Inicio Nacional Activistas denuncian sociales revelan hostigamiento del Gobierno

Activistas denuncian sociales revelan hostigamiento del Gobierno

Por Yuli Gaona
290 Visitas

La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH) ha conocido diversas denuncias de hostigamiento a miembros de colectivos sociales que hacen parte de la oposición política, lo que indica que se está generando un espacio de control social reñidas con la Constitución y las leyes que rigen en el país.
Ayer, 9 de noviembre de 2020, Ernesto Flores Sierra, miembro del Colectivo Guevarista, denunció que fue perseguido y hostigado por miembros de la Policía Nacional, pero este no es el único caso. 
A continuación les compartimos su denuncia
“ Soy Ernesto Flores Sierra, denuncio que el día de hoy, 9 de noviembre mientras me dirigía a una cita médica por un estado grave de salud que estoy atravesando, fui perseguido desde mi domicilio a la clínica AXXIS por miembros de la Policía Nacional del Ecuador vestidos de civil en un carro verde, de placas (si no me falla la memoria) PFA 2489, siendo además interceptado por otro policía en moto quien amenazó con registrar mi vehículo y solo tras comentarle mi estado de salud me dejó continuar. Tras salir de mi cita médica volví a ser perseguido por el mismo vehículo hasta mi domicilio. 
Denuncio ser perseguido sin motivo, cuando yo soy una persona íntegra y honesta que vive de su trabajo como profesor y profesional de la salud mental. 
Estoy cercano a las luchas por la defensa de los derechos humanos, la dignidad y la vida. 
Llamo a todos quienes conocen mi integridad y honestidad, a difundir esta denuncia para frenar la injusta persecución de la cual estoy siendo víctima. Para que se sepa que en el Ecuador un profesor es perseguido por  buscar un mundo mejor. 
Mis padres fueron asesinados durante el gobierno de Febres Cordero. Mi familia ha sido perseguida desde entonces por no someterse al crimen. Y ahora yo tengo que enfrentar nuevamente la persecución del Estado ecuatoriano por mi compromiso con la justicia, la libertad y la dignidad. 
Atentamente
Ernesto Flores Sierra”
En días pasados, mediante las redes sociales, el Colectivo Bloque Proletario también denunció  persecución y vigilancia policial a sus miembros:
“Denunciamos el hostigamiento de la Policía Nacional. El día de hoy, en horas de la mañana, un policía de civil se encontraba vigilando la salida de un compañero de su casa. Posteriormente, el compañero tomó un bus, que fue detenido y subieron dos agentes de la UMO para requisarlo, diciendo que “cumplen un operativo de rutina”. Estos hechos se han vuelto recurrentes antes y después de las acciones de movilización que hemos convocado.
Días atrás, en un nuevo modus operandi que están aplicando los organismos represivos del Estado, fueron a la casa de otro compañero, un policía uniformado y otro de civil, con la excusa de que están ubicando alarmas comunitarias y creando grupos de whatsapp para “contrarrestar la delincuencia”, como era de esperarse no visitaron más casas de la zona; esto ocurre ya por tercera vez a miembros de la organización en estos meses.
Hace poco más de una semana circuló un documento que habla sobre la existencia de grupos antagónicos, desestabilizadores e insurgentes, donde nombran al Bloque Proletario. Llama la atención la “filtración” de estos archivos de la policía nacional, algo que nos parece totalmente preparado para acentuar la campaña emprendida contra la lucha social. El objetivo sin duda es amedrentar, y legitimar el escenario represivo
Denunciamos estas políticas de vigilancia y hostigamiento que sufren miembros de nuestra organización. Esta es una de las formas que aplican para neutralizar las legítimas acciones de lucha que ejerce el pueblo en medio de la crisis que vive actualmente el país. Pretenden neutralizar incluso el derecho constitucional a la protesta y a la organización.
Hoy amaneció cercada la Plaza del Teatro, lugar de concentración de la movilización por el derecho al trabajo, convocada por el Bloque Proletario. Nos mantenemos firmes y convencidos que la lucha es el camino del pueblo en medio de estos ataques permanentes de las élites gobernantes y el Estado. Responsabilizamos al gobierno, a la ministra Romo, y a las cúpulas de la policía y el ejército de la integridad de nuestros compañeros.
Movimiento Vientos del Pueblo
Bloque Proletario”
(https://bit.ly/2ImTYd3)
Frente a esta situación, la Fundación INREDH expresa su preocupación y señala que estos acontecimientos no son casos aislados.
Las  protestas de octubre de 2019 mostraron tres aspectos fundamentales: una, mostró que las estructuras de las organizaciones indígenas no solo se mantienen intactas, sino que aumentaron su capacidad de movilización; dos,  la emergencia de colectivos sociales urbanos que están en formación y también tienen capacidad de convocatoria y movilización; y tres, el gobierno también mostró que incrementó su capacidad de represión y el uso de nuevas formas de control de la protesta social como el disparar directo al cuerpo, en especial a la cabeza, de las personas que se manifiestan y el uso de la motocicleta policial como un arma adicional, al usarla para golpear y atropellar a las personas manifestantes.
Al cumplirse un año de las protestas de octubre y frente a la convocatoria de colectivos de trabajadores para rechazar las medidas económicas implementadas por el gobierno, que implica la flexibilidad laboral, la liberalización de los precios de los combustibles, es despido masivo de trabajadores públicos, entre otras medidas impopulares adoptadas, el gobierno creó una imaginario de que esta convocatoria generaría violencia y vandalismo en las calles. Este supuesto escenario fue recalcado por constantes comparecencias en los medios de comunicación de la cúpula policial, la ministra de Gobierno y el ministro de Defensa.
Además, en este mismo contexto, circuló un supuesto informe policial en el que se mostraba a diferentes dirigencias indígenas y colectivos sociales como grupos que tenían la consigna de generar situaciones de violencia durante las manifestaciones de los trabajadores, lo cual no llegó a darse, salvo pequeños incidentes en confrontaciones con la policía. (Ver descripción de este informe en https://bit.ly/2IjBWYO). 
A pesar de que la existencia de este supuesto informe policial no fue confirmado por ninguna autoridad de gobierno y que se lo consideró como un instrumento de propaganda gubernamental para generar conmoción y reducir la participación social en las protestas anunciadas, los hechos que se están produciendo y que han sido denunciados indicaría que se está conformando un sistema de hostigamiento con el fin de amedrentar a líderes y lideresas sociales que son críticos con la política gubernamental y que el informe mencionado es la base para estas acciones de persecución.
INREDH rechaza tajantemente este tipo de acciones gubernamentales y recuerda que los derechos de libre asociación, de reunión pacífica, de libertad de expresión y el derecho a la protesta social están garantizados en la Constitución y son base fundamental para el convivir democrático. 
Luis Ángel Saavedra
Coordinador INREDH
Contacto de prensa:
0992058210
 

Post Relacionados