Inicio Nacional Carta de despedida de Luis Ángel Saavedra Sáenz

Carta de despedida de Luis Ángel Saavedra Sáenz

Por Yuli Gaona
668 Visitas

Dice un refrán popular: “No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague”. Es verdad, mi plazo llegó a su fin. Dejo la coordinación ejecutiva de INREDH.

Desde hace unos cinco años nos propusimos formar una nueva coordinación, con militancia, identidad, juventud y fuerza. Lo intentamos antes con dos personas, pero sus rumbos personales y profesionales los llevaron por otros caminos. Hace unos tres años encontramos a la persona indicada y emprendimos un proceso de formación con rumbo a la nueva coordinación de INREDH. No nos equivocamos y este proceso logró completarse.

A partir del 1 de abril, Ingrid García Minda es nuestra nueva coordinadora ejecutiva. Ingrid García es una joven afrodescendiente, socióloga y gran profesional, con un fuerte compromiso con la defensa de derechos articulado a las bases sociales y sus luchas permanentes, incluyendo la acción directa. Ingrid García complementa el equipo de dirección de INREDH, liderado por Verónica Yuquilema Yupangui, indígena kichwa puruhá y jurista. Juntas están insertando nuevos debates en nuestra organización para repensar los derechos desde escenarios integrales que incluyan miradas desde el racismo estructural y los privilegios inmersos en nuestra sociedad, incluso en las organizaciones sociales y de derechos humanos.

 

inggrid

Ingrid García

vero_yuquilema

Verónica Yuquilema

He aprendido mucho y estoy agradecido por esa oportunidad de aprendizaje constante que me concede la vida. Aprendí de quienes crearon esta organización, allá por 1993. De Gina Benavides, su honestidad y franqueza, ese deber ser inclaudicable en los principios que debían regir a INREDH, incluso a la hora de negociar un financiamiento. De María Elena Sandoval, su visión de futuro, sus sueños en grande, su afán de ver al INREDH como una de las principales organizaciones de derechos humanos a nivel regional, algo que logramos conseguirlo y espero que se sienta orgullosa. De Gonzalo Aguirre, su pragmatismo, esa capacidad de superar obstáculos y seguir adelante buscando siempre algo nuevo. Son tres personas, junto a otras que no alcanzo a nombrarlas, quienes trazaron el camino que debía seguir en INREDH y les debo mi gratitud por ello.

equipo_inredh1

Aprendí de cada generación de jóvenes profesionales que pasó por INREDH y que asumieron como propia a esta organización. Fueron estas generaciones las que dieron forma a lo que hoy somos.

La teorización sobre litigio estratégico, más allá del campo jurídico; la estructuración de una comunicación como elemento de lucha y militancia; la creación de INREDH Digital; la escuela de formación que puso una visión diferente de los procesos de capacitación; la vinculación con la filosofía indígena y sus formas propias de justicia; el diseño de una estructura institucional que proyecte un proceso personal y profesional a largo plazo; el develar la existencia de personas desaparecidas en el país y apoyar a sus familiares en la búsqueda de verdad y justica; el programa de voluntariado como formación, militancia, identidad y cantera de futuras/os miembros de INREDH.

Estos aspectos, y muchos otros, fueron aportes de jóvenes militantes que pudieron cristalizar sus ideas al interior de una organización que creyó en ellas y ellos, que acogió sus propuestas y las acompañó. Con sus aportes crecimos exponencialmente.

Mi función sólo fue acoger sus ideas y plasmarlas en proyectos que fueron apoyados por organizaciones que miraron a INREDH como un proceso a largo plazo y no solo como una organización ejecutora de proyectos. En este punto debo resaltar el apoyo que recibimos a lo largo de los años de organizaciones internacionales, unas de manera puntual, otras a más largo plazo. Debo agradecer especialmente a Pan Para el Mundo (PPM), la Coalición Belga 11.11.11 y la Unión Europea. Esto nos permitió ser más eficientes en nuestra misión de defender y promover los derechos humanos, de los pueblos y de la naturaleza. Por ejemplo, nos permitieron mantener los procesos con las familias y personas víctimas de violaciones de derechos para que se garantice su derecho a verdad, justicia y reparación, a pesar de los años transcurridos.

equipo_inredh3
equipo_inredh2
equipo_inredh4

Finalmente debo agradecer a las personas y organizaciones que nos permitieron acompañarlos en sus luchas y nos brindaron su confianza. Les garantizamos que INREDH les seguirá acompañando, ahora con más fuerza y nuevas visiones. También siento gratitud por quienes se empeñaron en detractar nuestro trabajo porque aprendimos mucho de ellos y nos incentivaron a esforzarnos más.

Estoy acogiéndome al proceso de jubilación, pero seguiré vinculado a INREDH a través de su asamblea general. Seguiré escribiendo análisis de coyuntura y colaboraré, en la medida de lo posible, con procesos de fortalecimiento institucional de las organizaciones con las que INREDH trabaja.

 

gris_luigi_linea

Un abrazo y gracias por todo.

Atte,

Luis Ángel Saavedra

Post Relacionados