Inicio Nacional La Corte Nacional de Justicia inadmite recurso de casación en caso Juliana Campoverde

La Corte Nacional de Justicia inadmite recurso de casación en caso Juliana Campoverde

Por Yuli Gaona
592 Visitas

El Tribunal de Casación de la Sala Penal, Penal Militar, Penal Policial y Tránsito de la Corte Nacional de Justicia  inadmitió  por unanimidad el recurso de casación solicitado por el pastor Jonathan Carrillo, quien fue condenado en julio de 2019  a cumplir 25 años en prisión por secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde, desaparecida el 7 de julio de 2012, en el sur de Quito. Así lo notificó la Corte la tarde de ayer, 16 de noviembre de 2020. 
La decisión se basó en la falta de justificación de la supuesta vulneración constitucional, es decir, que la defensa de Jonathan Carrillo debía demostrar  por qué el fallo de primera  y segunda instancia no era razonable, lógico o comprensible.  Por esto, el Tribunal indicó que, el acusado se limitó a exponer de forma general la transgresión y por ende, las alegaciones no fueron aceptadas. Al no ser admitido este recurso, la sentencia de la Corte Provincial de Pichincha emitida en mayo de 2020, y la sentencia del Tribunal de Garantías Penales del 26 de noviembre de 2019 deben ejecutarse. 
Las medidas de reparación dadas en primera y segunda instancia fueron:
Corte Provincial de Pichincha 

  1. La continuidad de la búsqueda indefinida del cuerpo de Juliana Campoverde que se reactivará luego de la respectiva coordinación con el Ministerio de Gobierno.  Esta entidad debe disponer las unidades correspondientes para continuar con la búsqueda de los restos de Juliana para lo cual debe habilitar un programa de recompensas con monto económico, así como la difusión para obtener información verdadera y comprobable sobre el paradero de los restos de Juliana. Esto se mantendrá vigente hasta cumplir con la entrega de los restos de la joven.
  2. Como garantía de no repetición se ordenó la investigación de la Iglesia evangélica “Oasis de Esperanza” (donde laboró el pastor Jonathan Carrillo, acusado del delito contra Juliana) o de cualquiera que sea su nombre actualmente y el cierre de esta institución en el caso de no estar legalmente establecida.
  3. Como medida de no repetición, llamada de atención a los fiscales y agentes investigadores que actuaron de manera negligente durante la investigación del caso y pedido de realizar de manera más diligente los procesos de investigación posteriores.
  4. Como medida de memoria, la colocación de una placa de la memoria a cargo de la Iglesia Evangélica Cuadrangular ubicada en la ciudad de Guayaquil.

Tribunal de Garantías Penales de Pichincha 
El Tribunal de Garantías Penales, el 26 de noviembre de 2019, ratificó la culpabilidad de Jonathan Carrillo por el delito de secuestro con resultado de muerte de Juliana y lo condenó a una pena privativa de libertad de 25 años y se dictó cuatro medidas de reparación.

  1. Cien miles de dólares de indemnización por el daño material e inmaterial a la familia. 
  2. Ofíciese a la Secretaría Nacional de Planificación y a la Secretaría de la Presidencia de la República a fin de que el ente rector de Cultos en el Ecuador conociendo un extracto del presente caso implemente un Registro de Pastores, Pastoras, Líderes Religiosos, Ministros y Ministras de Cultos.
  3. Ofíciese a la Iglesia del Evangelio Cuadrangular del Ecuador disponiendo el retiro inmediato del nombre “Iglesia Oasis de Esperanza” de esta comunidad y dejando prohibido el uso de este nombre para iglesias de esta denominación.
  4. Ofíciese a la Fiscalía General del Estado y a la Policía Nacional del Ecuador a fin de que los servidores públicos y policiales como parte de su formación institucional se les imparta talleres y cursos en Género y Derechos Humanos.

Contexto
Juliana desapareció el 7 de julio de 2012. Ella y su familia habían pertenecido a la Iglesia Evangélica “Oasis de Esperanza” en el sector de la Biloxi, al sur de Quito. Por la influencia ejercida en las decisiones personales de miembros de la familia, especialmente en Juliana, decidieron abandonar la congregación.
El día de su desaparición, la joven y su madre se encontraron con Jhonathan, pastor evangélico de la iglesia a la que asistían, quien había creado un perfil falso para acercarse a la joven. Su madre intentó al día siguiente, 8 de julio de 2012, presentar la denuncia de desaparición. Sin embargo, no recibió la atención debida. 
Cinco años después, el 5 de septiembre de 2018, se dictó prisión preventiva contra Jonathan  por delito de secuestro extorsivo y se inicia la fase de instrucción fiscal. El pastor evangélico cambió en varias ocasiones su testimonio acerca de su encuentro con Juliana y los hechos posteriores, pero el 10 de noviembre del 2018, tras 6 años de supuesto sigilo, Jonathan en la última reconstrucción de los hechos, dijo que Juliana murió en sus manos por una caída accidental y que arrojó su cuerpo en la quebrada Bellavista, al norte de Quito.
Ver cronología: aquí 
Contacto de prensa:
0992058210

Post Relacionados