Inicio Sin categoría ALERTA: Defensor del agua en Canoa denuncia hostigamiento y actos en contra de su integridad personal

ALERTA: Defensor del agua en Canoa denuncia hostigamiento y actos en contra de su integridad personal

Por Yuli Gaona
296 Visitas

El defensor del agua y morador de la Urbanización Miduvi de Canoa, Luis Ayala, denuncia que fue intimidado y golpeado por un policía del sector. El agente policial que se encontraba con su esposa le dijo “hasta aquí llegaste”, se lanzó contra él e intentó estrangularlo. Así lo informó el dirigente hoy, jueves 6 de julio de 2023.  

Este acto contra la integridad personal de Luis Ayala sucedió el martes 4 de julio de 2023, a las 17:30, cuando Ayala recibió una llamada para citarlo en el redondel del Recreo, centro de Canoa, por un asesoramiento legal. Y cuando acudió al lugar vio a un hombre en una moto que hablaba por celular con una actitud sospechosa. Ante esto, Luis regresó hacia la gasolinera de Canoa y llamó a la persona que lo citó para que se encuentren en ese lugar.  

En ese momento, vio que se acercó un auto con vidrios polarizados, del cual se bajaron un policía en servicio activo del sector y su esposa. Y de forma intimidatoria le dijeron “hasta aquí llegaste, hijueputa”. El policía se lanzó contra Luis e intentó estrangularle. Luego, se bajaron dos personas más del auto y uno de ellos le dio un golpe. En ese forcejeo, Luis logró escaparse y correr hacia su domicilio que estaba cerca. 

En su casa, llamó al 911 y llegaron otros agentes policiales al lugar. Para localizar al autor de estos hechos se dirigieron conjuntamente con Luis hacia la casa del denunciado, lo localizaron, pero el policía y su esposa continuaron insultando a Luis con una actitud desafiante e intimidante. El policía en mención le dijo “ya vas a ver, yo te conozco” y su esposa le decía “eres un delincuente que no eres de aquí (Canoa)” y los otros individuos que también estaban en la casa decían “te vamos a desaparecer”. 

“Todos me querían golpear por lo que me refugié en el patrullero de la Policía”, explicó Luis Ayala en la denuncia que presentó ante la Fiscalía de San Vicente (Manabí) por el delito de intento de homicidio. Hasta ahí le siguió el policía denunciado Roque V., abrió la puerta e intentó golpearlo, pero intervinieron los otros policías y ya no pudo. En esta denuncia también se solicitó medidas de protección para Luis Ayala y su familia, conformada por su esposa y cuatro niños menores de edad. 

Cabe mencionar que estos intentos de agresiones no son los únicos que ha recibido el dirigente. También, a través de terceros se le han advertido que quieren hacerle daño, que tenga cuidado y que esté alerta a posibles ataques en su contra, lo que lo ha obligado a tomar medidas de precaución para salvaguardar su integridad. 

Luis Ayala ha manifestado que las 105 familias que viven en el sector han empezado una lucha para tener acceso al agua desde el 2020, pero que, desde el inicio, familiares de las autoridades municipales y empleados de la empresa de agua potable amenazaban a la gente.  

Es así que, a William Rivera, presidente de Fuerza Canoa, en diciembre de 2021, mientras estaba colocando una señal de televisión en el hotel Playa Azul, en el Malecón de Canoa, una camioneta de vidrios polarizados le cerró el paso. Se bajó una persona y le insultó. También se le acercó otra persona le palmeó la espalda y le dijo: “ya quédate callado, ya no sigas haciendo relajo, lo estamos diciendo por tu bien que te quedes callado”. En estos hechos, la organización Fuerza Canoa denunció que una funcionaria pública que se encontraba dentro de dicha camioneta, con vidrios polarizados y sin placa, amenazó de muerte a dirigentes de la organización. 

“Como defensores de derechos humanos somos amenazados, tratados mal por las autoridades, nos dicen que nos vayamos de Canoa, eso hace que no tengan otra salida que mandarnos a amenazar”, recalcaba la dirigencia de Fuerza Canoa. 

Ante estos hechos reiterados, Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación por las amenazas hacia Luis Ayala, defensor del derecho al agua en Canoa, ya que no han sido investigadas con la diligencia debida a pesar de que Ayala denunció ante la Fiscalía del cantón Sucre, Provincia de Manabí. 

Exigimos que se tomen todas las medidas apropiadas para garantizar la integridad física y psicológica de Luis Ayala para que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento – incluso judicial – en su contra; así como también instamos a que se respete la labor de los defensores de derechos humanos en Ecuador en conformidad con la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre 1998. 

Solicitamos a la Defensoría del Pueblo de Ecuador active los mecanismos de protección respecto a las amenazas, el hostigamiento, intimidación, el acoso, persecución e inclusive agresiones físicas de las que ha sido víctimas Luis Ayala e integrantes de Fuerza Canoa, acciones vinculadas a las actividades que realizan por la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza.  

Asimismo, exigimos a las autoridades estatales pertinentes que la investigación que se inicie por estos hechos sea diligente y llegue a judicializar a los responsables de estos graves hechos, respetando a los principios de celeridad, inmediación y objetividad. Además, que por estos hechos de violencia se dictaminen medidas de protección adecuadas que sean a favor de Luis Ayala, su esposa y sus 4 menores. 

Del mismo modo, exigimos al Estado ecuatoriano que cumpla con sus obligaciones nacionales e internacionales de respeto, protección y garantía de derechos, de los y las defensoras de derechos humanos y de la naturaleza. Recordamos a los agentes del Estado ecuatoriano que la estigmatización, criminalización, hostigamiento e intimidación de personas defensoras produce graves afectaciones a sus derechos humanos fundamentales, tales como libertad, integridad física y psicológica, una vida libre de violencia e inclusive a la vida en ocasiones en las que se ocasiona la muerte del o la defensora. Afectaciones, que, de no actuar de una manera diligente para su cese, inclusive llegan a miembros de núcleo familiar.  

Post Relacionados