Inicio Nacional Juez cita a médicos por alterar cuerpo de Francisco Cajigas

Juez cita a médicos por alterar cuerpo de Francisco Cajigas

Por luxor2608
155 Visitas

Comunicación Inredh 

20/01/2018

  Juez cita a médicos por alterar cuerpo de Francisco Cajigas 

 

Esmeralda Enríquez, familia de Francisco Cajigas frente a los medios de comunicación exige a Fidel Jaramillo, director de la Comisión de la Verdad

celeridad en las investigaciones, exteriores de la Fiscalía General del Estado, 2017. 

 

Este martes, 23 de enero de 2018, se desarrollará la audiencia evaluatoria y preparatoria de juicio en contra de Ángel N., doctor del Centro de Investigación Forense de Esmeraldas; y Leónidas F. y Sergio R., disectores o ayudantes en los procesos de autopsias del mismo Centro, por el delito de alteración de evidencias y elementos de prueba cometido en contra de Francisco Cajigas, víctima de desaparición forzada y ejecución extrajudicial ocurrida en noviembre de 2015, en la ciudad de Ibarra.

La audiencia será instalada por el magistrado de la Unidad Judicial Penal de Esmeraldas, César Cortez Medranda, a las 15:00, en  la  sala de la Unidad Judicial ubicada en la calle Jaime Hurtado y Simón Plata Torres – UVC La Propicia, ciudad de Esmeraldas.  

Luego de encontrar el cuerpo de Francisco, éste fue llevado al Centro de Investigación Forense de Esmeraldas para la autopsia. Allí se produjo varias irregularidades como el desprendimiento de la cabeza del cuerpo, la entrega de éste sin el cráneo. Además el cráneo fue lavado con químicos que borran evidencia clave para el esclarecimiento de su muerte. Así lo determinó el peritaje antropológico del cráneo que señaló: “el cráneo fue tratado y sometido a una limpieza química” y posteriormente, con el peritaje toxicológico, se determinó que la sustancia había sido cloro.

 

Para Daniel Véjar, asesor legal de Inredh, esta audiencia es importante porque es la instancia en donde se decidirá si la manipulación dolosa del cráneo de Francisco va  o no a juicio.  “Esperamos que el juez en aras de no revictimizar a los familiares escuche los argumentos de Fiscalía y llame a juicio a los procesados sin que por eso signifique un prejuzgamiento de su responsabilidad”, dice Véjar.  

El delito de alteración de evidencia y elementos de prueba es tipificado en el artículo 229 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sancionado con una pena privativa de libertad de uno a tres años.

Cronología de los hechos:

          16 de noviembre de 2015. Francisco Javier Cajigas Botina, ciudadano  colombiano de 33 años, salió junto a Angie, su conviviente a una fiesta, en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura. Esa noche, él decidió quedarse hasta más tarde y Angie partió. Fue la última vez que su conviviente vio a Francisco con vida.

 

          17 de noviembre de 2015.  Francisco  se dirigía a su casa en estado etílico, pero no logró ingresar. Fue detenido por los policías José S., Miguel E., Edwin P., Jaime A. y Juan Carlos T., por el supuesto robo del retrovisor de un auto.  Fue llevado a la Unidad de Flagrancia de la ciudad de Ibarra y la fiscal a cargo dijo que no ameritaba la detención de Francisco y por lo tanto, lo liberaba.  Sin embargo, esto no sucedió. Los policías que lo apresaron, lo subieron a su vehículo para supuestamente regresarlo a
casa. Aseguran que lo dejaron afuera de la discoteca Aqua. No obstante, la última que se lo vio con vida fue dentro del vehículo policial.

 

          19 de noviembre de 2015. Angie denuncia la desaparición de Francisco, luego de buscar en el Hospital de la Policía Judicial, pedir información en la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Personas (DINASED) y acudir a la Corte Provincial Penal. En ninguno de los tres lugares obtuvo respuesta alguna.

 

          30 de noviembre de 2015.  Francisco fue localizado sin vida en las orillas de la Laguna de Yahuarcocha, de la provincia de Imbabura. Al no contar la provincia con un centro forense, el cuerpo fue llevado al Centro de Investigaciones de Ciencias Forenses de la ciudad de Esmeraldas.

 

          1 de diciembre de 2015.  Se realiza el registro del cadáver para efectuar la autopsia que determina que la causa de muerte de Francisco es un traumatismo cráneo-encefálico, hecho con objeto contundente.

 

          12 de diciembre de 2015. El cuerpo completamente embalado de Francisco fue  entregado a la familia, que no pudo verlo, ya que el médico legista encargado Ángel N. y el disector Leonardo F. se negaron rotundamente. El argumento fue que estaba embalado de tal manera que no lo podían abrir al ser un riesgo psicológico y biológico. La familia nunca observó su cuerpo.

 

          10 de marzo de 2016.  La familia ante las dudas que representa el caso, solicitó el Pedido de Asistencia Penal Internacional a Colombia para que se practique una exhumación con peritos especializados, tomando en cuenta el informe poco descriptivo de la Autopsia Médico Legal de Ecuador.

 

          20 de mayo de 2016. El Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), el equipo de Medicina Legal de Nariño, el antropólogo de la ciudad de Bogotá, el Fiscal asignado de Ibarra – Ecuador,   miembros de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (DINASED) y el representante del Ministerio del Interior- Ecuador informaron que el cuerpo de Francisco no tenía cabeza, por lo que la exhumación no se pudo realizar. En ese momento, la familia se enteró que su hijo fue desmembrado en Ecuador.

 

          25 de mayo de 2016.  Reunión con la dirección de la Comisión de la Verdad de la Fiscalía General del Estado, donde se les informa que: “la cabeza de Francisco estaría en custodia del Centro de Investigaciones de Ciencias Forense de Esmeraldas. Esto debido a que supuestamente un funcionario de este departamento habría olvidado incluir la cabeza junto al cuerpo en la funda que entregaron”.

 

          26 de mayo de 2016. El viceministro del Interior Diego Fuentes, dijo que “el cráneo del joven ya fue encontrado, pero no dio más detalles sobre dónde está ni qué pasó; también aseguró que ya lo entregaron a la familia”< /i>, así lo registra el diario El Comercio.

 

          6 de junio del 2016. Familia Botina presenta denuncia por el delito de alteración de evidencia y elementos de prueba.

 

          7 de junio de 2017. Audiencia por alteración de evidencia en la desaparición del cráneo de Francisco Cajigas. El juez de la Unidad Judicial de Esmeralda César Cortez dictaminó 90 días de instrucción fiscal por el delito de alteración de evidencias y elementos de prueba contra los tres funcionarios públicos antes mencionados.

 

          23 de enero de 2018. Audiencia de evaluación y preparatoria de juicio.

Al momento, el cráneo de Francisco todavía no ha recibido santa sepultura como lo pide su familia. La cabeza se encuentra en Bogotá para estudios de ADN con el objetivo de verificar si el cráneo encontrado pertenece a Francisco y para recuperar las evidencias que fueron perdidas por el lavado del mismo.

Por este hecho, también se encuentra abierto un proceso penal por el delito de desaparición forzada y ejecución extrajudicial, delitos considerados como graves violaciones de derechos humanos, en contra de los cinco policías que detuvieron al joven colombiano el pasado 17 de noviembre. El caso se encuentra en la Fiscalía de Ibarra.

 

Andrés Botina, hermano de Francisco en los exteriores de la Fiscalía, en Quito. 

 

 

 

Post Relacionados