Inicio Conversatorios On-line Conversatorio online ‘Miradas: memoria y comunicación en la protesta social en Ecuador’ 

Conversatorio online ‘Miradas: memoria y comunicación en la protesta social en Ecuador’ 

Por Paul Pullupaxi
32 Visitas

Desde la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos – Inredh consideramos importante la preservación de la memoria en el Ecuador. En el conversatorio online “Miradas: memoria y comunicación de la protesta social en Ecuador”, dialogamos con 4 invitadas/os sobre dos contextos de protesta social -octubre 2019 y junio 2022- para entender los aportes comunicacionales que se han realizado sobre este tema -principalmente de manera independiente- y que van más allá de la historia relatada por los medios tradicionales o la historia implantada por el mismo gobierno de turno y el Estado.  

A continuación, te presentamos algunas de las reflexiones que realizaron: Karol Noroña, periodista en derechos humanos de GK; Luis Herrera, fotógrafo, documentalista y coordinador general de la Cooperativa Audiovisual CoopDocs; Vilma Vargas (Vilmatraca), caricaturista y artista ecuatoriana y Rómulo Toaquiza (Tzantza), ilustrador, diseñador y estudiante de ciencias políticas. 

  • Mira el conversatorio completo en el siguiente: enlace 

Karol Noroña, desde su experiencia periodística, analizó las vulneraciones de derechos humanos que observó por parte de la fuerza de seguridad del Estado –policías y militares- hacia las personas que se manifestaban, durante las protestas nacionales de 2019 y 2022.  

“12 personas fallecieron en 2019 y ninguno de esos casos ha llegado a una resolución, una sentencia. Parecería que todos los casos de las muertes documentadas del paro nacional se quedan en eso” comentó Karol Noroña, quien además explicó el trabajo que realiza desde el periodismo en la investigación de casos de víctimas de la protesta y para que estos no queden en la impunidad. 

Luis Herrera enfatizó sus respuestas en el tema de la memoria y la preservación de los archivos como fuente documental y mencionó que “sobre la memoria -en Ecuador- hay un trabajo muy incipiente. Tenemos la Cinemateca Nacional que es la que custodia la memoria visual de este país. Había un archivo del Banco Central – Honorio Granja”, indicó el documentalista ecuatoriano. 

Herrera también expresó su crítica acerca de la preservación de los archivos documentales propios y la fragilidad de los dispositivos electrónicos. “¿Qué pasaría si se pierden los archivos del documentalista, Pocho Álvarez?” cuestionó y la preocupación de este problema fue compartida por las demás personas del conversatorio. Además, sobre otros espacios para preservar los archivos reflexionó, “creo que es complicado porque hay una producción muy grande de memoria y no hay un espacio donde se centralice toda esta producción visual existente”. 

La artista Vilma Vargas señaló que “la caricatura siempre ha sido contrapoder, desde su origen-nacimiento. Ahora vemos todo lo contrario. Caricaturistas que apoyan a gobiernos o que llaman a votar por una persona, por ejemplo”, fueron algunas de las preocupaciones que Vilma resaltó sobre la escena de la caricatura en el país que -según ella- se ha deslegitimado. 

“No se ve una caricatura contrapoder. El trabajo en la prensa (tradicional) dista mucho del pensamiento popular, del sentimiento que hay en las calles” señaló la caricaturista que firma bajo el nombre de “Vilmatraca”. Entre otros aspectos, también resaltó que ser caricaturista tiene una responsabilidad, además que este ejercicio es una “resistencia pasiva” y que una de las cosas más lindas que se vive en esa profesión es cuando las imágenes conectan con la sensibilidad del momento. 

Rómulo Toaquiza, ilustrador, explicó el aporte que han realizado desde la gráfica política -junto a diferentes colectivos- durante las protestas de octubre de 2019 y junio de 2022, en Ecuador. Uno de los colectivos en el que Rómulo aporta es el Bunker Laboratorio Urbano que explicó es “un espacio okupa desde el cual estamos articulando un trabajo interdisciplinar y tratamos de generar un contenido colaborativo entre los distintos sujetos que habitamos y gestionamos el lugar”. 

Toaquiza resaltó la importancia de sostener espacios como “El Bunker”, pues señaló que se vuelven una herramienta en momentos coyunturales -como en una movilización- además explicó que así fue como se gestionó la “Minga Gráfica” y otras actividades durante las protestas de junio de 2022. También criticó la forma en la que los organismos de control eliminan espacios de memoria plasmados en paredes, murales y graffitis. 

Un ejemplo fue en la Av. Pérez Guerrero, cerca de la Universidad Central del Ecuador que fue un espacio icónico donde se realizaron varios trabajos de artistas durante el último paro nacional en Ecuador y que lastimosamente fue borrado. Por esta razón, indicó que están realizando un trabajo de compilación de esas obras –en soporte físico- para mantener la memoria. 

Rómulo Toaquiza también analizó que a colectivos como “El Bunker”, algunas instituciones de control los tienen “bajo la mira” y por eso dijo que “hay que tener mucho cuidado. Eso nos pone a pensar estratégicamente sobre cómo sostener estos espacios y cada vez cómo fortalecerlos en cuanto a cuestiones de legitimidad, para que la gente sea quien los respalde y la que esté detrás de estos procesos”.  

 

  • Conversatorio “Miradas: comunicación y memoria”: enlace 

Post Relacionados