hacer. Mi July ha pasado tanto tiempo que no nos vemos, tenemos mucho que hablar, que reír y un largo caminar; tus hermanos te extrañan cada instante al igual que yo, ya queremos verte llegar sonriendo como siempre lo hacías, que nos digas: “hola mami, hola ñaños ya estoy aquí, ya estamos completos otra vez”.
Mi amada July son diez años que formamos parte de una familia incompleta aquí en el Ecuador, donde nuestras voces no han sido escuchadas, donde nuestros derechos han sido violados, nuestros sentimientos burlados, asesinados y dejados en el olvido sin verdad, sin justicia, sin reparación y sin memoria.
Pero no podrán con nuestra fe y esperanza que nos acompaña a cada instante que te recordamos y declaramos que te vamos a encontrar adorada hija mía.
Mi July te escribo esta carta para decirte que nunca te dejé ni te dejaré sola, mi alma siempre está conectada con la tuya, te busco sin parar, dame una luz para llegar dónde tú estás y abrazarnos para siempre y nunca más soltarnos. Te amo con todo mi ser amada hija.
Estas palabras llegarán hasta el infinito y a las constelaciones más lejanas y estoy segura que quedarán marcadas en tu alma.
Tu mamá.
Elizabeth Rodríguez.

Post Relacionados