Inicio Nacional Ligas de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se reunieron con la presidencia de la CIDH

Ligas de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se reunieron con la presidencia de la CIDH

Por Yuli Gaona
265 Visitas

                                                                                    

 

Comunicación Inredh

09/03/2018

Ligas de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se reunieron con la presidenta de la CIDH

 

 

 

Organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos de Ecuador, Colombia, Perú, Argentina, Bolivia y México se reunieron con Margarette May Macaulay, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  y Soledad García Muñoz, relatora  especial sobre derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA), en el marco de período de sesiones 167 de la CIDH, que se desarrolló en la ciudad de Bogotá.

 

Las organizaciones de la sociedad civil que se reunieron con las comisionadas pertenecen a la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), que se encuentra en 112 países del mundo y 33 organizaciones afiliadas están en América.

 

En la reunión con la presidenta, las organizaciones de la Fidh expusieron tres problemas urgentes sobre violaciones de derechos humanos que deben ser abordados: la corrupción y su incidencia en los derechos humanos; las actividades de las empresas y derechos humanos; y, justicia, memoria y verdad sobre graves violaciones a los derechos humanos.

 

 

 

La primera en tomar la palabra, fue Erika Gómez, del Comité por la Defensa de los Derechos Humanos, Colombia, que expresó su preocupación sobre los casos de corrupción y como estos afectan y se vinculan a los crímenes y violaciones de derechos humanos que terminan en grandes índices de impunidad, por la falta de agilidad en el sistema de justicia, lo que consiente la no reparación de las víctimas.

 

Además, esta situación se empeora
cuando no solo se encuentra inmerso el Estado con los actos de corrupción, sino que las empresas también se suman a ello. Patricia Carrión, de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu), Ecuador, dijo que las empresas extractivas que se ubican en zonas vulnerables en complicidad con el Estado vulneran el derecho al territorio y a la vida de las comunidades; por ende, defender el territorio se vuelve un riesgo para la persona defensora de derechos humanos.

 

Por otra parte, Daniel Véjar, de la Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (Inredh), Ecuador, relató que a nivel regional se ha identificado que existe una falta de verdad, justicia y memoria en los casos de graves violaciones de derechos humanos. “Existen muchas trabas en la investigación de los casos, lo que hace que continúen impunes, igualmente las recomendaciones de la Comisión como las sentencias de la Corte Interamericana han tenido obstáculos para ser implementadas en los países, lo que hace difícil la reparación integral a las víctimas, como es el caso de desapariciones”.

 

Tras escuchar las intervenciones, la relatora Soledad García Muñoz, precisó que es importante que se empiece a dar un fuerte enfoque social y en base en los DESCA para cada uno de estos problemas, ya que afecta a estos derechos en sus distintas formas, especialmente a las personas y poblaciones más vulnerables; sin embargo, aseguró que la Comisión no tiene datos, ni indicadores que ayuden a dar luz a la gravedad de estos problemas.

 

Finalmente, Harold Burbano, de Inredh, enfatizó que las organizaciones de la FIDH realizan un trabajo multidisciplinario e intertemático en materia de derechos humanos en la región de América lo cual podría enriquecer el trabajo de la Comisión.

 

Enfatizó además que se podría asumir algunos compromisos con la CIDH, como por ejemplo el elaborar periódicamente talleres o seminarios en conjunto; apoyar en el litigio estratégico que promueve la CIDH, utilizando la experticia de cada organización, por lo que podrá proveer a la Comisión una lista de las organizaciones para que al momento que se identifique una víctima este pueda apoyar desde las especificidades organizacionales.

 

Por otra parte, las organizaciones de la FIDH también plantearon el poder ayudar a la Comisión en sus litigios ante la Corte a través de Amicus Curia que aporten a la construcción de estándares interamericanos a los derechos de la gente en sus territorios, además, aportando información veraz y verificada para la construcción de informes temáticos.

 

Sociedad civil
 

También en la reunión participaron organizaciones de la sociedad no miembros de la FIDH. Ana Vera, de la Fundación Surkuna, dijo que día a día las mujeres en Ecuador luchan contra la falta de acceso al sistema de justicia en varios campos. Uno de ellos, los conflictos socio ambientales que genera la criminalización de las mujeres defensoras de sus territorios, la falta de acción frente a la violencia contra las mujeres y el aumento de la trata y como consecuencia de ello, el embarazo forzado y la denegación de los servicios de salud.

 

Además, precisó que los obstáculos estructurales tienen que ver con la falta de capacitación sobre los temas que abordan enfoques de género, con la existencia de tipos penales que no son adecuadas para garantizar el acceso a la justicia de las mujeres, como un tipo penal para investigar las desapariciones forzadas sobre todo en mujeres jóvenes de entre 17 y 25 años.

 

Por su parte, Cayetana Salao, de Taller Comunicación Mujer, relató que para las mujeres ha sido muy duro visibilizar la existencia de clínicas de deshomosexualización en contra de las personas LGBTI. “Hemos venido reportando desde el 2000 la existencia de estas clínicas que ofrecen curar la homosexualidad en Ecuador –dice Cayetana-. Hemos denunciado esto, tanto a la relatoría DESCA, a la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) y al Examen Periódico Universal (EPU), de Naciones Unidas, pero el Estado ecuatoriano poco o nada ha hecho para erradicar estas prácticas con una serie de dificultades y barreras en el acceso a la justicia, el ejercicio de los estereotipos y prejuicios con las personas LGBTI.

 

Ante esto la presidenta Margarette May Macaulay, manifestó su agradecimiento por el trabajo que vienen realizando estas organizaciones de la sociedad civil y transmitirá toda esta información a la secretaria de la Comisión Interamericana y a todos los que corresponda, ya que es información muy valiosa y muy agradecida por aportar información para la realización de informes temáticos de la Cidh.

 

Soledad García Muñoz, relatora de DESCA, alentó a estas organizaciones de la FIDH a seguir en la lucha, ya que son fuentes importantes de información para la Comisión Interamericana y que sin estas organizaciones, la Cidh, no podría seguir adelante.

 

 

Post Relacionados