Inicio DDHH Ecuador Rastros de una mujer, madre y militar: María José Morillo Cando

Rastros de una mujer, madre y militar: María José Morillo Cando

Por Yuli Gaona
415 views

María José Morillo Cando fue una mujer, madre y militar -de 28 años- que falleció el 20 de abril de 2021, durante un ejercicio fluvial en un curso de ascenso del Ejército ecuatoriano.  

De aquella tarde de ese martes, ya mismo serán dos años. Casi dos años desde que Majhito realizaba el tan esperado curso de ascenso que demostraría su capacidad para ser parte de una institución jerárquica y mayoritariamente de hombres. Sin embargo, esas esperanzas se fueron en las aguas del río Napo. 

A la familia solo le quedó el dolor por la incertidumbre y las preguntas sin respuestas, que poco a poco se fue convirtiendo en exigencia de verdad, justicia y reparación integral. Esa tenacidad por no dejar impune la muerte de Majhito ha permitido recabar ciertos detalles de ese día, como que no hubo una adecuada ejecución de un protocolo de prevención y seguridad; que la supervisión de los responsables fue negligente o que las condiciones climáticas adversas no fueron consideradas para realizar o no el entrenamiento militar.  

Asimismo, ha logrado que la familia se organice para impulsar diferentes acciones y estrategias, con el objetivo de obtener transparencia y respuestas objetivas y claras en la investigación del caso.  

El caso se encuentra en investigación previa, pero los familiares de María José denuncian constantemente que existen irregularidades en la investigación y que estas no serían totalmente objetivas. Se argumenta que existe una situación de parcialidad al tratarse de una investigación entre miembros de la misma fuerza pública, es decir, una investigación de la Policía Judicial y de la Dirección Nacional de Investigación de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Secuestro y Extorsión (Dinased) a integrantes del Ejército ecuatoriano. 

Pero esas exigencias por una investigación oportuna y diligente solo es la punta del iceberg. Al seguir ese camino de migas, reconstruido por relatos de familiares, amigas/os y conocidas/os, se llega a un escenario de discriminación y violencia de género -contra las mujeres- naturalizada al interior del Ejército, el cual sería otro componente del contexto en el que vivió la subteniente Morillo. 

El 22 de abril de 2021, la defensa jurídica de María José Morillo Cando -subteniente del Ejército ecuatoriano- formalizó una denuncia penal por el presunto delito de homicidio culposo a María José, cometido por miembros del Ejército ecuatoriano. 

Recalcan que en la investigación no existen criterios específicos que permitan evidenciar la violencia de género (por ser mujer, madre y militar) de la que sería víctima María José, por parte del Ejército ecuatoriano. 

María José: de los juegos a la disciplina por los deportes

majhito_deportista

Nació el 10 de mayo de 1992, en Quito. Ella fue la primera hija de Miroslava Kathyusca Cando Zambrano, quien de cariño le llamaba Majhito y lo escribía con h en referencia a la primera dirección de correo electrónico que tuvo María José. 

María José estudió en la Unidad Educativa Sagrados Corazones – Centro desde el jardín hasta el colegio donde fue condecorada como escolta del pabellón de su institución, en 2010. 

Desde pequeña participó en instituciones culturales como la Escuela Superior de Danza, la Casa de la Cultura Ecuatoriana – Sede Quito; y en organizaciones deportivas como la Concentración Deportiva de Pichincha. 

Era muy buena nadadora, pues aprendió ese deporte desde los cinco años. Cada año durante sus vacaciones, ella participaba en los cursos -organizados por la Concentración- de ajedrez, básquetbol, hasta que se decidió por el deporte de tiro olímpico. 

Su madre la recuerda como una niña fuerte que se comprometía en mejorar siempre. Muestra de ello, era la perseverancia con la que entrenaba la natación y el básquetbol. «No solía gustarle las fotos de niña, siempre salía con una cara enojada. Pero, luego, cuando fue creciendo se fotografía en cada paseo que realizábamos, por eso nos dejó tantos recuerdos plasmados».  

María José: una adolescente decidida

majhito_adolescente

Empezó su carrera como deportista de alto rendimiento, en tiro olímpico , desde los 15 años. Entrenaba en la Concentración Deportiva de Pichincha, donde conoció a otros jóvenes que se preparaban para el curso de ingreso al Ejército ecuatoriano. Ahí despertó su interés por la carrera militar y su objetivo a futuro era convertirse en general de esa institución. 

María José era muy amigable, tenía muchas compañeras y la mayoría de ellas decían ser sus mejores amigas, según comenta su madre.

