Inicio Nacional Julio García: el crimen de un Estado

Julio García: el crimen de un Estado

Por luxor2608
994 Visitas

Hoy, 19 de abril de 2018, se cumple 13 años de la muerte del fotógrafo chileno Julio García que falleció durante las manifestaciones ciudadanas en contra del gobierno de Lucio Gutiérrez, en 2005.

Esa noche, Julio se encontraba realizando la cobertura de las protestas sociales, en el centro histórico de Quito, cuando los marchantes fueron reprimidos por la Policía que utilizó gran cantidad de bombas lacrimógenas, las cuales produjeron ataques masivos de asfixia en varones, mujeres y niños.

“Julio García se sofocaba por efecto de los gases lacrimógenos. En medio de la marcha vio a unos niños ahogándose por la misma causa en la calle Chile, entre Guayaquil y Flores, e insultó a los policías por la represión y éstos, en vez de moderarla, lanzaron más bombas. Mientras asistía a los niños, continuó tomando fotografías. Llegó un momento en que no aguantó más, cayó asfixiado y murió”, así lo dijo Celso Cadena,  en el Informe de la Comisión de la Verdad.

El caso Julio García se encuentra en investigación previa  por el delito de ejecución extrajudicial en contra del comandante de la Policía Nacional de ese entonces, Jorge Fernando Poveda Zúñiga. También se siguió un proceso por el delito de homicidio intencional en contra del expresidente Lucio Gutiérrez. Esta  causa fue archivada.

Ante la falta de justicia, Rosario Parra, pareja de Julio, junto al Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica y la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos  (Inredh) llevaron el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Actualmente, el caso se encuentra en estudio de fondo en la CIDH.  Daniel Véjar, asesor de Inredh que lleva el caso, explica que solo resta que la CIDH emita el informe de fondo para que el caso pueda ser conocido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

“La muerte de Julio no debe quedar en impunidad” – dice Véjar-. “Y más aún por las circunstancias en las que sucedió su muerte. Julio García era un defensor de derechos humanos y un periodista militante que estaba registrando los niveles de represión de aquel régimen. La importancia de que su caso, su vida y su lucha no sean olvidados  adquiere hoy mayor resonancia cuando como sociedad ecuatoriana nos conmovemos con una lucha y trabajo similar como el de Efrain, Javier y Paúl, periodistas de diario El Comercio. Si Julio García puede tener justicia, entonces estaremos un paso más cerca de trasladar esa comprensión y esa importancia del trabajo periodístico al Estado”.

Ver video:aquí 

Post Relacionados