Inicio Nacional Manifiesto por las víctimas del paro nacional de octubre 2019 y contra la represión del Estado ecuatoriano

Manifiesto por las víctimas del paro nacional de octubre 2019 y contra la represión del Estado ecuatoriano

Por Voluntarix
301 views

En un país donde las vulneraciones de derechos humanos se han convertido en un accionar histórico de los gobiernos, resulta fundamental visibilizar las exigencias y necesidades de la gente. Y Ecuador no ha sido la excepción, hemos visto diferentes movilizaciones sociales con el fin de defender derechos, con una determinación que ha permitido la reivindicación de los mismos. 

Y precisamente hoy, 13 de octubre de 2023, recordamos uno de los tantos hechos que han marcado la trayectoria política y social de Ecuador y su denominador común: la represión del Estado ecuatoriano, utilizada para aplacar las exigencias ciudadanas durante las protestas sociales. ¡Hoy conmemoramos a las y los luchadores sociales que perdieron su vida, al defender sus derechos y los de la población ecuatoriana empobrecida, durante el paro nacional en Ecuador, de octubre 2019! 

Fueron 11 días de manifestaciones contra las medidas antipopulares implantadas por el gobierno del expresidente Lenín Moreno, suscitadas entre el 3 y 13 de octubre de 2019, los que dieron como resultado la lamentable pérdida de Edison Mosquera, Silvia Mera, José Chaluisa, Marco Oto, Segundo Inocencio Tucumbi, Gabriel Angulo, Abelardo Vega, Raúl Chilpe y Edgar Yucailla, ocho hermanos ecuatorianos y una hermana ecuatoriana que no regresaron a sus hogares y no volvieron con sus familias. 

Pero ellas no son las únicas personas afectadas por la violencia desmedida. Aquí también recordamos a las 6 víctimas mortales del paro nacional de junio de 2022 en Ecuador: Byron Guatatuca, Henry Quezada, Johnny Félix, Franco Íñiguez, José Villa y Juan Sisalema. En este contexto también falleció el militar José Chimarro. 

Estas son las víctimas más recientes de los abusos de autoridad del Estado, pero no debemos obviar que este tipo de vulneraciones suceden constantemente bajo la complicidad de varias instituciones estatales y es por eso que recordamos otros casos de víctimas de la represión como los hermanos Restrepo, el fotógrafo chileno Julio García o Edison Cosíos, estudiante del colegio Mejía de la ciudad de Quito. 

Bajo estos contextos de represión policial o militar, es imperante recordar que varias personas fueron víctimas mortales a causa del ataque de armas que han sido catalogadas como “no letales”; sin embargo, de la manera que fueron utilizadas, causaron la muerte en casos como el de Byron Guatatuca, quien falleció por el impacto de una bomba lacrimógena en su cráneo, y Henry Quezada, fallecido por el impacto de perdigones en su cuerpo que le causaron una laceración pulmonar. Ambas muertes se dieron en el contexto del paro nacional de junio de 2022. 

Asimismo, hemos identificado otras prácticas como el gran número de personas heridas en órganos vitales como sus ojos, causando una discapacidad o daños irreparables. De acuerdo a registros de la Defensoría del Pueblo de Ecuador (DPE), 1340 personas resultaron heridas durante el paro nacional de 2019, mientras que la Alianza por los Derechos Humanos de Ecuador menciona que, en el paro nacional de 2022, se registraron 318 personas heridas.  

Desde la Fundación Inredh, como una organización de derechos humanos que acompaña las luchas sociales y a las víctimas de violaciones de derechos humanos:  

  • Nos solidarizamos con las víctimas directas e indirectas quienes se mantienen a la espera de justicia y celeridad de los procesos investigativos que den con los responsables de las muertes y afectaciones. 
  • Nos unimos a sus exigencias por verdad, justicia y memoria, para que sus casos no queden en la impunidad. 
  • Exigimos al Estado ecuatoriano que reconozca su responsabilidad por las graves violaciones a los derechos humanos producidas en estos contextos de protestas sociales, que se traducen en vidas perdidas, familias destruidas y daños causados a las personas heridas.  
  • Exhortamos a las autoridades pertinentes a que garanticen la debida investigación en la búsqueda de la verdad de estos hechos. Además, exigimos cumplir con todas las medidas de reparación necesarias para compensar los agravios ocasionados en la población, a sabiendas que ningún acto o compensación puede reemplazar el vacío dejado por la pérdida de una vida. Sobre todo, solicitamos medidas de no repetición que permitan levantar la memoria de las personas asesinadas por la represión estatal y que sus nombres sean recordados por lo que son: luchadores y luchadoras por una vida digna, en todo el amplio sentido de la dignidad humana. 

Finalmente, rechazamos todo tipo de accionar del Estado ecuatoriano que, en lugar de generar la garantía de los derechos de la ciudadanía, intenta imponer un clima de represión y así someter a la sociedad en la agenda política de turno.  

Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos – Inredh

Contacto de prensa: 

Comunicación Inredh – 099 205 8099

Post Relacionados