El inglés y el francés eran dos idiomas que María José estudiaba frecuentemente. La lectura y la escritura también eran algunas de sus actividades favoritas. Durante su adolescencia escribió algunos diarios y su madre comenta que -un año antes de su fallecimiento- María José le contó la idea que tenía de escribir un libro acerca de las experiencias que vivía al interior del Ejército ecuatoriano. 

María José: una mujer en la vida militar

El 13 de octubre de 2011, María José ingresó como cadete al curso de futuros oficiales del Ejército ecuatoriano que se desarrolló en la Escuela Superior Militar «Eloy Alfaro» – ESMIL, ubicada al norte de Quito.  

María José tuvo que abandonar la Escuela del Ejército, el 31 de agosto de 2012, debido a que se encontraba embarazada de su primer y único hijo. 

El 6 de octubre de 2014 se generó la insubsistencia de la baja y María José se reintegró a las filas militares, donde logró graduarse como subteniente del Ejército ecuatoriano, el 10 de agosto de 2017. 

Las malas experiencias que vivió María José dentro del Ejército tuvieron relación con el acoso, la discriminación y la violencia de género de la que fue víctima por ser madre y mujer. Esto fue comentado por sus familiares, quienes recuerdan historias que la militar contaba cuando regresaba a su casa, en sus días libres. 

Pese a todos estos tratos, María José avanzaba en su carrera. Comenzó a destacar en varios ejercicios de resistencia, y obtuvo méritos y reconocimientos por su participación deportiva en representación del Ejército, además del ascenso de grado que obtenía en la institución. 

majhito_militar

Y el 10 de enero de 2021 inició el curso «Tigres» -con el objetivo de ascender a teniente del Ejército- en la Brigada de Selva N.º 19 Napo, ubicada en el Fuerte Militar Napo, en la ciudad de El Coca, provincia de Orellana. Esta sería la última vinculación que mantendría con la institución militar. 

«Este curso va dirigido y dedicado con todo mi esfuerzo cariño y amor a mi hijo, mi príncipe azul, mi gran apoyo incondicional y compañero de travesuras. Espero que en el momento determinado de tu vida, puedas ver lo bonito que es ser militar, mi carrera y los cursos de perfeccionamiento que son parte fundamental de mi vida, lo cual me ha enseñado a ser una mujer de bien y sobre todo a forjar mi carácter». Estas palabras fueron escritas por la subteniente María José en su dedicatoria y motivación, previo al inicio del curso militar «Tigres», en 2021.  

Este mensaje muestra el carácter fuerte que la subteniente Morillo tuvo que forjar durante su permanencia en el Ejército ecuatoriano, pero al mismo tiempo muestra el lado más sensible de María José, que se expresaba en varios ámbitos, pero principalmente en la  relación cercana y el cariño que existía con su hijo.   

María José y el ejercicio militar que terminó con sus proyectos de vida

María José falleció el 20 de abril de 2021, en el río Napo, ubicado en la provincia de Orellana, mientras realizaba un ejercicio fluvial denominado «Espina de pez», junto a otros compañeros de un curso de ascenso a teniente del Ejército ecuatoriano. Aquel día las condiciones climáticas eran desfavorables, pero, principalmente los responsables del entrenamiento militar no habrían realizado la revisión y supervisión necesaria para garantizar la vida e integridad de quienes participaban en la actividad. 

El ejercicio consistía en que un grupo de más de 10 aspirantes a tenientes ingresen al río con todo un equipamiento establecido, mientras flotan y se encuentran asegurados entre ellos con cabos y nudos. Pero durante el desarrollo de la actividad, el grupo impactó con una palizada en la que varios integrantes quedaron atrapados y ahí falleció María José. Esta es una de las versiones recogidas por los medios de comunicación -como diario El Extra- de acuerdo a las primeras declaraciones públicas de miembros del Ejército que estuvieron en el sitio del accidente.  

La forma y el tiempo en que se realizó el aviso del fallecimiento a los familiares de María José es cuestionable, pues, no se cumplió con un protocolo apropiado para esa notificación. Además, la familia denunció que el proceso -en el que se realizó la autopsia y el traslado del cuerpo de María José- fue humillante, apresurado y en el transcurso, las autoridades militares realizaron varias acciones para que se entierre a María José de manera rápida y sin que este suceso se difunda a través de más medios de comunicación. 

Antes de su fallecimiento, María José terminó su maestría -a distancia- en Antiterrorismo Cibernético, en la Universidad Internacional de La Rioja. También estudió el primer semestre de la carrera de Jurisprudencia, en la Universidad de Las Américas – UDLA. 

Post Relacionados