Inicio Internacional Informe de la Comisión de la Verdad, que incluye el bombardeo en Angostura, fue socializado en México

Informe de la Comisión de la Verdad, que incluye el bombardeo en Angostura, fue socializado en México

Por Paul Pullupaxi
110 Visitas

El Informe Final de la Comisión de la Verdad de Colombia incluyó al Caso Angostura, también denominado Masacre en Sucumbios, y fue socializado el pasado martes 16 de agosto de 2022 en la ciudad de México. Durante el evento público, la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbios, Ecuador, exigió que el trabajo realizado por la Comisión de la Verdad de Colombia -encaminado a la construcción de un proceso de paz- permita un real acceso a la verdad y justicia; asegure la reivindicación de la memoria de las víctimas de vulneraciones de derechos humanos y que además evite que estos casos sean invisibilizados. 
El proceso para crear el Informe Final comenzó en noviembre de 2018 y se desarrolló dentro de un enfoque de varios niveles para analizar el conflicto armado que se ha extendido por medio siglo en el país vecino. En medio de este trabajo, se resaltó la recolección de cerca de 15.000 entrevistas individuales y colectivas, tanto en el territorio nacional como en 23 países, lo que permitió escuchar directamente a cerca de 30.000 personas.
Rita de Castillo, en representación de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbios, explicó que junto a otras víctimas indirectas de la Masacre de Sucumbíos aportaron con sus testimonios para la construcción del Informe de la Comisión, pero también demostró su inconformidad porque, pese a esto, aún no se esclarece la verdad ni las responsabilidades de los hechos ocurridos el 1ro de marzo de 2008.
De acuerdo al análisis realizado por la Asociación, el caso Sucumbíos es complejo pues evidencia las consecuencias transfronterizas del conflicto colombiano y el involucramiento de tres países responsables: Colombia, país quien ejecutó el ataque; Ecuador, donde ocurrieron los hechos y México, país de las cinco víctimas, 4 víctimas mortales que eran estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Durante la presentación en México, Rita de Castillo pidió que se ofrezcan explicaciones claras y amplias a la sociedad, donde se reconozcan los actos de omisión realizados por parte del Estado colombiano.
“Creemos fielmente que todo proceso de paz es una construcción constante que camina por senderos certeros de verdad y justicia, que avanza lento pero seguro en la memoria y la reivindicación de quienes fueron mancillados, la Paz no puede construirse sobre silencios y omisiones, no puede iniciar invisibilizando a quienes sistemáticamente se les ha negado ser mencionados, ser reconocidos como víctimas, ser nombrados”, recalcó la Asociación en un comunicado tras conocer que no se menciona los nombres de sus hijos, de las víctimas del bombardeo en Angostura.
Carlos Beristain, representante de la Comisión de la Verdad, aseguró, en el evento realizado en México, que su entidad no lograría relatar todos los casos de las víctimas, pues anunció que se trataría de aproximadamente 10 millones de personas. Sin embargo, de acuerdo con Beristain, existe un “archivo de anexos” que dispone de los resúmenes de todos los casos y los nombres de las víctimas, incluido los del bombardeo de Sucumbios. 
Asimismo, en este encuentro los padres y familiares de las Víctimas de Sucumbios-Ecuador, recalcaron la necesidad de la visibilización de la historia de las víctimas en el Informe Final para que así se realice un efectivo ejercicio de memoria, verdad y justicia. Rita de Castillo, al finalizar su intervención, nombró a los 4 estudiantes universitarios que fallecieron durante la Masacre de Sucumbios -Verónica Velásquez, Fernando Franco, Juan González y Soren Avilés- también pidió justicia por Lucía Morett, estudiante mexicana de la UNAM y una de las 3 sobrevivientes del bombardeo de Angostura, suscitado hace 14 años.
 
En contexto:
El 1 de marzo de 2008, en la madrugada, una brigada aérea del Ejército colombiano bombardeó un campamento -de mediación de un acuerdo humanitario- de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se encontraba en territorio ecuatoriano, en la zona de Angostura, provincia de Sucumbíos.
25 personas fallecieron durante este acontecimiento, entre ellas, cuatro estudiantes mexicanos de la UNAM: Verónica Velásquez, Fernando Franco, Juan González y Sorén Aviles. Los jóvenes se encontraban en el campamento por motivos académicos. Realizaban una investigación acerca de grupos sociales insurgentes.
En 2014, la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbios presentó una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por la vulneración de derechos por parte de tres países: Ecuador, Colombia y México, con el objetivo de exigir verdad, justicia y memoria en este caso.
Actualmente, los casos en contra de los diferentes Estados se encuentran en etapa de fondo.

Post Relacionados